Aznar y Aguirre intentan salvarse la imagen con la retorica “anticastrista”

Mientras la investigación en casos de corrupción involucrando a dirigentes del Partido Popular parece dirigirse hacia su yerno Alejandro Agag, el ex presidente del gobierno español José María Aznar y su vieja cómplice, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se refugian en su show “anticastrista” y en la red falangista que la promueve para salvar su imagen.

Así fue como estos dos representantes estelares de la extrema derecha española se aparecieron hace unos días en la presentación del último panfleto del terrorista prófugo Carlos Alberto Montaner, en la cual el viejo propagandista formado por la CIA repite sus teorías estrujadas sobre el socialismo.

Montaner quién almacenaba en la casa de sus padres, en La Habana, los explosivos que proveía la CIA – lo confirmó Antonio Veciana, fundador del grupo terrorista Alpha 66 – se vio luego asignar&nbsp tareas en Madrid en esta misma época cuando la Compañía iba penetrando, en una operación de infiltración masiva, la inteligencia militar española.

Disfrutó la España franquista al punto que se quedo definitivamente en la península, encargándose de montar un circuito de difusión de propaganda anticubana y distintos grupúsculos, con financiamiento del Departamento de Estado, la CIA y los órganos correspondientes de los sucesivos gobiernos yanquis.

El personaje, que no titubeó en situar petardos incendiarios en cines y tiendas de La Habana y se incorporó a una unidad mercenaria de la US Army, explica en su obra nada inmortal como “el altruismo abstracto del comunismo” se enfrenta “al altruismo selectivo del ser humano”.

AZNAR, EL HOMBRE DE MIAMI

Aznar, hoy jefe vitalicio de la Fundación para el Análisis y los Estudios (FAES – cuya sigla se refiere a la FAlange ESpañola) siguió una trayectoria no muy distinta asociándose de joven político a las orientaciones de la Embajada norteamericana que lo “casó” en 1996 al mecanismo mafioso de Miami. Se sabe como su maquinaria electoral fue engrasada por sus socios de la Florida a cambio de la venta desastrosa de la corporación gubernamental Sintel.

Esta misma familia criminal miamense del ex leader de la derecha española participó en la conexión corrupta que hoy vincula cabezas visibles del Partido Popular a transacciones inmobiliarias dudosas en el Sur de la Florida.

El ex “Presidente de España” (según el disparate de Jeb Bush) retomó la retorica más primaria del departamento de Estado contra Cuba, denunciando con&nbsp la histeria característica de los enemigos de la Isla "los inexplicables intereses del Gobierno español” en normalizar sus intercambios con la Isla.

Aznar se apareció en el acto con su esposa, Ana Botella, la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid y también dirigente del PP. Coincidentemente, Botella fue jefa de la Fundación Iberoamérica-Europa, organización acusada de desaparecer cientos de miles de euros en subvenciones de la Unión Europea destinados a un proyecto comunitario en El Salvador.

Esperanza Aguirre, también fuertemente conectada al circuito mercenario de Miami tiene unos cuantos cadáveres que mantener en el closet, de acuerdo con fuentes bien informadas.

En su recuperación del tema Cuba para repellar su reputación dañada, la presidenta que ya se proyectaba como jefa del PP, se organizó el primero de febrero una fracasada manifestación anticubana a la cual los neonazis del Frente Nacional y de Alternativa Española -representantes en España del neofascismo europeo- fueron los más entusiastas en acudir.

CONVIRTIÓ A ROTA EN PORTAVIÓN DE LA CIA

El gurú de la democracia Aznar es quién firmó en el 2001 los acuerdos que convirtieron a la base de Rota en la principal de Estados Unidos para sus operaciones en el Mediterraneo y Africa.

Según el reciente publicado libro “La CIA en España” del investigador español Alfredo Grimaldos, estos textos ampliaron la cobertura legal para que actúen en España los servicios de inteligencia norteamericanos.

El articulo 12 del principal convenio entonces firmado, permite a los agentes yanquis investigar “no solo sus compatriotas sino también a ciudadanos españoles o de terceros países siempre que se sospeche que sus actividades puedan afectar a personal o bienes estadounidenses”.

La iniciativa de Aznar, gran predicador de los derechos humanos, abrió grande la puerta de los secuestros y “rendiciones” que luego provocaron la desaparición de numerosos individuos considerados sospechosos por los servicios especiales del Imperio.

ASESOR DE LA DERECHA GOLPISTA VENEZOLANA

Hace unos días, en otra de sus iniciativas democráticas, Aznar recibía en la sede de la FAES en Madrid un grupo de opositores golpistas de Venezuela a los cuales dio sus instrucciones.

Comparecieron en su gabinete&nbsp el presidente de Primero Justicia, Julio Borges; el presidente de Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza (enviado de Manuel Rosales) y el presidente de Copei, Luis Ignacio Planas.

Aznar, Aguirre y Botella se ven actualmente asociados con varios de los implicados en la trama de corrupción que salpica el PP, entre los cuales el principal imputado, Francisco Correa, Mister Miami, y el ex socio del yerno Agag, Jacobo Gordon, así como a un tercero cómplice, el ex consejero Alberto López Viejo.

Según los observadores, la relación de Alejandro Agag con los tres ha sido demasiado intensa para que los Aznar no hayan tenido conocimiento del carácter criminal de sus actividades.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS