ATENTADOS, S.A. (una reflexión, una conclusión y un mensaje para los jueces)

ATENTADOS, S.A.
(una reflexión, una conclusión y un mensaje para los jueces)

En las películas de James Bond hay un tema recurrente que han utilizado otras producciones de ficción: una «mente maligna» (Dr. No, Spectra, etc) crea un arma mortífera y a cambio de no emplearla contra algún país demanda una importante suma de dinero a cambio.

Una extorsión mafiosa, pero de dimensiones gigantescas.

Aquí en España conocemos la versión más «provinciana» de la extorsión: Eta amenaza por carta a empresarios para que paguen el «impuesto revolucionario».

Otra extorsión mafiosa, a nivel individual.

En ambos casos lo interesante del fenómeno es que la «mente maligna» o el terrorista puede demostrar (o no) su poder si a cambio la víctima hace cierta cosa: pagar, por ejemplo.

Sin embargo, en el caso del 11-S (está demostrado) hubo gente (a la que no se ha llegado a identificar) que se embolsó varios miles de millones sin recurrir al método mafioso… no hubo extorsión. Directamente se fue a la demostración de fuerza, pero sin extorsión de por medio para evitar la masacre.

La diferencia está en el mercado de futuros: un instrumento financiero que jamás pudo imaginar la mente fértil de Ian Fleming creador del mítico 007. Con el mercado de futuros Spectra no necesitaba amenazar a los gobiernos o a las grandes corporaciones. Simplemente comprando opciones de futuros y ejecutando la acción criminal el día que le apetezca. Sin avisar. Como Al Qaeda.

¿Cómplices?. Principalmente el propio sistema financiero que crea burbujas especulativas sin transparencia a la fiscalidad de las transacciones. Se podría seguir el rastro. Pero no se quiere. Justificaciones mil… pero en el fondo sería tocar un tabú del sistema. Esto es como el registro de armas de fuego en EE.UU. Se podría seguir el rastro y pedir antecedentes de los que compran armas antes de que compren. Pero no se quiere. Justificaciones mil… pero en el fondo sería tocar un tabú del sistema.

Conclusión: con estos tabúes tendremos Al Qaeda para mucho tiempo…

A los jueces: rompan los tabúes de opacidad del sistema financiero internacional y acabarán con Al Qaeda.


El Palleter

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS