Aurrera!

Publicidad

Después de tantos años agotadores, de tanta violencia democrática, de tanto ver derrumbarse&nbsp libertades, tenemos ahora mismo brotando entre los escombros de esta realidad descuartizada por políticos raposos, una esperanza nueva llevada a hombros por un pueblo entero que no sólo quiere paz, también quiere soberanía y también quiere ver en casa a sus presos y a sus ideas bien&nbsp protegidas.

Es decir, lo quiere todo, por eso ha tomado la palabra.

Y en un escenario político como el que hemos estado sufriendo, de hostigamiento, persecución, tortura, muertes aparecidas en morgues extranjeras, dispersión de presos, cárcel y un sinfín de instrumentos estatales puestos al servicio de verdugos nombrables y anónimos para callar la voz inmensa de este país pequeño, ahora mismo vivimos una extraña primavera brotando a contra cielo y todo lo que se diga en contra de esto, carece de argumentos sostenibles por el sentido común, han perdido la razón por los laberintos&nbsp de sus leyes, de sus trampas, de sus falacias… un pueblo entero asoma a pesar de este sanguinario reino que nos gobierna.

Y así vamos, rabiosamente alegres, hemos ganado ya mucho futuro, hemos andado ya mucho camino, hemos puesto contra las cuerdas su sangrante democracia, ha costado dolor, represión, pero las urnas al fin, van a explicar en su propia lengua, lo que desde tiempo atrás hemos estado diciendo a pesar de las cadenas y de las mordazas.

Para llamarse pueblo, este pueblo quiere lo que le falta: paz, justicia, libertad y democracia.

Silvia Delgado

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More