Ayuntamiento de Madrid aprueba un «DNI municipal» para los inmigrantes en situación irregular

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este pasado viernes, con los votos de Ahora Madrid, el PSOE y el voto de calidad de la regidora una «tarjeta de vecindad», que funcionará a modo de «DNI municipal» para los inmigrantes en situación administrativa irregular.

La propuesta del Partido Socialista busca avanzar en la integración social de las personas inmigrantes y reforzar los lazos con la comunidad de «personas que están fuera del sistema a pesar de vivir a nuestro lado», según explicó la portavoz del PSOE-M Purificación Causapié el miércoles.

Con la tarjeta de vecindad, el PSOE no quiere dar privilegios sino «evitar discriminaciones» facilitando el acceso de la población inmigrante a los servicios municipales y sacar a las personas de la economía informal.

El Ayuntamiento suscribirá un convenio de colaboración con asociaciones de inmigrantes para promocionar el empadronamiento, establecerá un protocolo para la difusión y trámite de la tarjeta y buscará un acuerdo con el Consorcio de Transportes regional para el sea identificación suficiente para solicitar abonos de transporte público.

Según Causapié, la tarjeta puede facilitar la regulación administrativa posterior, pues algunas de estas personas, como explicó la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo Marta Higueras carecen «de documentación válida que pruebe su identidad», lo que supone una primera barrera y una fuente de exclusión.

Tras una enmienda transaccional de PSOE y Ahora Madrid podrán ser usuarios de la tarjeta tanto las personas empadronadas y quienes sin serlo demuestren arraigo y el objetivo es que en el futuro se extienda a todos los habitantes de Madrid para centralizar el acceso a los servicios municipales.

Para Ciudadanos la tarjeta invade las competencias del Ministerio del Interior y crea confusión, tal y como expuso en la anterior sesión la edil Ana Domínguez, para quien llamarla documento municipal de identificación «es engañar» haciendo creer a las personas inmigrantes «que les otorgan un salvoconducto» cuando en España sólo existen tres documentos de identificación.

Según Miranda, una tarjeta multiservicio es una buena idea, no novedosa, que Ahora Madrid y el PSOE «pervierten».

Por su parte el concejal del PP Percival Manglano consideró que con esta tarjeta el Ayuntamiento da a entender que los inmigrantes en situación irregular no pueden empadronarse en Madrid algo «absolutamente falso» y que la medida se dirige a quienes no tienen ninguna documentación, a quienes no sabe cómo va a identificar el Consistorio.

La primera teniente de alcalde ha respondido en la sesión de hoy sosteniendo que la tarjeta no puede dirigirse sólo a los empadronados porque el objetivo social más importante es «permitir la identificación de las personas más vulnerables».

La medida se ha aprobado con el voto de calidad de la alcaldesa Manuela Carmena, necesario al no acudir al Pleno tres ediles, Sofía Miranda (C’s), Antonio Miguel Carmona (PSOE), por estar ambos de viaje y la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer.

Agencias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS