Ayer huelga general.

Ayer huelga general.

La huelga general de ayer fue seguida en la totalidad de Euskal Herria si bien y atendiendo a los medios de comunicación esta fue muy desigual en todas y cada una de las zonas sumadas a esta.

En estos casos la experiencia de muchos años nos dice que nunca sabremos la verdad total atendiendo al discurso de unos y otros según los intereses que estos representan, así para LAB, sindicato abertzale que se sumo a la misma, ha sido todo un éxito y para PNV, partido político siempre en contra de toda manifestación popular y reivindicativa, fracasada según su propio presidente Iñigo Urkullu.

No es la primera vez que los medios de comunicación han sido denunciados o condenados por hacer una lectura parcial de una huelga contraria a los intereses del poder que los sustenta y esta claro que todos, o casi todos, los poderes son contrarios al sentir, pensar y/o hacer de la Izkierda Abertzale, no es extraño leer hoy en estos medios de comunicación “escaso éxito”, “fracaso”, “nula incidencia”, “poca repercusión”… y un largo y repetido repertorio que no dan mas datos y que seguramente no mandaron a ninguno de sus profesionales a cubrir la noticia.

No es tan importante el numero de personas que secundaron la huelga, los motivos por los que la apoyaron, incluidos en estos la acción de algún que otro piquete, o los de aquellos que se opusieron a ella, incluidos los muchos “piquetes” legales que también pudieron sufrir, lo que verdaderamente debería airearse son los motivos que ha llevado a la Izkierda Abertzale a hacer un llamamiento a una huelga general en un tiempo en el que la sociedad esta anestesiada y es tan difícil moverla de su bienestar personal.

Estos motivos, el estado de excepción que pende sobre Euskal Herria desde las espadas de la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional, el poder desde el PSOE, la oposición desde PP, o la servidumbre agradecida desde PNV y UPN, todos ellos manejando, o amenazando, los medios de comunicación que hoy solo se quedan con el discurso y los titulares que quienes tienen tantas razones para no entrar en detalle, como motivos para acallarlas.

El delegado del gobierno en la CAV llego a calificar la huelga general como ilegal. Luesma ha denunciado que la 'denominada' izquierda abertzale 'busca la violencia y el chantaje en su convocatoria de huelga general ilegal para mañana', en protesta por la ilegalización de ANV y PCTV.

El consejero de justicia del gobierno de la CAV la huelga no existió porque su departamento no había recibido comunicación oficial de su convocatoria. Para este singular consejero lo mas reseñable era que los sindicatos reflexionen sobre el uso de esta “herramienta” propia de luchas sindicales para trasladarla a la reivindicación de motivos políticos.

Para el portavoz de Aralar la convocatoria no fue apoyada por su grupo por haber sido realizada de forma unilateral sin contar antes con ellos.

Para Xabier Lapitz, fiel portavoz en Radio Euzkadi de PNV, acaba de declarar que mas analizar el éxito o el fracaso de la huelga en si “nos vamos a quedar con los 25 detenidos habidos”, periodismo de alta escuela como se puede apreciar.

Para Sanz el llamamiento a una huelga constituye o forma parte de la estrategia de la violencia por la violencia.

Y así podríamos añadir cientos de referencias y/o declaraciones que minimizan, ¿tratan de minimizar?, la respuesta en al calle por parte de un colectivo demasiado importante para ignorarle y sus razones para salir a la calle en estos tiempos de descalificaciones, amenazas, persecución, encarcelamientos y hostias, en esto se empleo fiel al discurso de quien les manda.

Y, por aquello de las dos caras de la moneda, me hago eco de la información que ofrece Gara cifrando en mas de cuarenta mil personas secundando la huelga, los veinte detenidos, que tanta fe le dan a Lapitz, y los mas de treinta contusionados por las democráticas maneras esgrimidas por las fuerzas policiales movilizadas para impedir el desarrollo de esta.

En palabras de Rafa Diez, delegado del sindicato LAB, el estado, en concreto el PSOE, tiene «una enfermedad con Euskal Herria» y aseguró que con actuaciones represivas como las de los últimos tiempos demuestran la «debilidad democrática para abordar el conflicto político en términos estrictamente democráticos».


He leído este lema para la huelga general de ayer «No a la violencia de persecución, no a la ilegalización de las ideas. Stop al estado de excepción. Independentzia aurrera, Euskal Herria kalera». Creo que por si solo era mas que justificada la respuesta que ayer se dio.

Yo ayer me sume a la huelga y en Donostia, Intxaurrondo, Herrera, Gros, Parte Vieja y Centro vi una ciudad paralizada, si exceptuamos la presencia perpetua de la ertzaintza y un total de cinco establecimientos en Gros y Centro.

2008 febrero 15
Nebera (Intxaurrondo)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS