Azkuna (PNV) minimiza la pitada de la final de Copa y apoya al Rey

&nbsp …Sin embargo, PSOE, PP y el jeltzale Iñaki Azkuna intentan restarle importancia. Unos diciendo que no fueron tantos y otros, como el alcalde de Bilbo, añadiendo que «el oficio» del monarca está por encima de tan expresivas protestas populares.

Otra final de Copa con vascos y catalanes de por medio y otra enorme pitada a los reyes y al himno de España. Ocurrió con el fútbol en Valencia y se repitió el domingo con el baloncesto en el BEC. Esta vez TVE no pudo cortar para ir a publicidad, así que se limitó a subir el sonido del himno y bajar el de ambiente. Pero la protesta se impuso.

Se constató que una mayoría de los asistentes se sumó al abucheo, y así se recogía ayer en la mayoría de las crónicas periodísticas. Parafraseando el tradicional cuento de Hans Christian Andersen, todos pudieron ver que el Rey iba desnudo, pero PSOE, PP e Iñaki Azkuna se empeñaron ayer en hacer creer que vestía elegantes ropajes.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, dijo que no se debe «confundir una anécdota puntual con los aplausos reiterativos y el apoyo claro y contundente que la Casa Real tiene en España». La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también quiso restar importancia al hecho, aunque mostró ante ello «su condena más absoluta y tajante». Y luego insistió en que «hay que extraer algo positivo, porque ha cambiado el clima político en el País Vasco; los Reyes estaban allí disfrutando un partido de la Copa del Rey». Pitados y abucheados, pero disfrutando.

Aclara el portavoz del PP en la CAV, Leopoldo Barreda, que quienes armaron la escandalera que en el pabellón hizo inaudible el himno son «una minoría radical y fanática». Y su jefe, Antonio Basagoiti, tiene la solución: «Esto se acabará cuando PSE y PP lleven varios años gobernando, sembrando entendimiento y sin contar mentiras sobre España». «La próxima vez que venga el Rey habrá más tranquilidad», auguró.

El lehendakari, Patxi López, dice que a él, aunque «no se mueve por los himnos», no le «gustan las faltas de respeto».

Iñaki Azkuna, siempre tan campechano, asegura que «alguno le pitaría, pero la mayoría de la gente no». «Hagan el favor, hombre. No le den tanta importancia a eso, porque el Rey tiene un oficio ya impresionante», apuntó el alcalde de Bilbo, para después pedir a los periodistas que vean alguna vez «la bondad y no la maldad de las cosas».

GARA: Opinión:

La sordera de Azkuna y el «oficio del Rey»

Las declaraciones de Iñaki Azkuna quitando importancia a la pitada al monarca español en la final de Copa de baloncesto el pasado domingo en el BEC, además de revelar el grave problema auditivo que padece el alcalde de Bilbo, resultan como mínimo sorprendentes. No se comprende muy bien la encendida defensa que Azkuna hace del monarca español, la defensa de una institución que representa la negación de la soberanía vasca que el partido de Azkuna dice reclamar, ni que minimice, coincidiendo con PP y PSOE, el clamoroso rechazo popular que suscita esa Monarquía. Según Azkuna, no tiene importancia que en un partido de baloncesto -y no en una concentración por la independencia- la mayor parte de los espectadores reciban con una sonora pitada al jefe del Estado y la repitan cuando suena el himno español. No tiene importancia porque, en palabras de Azkuna, «el Rey tiene un oficio ya impresionante». En efecto, difícilmente se puede discutir el oficio de ese rey que merece el apoyo de Azkuna. Como para no tenerlo quien en 1969 fue nombrado por las Cortes franquistas -donde juró las leyes y principios del régimen- sucesor del jefe del Estado, tal y como éste había decidido, y cuando Francisco Franco se encontraba enfermo, a partir de setiembre de 1974, asumió su cargo de forma interina. Sin duda, un «oficio impresionante».

http://www.gara.net/paperezkoa/20100223/184505/es/La-sordera-Azkuna-oficio-Rey

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS