Asturies: el TTIP de ninguna manera

Publicidad

Ls canciones de Arturo y Viveca, magníficas: un narcocorrido contra los TLCs y el universal Todo Cambia.

Varias plataformas dijeron lo suyo con brevedad:

La campaña pola soberanía alimentaria. Oportuna por «su fecha» de luchas campesinas.

La PAH que nos dignifica frente a los desahucios .

La veteranía de la asamblea de pensionistas.

La del 22-M marchas de la dignidad.

La gente estudiantil con sus demandas y propuestas..

los trabajadores de subcontratas de Telefónica en huelga..

y la propia plataforma anti-tratados neoliberales que dijo a dos voces que…

Buenos días a todas y todos. Gracias por estar aquí.

Hoy, 18 de abril, Día de Acción Global, ciudadanas y ciudadanos de todo el mundo hemos salido a las calles a gritar que LAS PERSONAS Y EL PLANETA SON ANTES QUE LAS MULTINACIONALES.

Son más de 700 las ciudades del mundo en las que se han convocado manifestaciones, 550 en Europa y 50 en España. Estamos haciendo historia. Pero esta es sólo una etapa en el camino. Hace unos meses, el 11 de octubre, eramos aún unas pocas personas las que conocíamos el peligro de los tratados bilaterales de comercio e inversión. Entre todas empezamos haciendo luz donde ellos querían oscuridad; intentando crear debate público donde quieren tiranía. La tiranía del 1%. Ese pequeño porcentaje de seres humanos que acumula más de la mitad de la riqueza mundial. No hace mucho, un ilustre miembro de ese selecto grupo, nos decía que se lleva a cabo una guerra entre ricos y pobres, y que ellos van ganando.

Esta es una guerra de valores, se enfrentan la codicia y la dignidad humana. La codicia humana ha creado las grandes corporaciones y ahora son ellas, esos enormes monstruos hambrientos de beneficio económico, las que se sirven de los codiciosos para ese único objetivo. Y no les importa la miseria humana ni el daño ecológico que dejan a su paso. Su lógica fundamental es la de la mercantilización de todo, la salud, la educación, la naturaleza… hasta el agua! Su beneficio a costa de los derechos básicos y el medio-ambiente. Así ocurre cuando se anteponen las ganancias de las farmacéuticas frente al derecho a la vida, como en el tratamiento de la Hepatitis C. El conocimiento humano, debe ante todo servir al bienestar de la humanidad. No queremos su ley de patentes.

Ahora pretenden dar un golpe de estado desde la oscuridad, para robarnos la libertad de opinar y decidir entre todas, para robarnos la democracia. A un modelo de capitalismo cada vez más excluyente, la soberanía popular ya le estorba y por eso les urge blindar su poder con estos tratados. Unos tratados que son supra-constituciones, que establecen mecanismos nada democráticos por los que las transnacionales pueden influir sobre la capacidad de legislar de los Estados. Dan un enorme poder a las Corporaciones para legislar en su beneficio. Y con eso aniquilan la soberanía de los pueblos, poniendo en peligro la libertad de toda la humanidad. A nadie le sorprenderá oír, que aquí tenemos un gobierno defensor de los intereses de las grandes corporaciones. Un gobierno de lobbistas, principal impulsor del TTIP entre las naciones europeas. Tenemos que parar sus excesos y nuestros recortes.

El de los Tratados de Libre Comercio es un problema nuestro y también global. Está ahora en marcha el TTIP entre Europa y Estados Unidos, pero también y más avanzado el CETA, con Canadá. Y el TISA, que pretende la total privatización de los servicios públicos, incluidos los básicos y de forma irreversible. Así está ocurriendo ya con el decreto 3+2, que excluye a muchas y muchos del acceso a estudios universitarios; o con la privatización de los registros judiciales, que deja nuestros datos personales en manos de empresas privadas. En el ámbito del Pacífico se negocia el TPP, de enorme alcance. Y pretenden firmar otros muchos similares con países en desarrollo. No van a convencernos de su bondad con falsas palabras. Sólo son positivos… para aumentar las ganancias de los que ya tienen demasiado. Para que puedan seguir creciendo a costa destruir la naturaleza, del expolio de lo público, de anular los derechos laborales y de empobrecernos a la mayoría. Nos perjudican a todas y todos: infancia, estudiantes, personas en edad laboral, pensionistas… también a la pequeña y mediana empresa, que estará en inferioridad de condiciones frente a los estados y corporaciones, y que verá limitada su capacidad de abrirse a las economías emergentes.

Esto no es sólo un pronóstico negativista. Ya son muchos los tratados firmados con estructuras similares. El mejor ejemplo lo tenemos en el NAFTA, el acuerdo comercial que desde hace 21 años, gobierna sobre las economías de Norteamérica. Los cambios sociales que ha inducido en México, Canadá, y también EEUU, están considerados los más drásticos de la historia. Las más afectadas -como siempre las más débiles-, son las poblaciones nativas y rurales mejicanas. En todo el continente, ha aumentado de forma alarmante la brecha social y se ha sembrado miseria. El daño a su medio ambiente -y al de todos- ha crecido ante la reducción de limitaciones legales. En estos países no ha habido reformas normativas en el sentido de proteger los intereses de las personas ni el medio ambiente, sólo para beneficio de las grandes corporaciones.

Y con tal experiencia… ¿De quién surge el TTIP? Veamos a quién beneficia… a los grandes lobbies empresariales y financieros; quienes lo están negociando en secreto. Es algo intolerable en democracia. Hay un acuerdo entre la Comisión Europea y el gobierno estadounidense para mantener la opacidad. Y nos lo ocultan, porque el resultado de este tipo de tratados, es que sólo las grandes corporaciones crecen. Lo hacen en contra del interés de la mayoría, generando más y más desigualdad. Estamos a tiempo de pararlo, haciendo la luz sobre el vampiro del TTIP. Esta batalla aún está empezando. Corramos la voz. Hagamos ver a más y más gente que a la mayoría de nosotros nos perjudica; a todos los que creemos en la dignidad humana con independencia de nuestra ideología. Perjudica a asalariados y autónomos, a PYMES, a parados, a consumidores, a nuestros hijos, amigos y vecinos. Y se lo vamos a hacer saber.

Han pasado muchos años desde los inicios de los movimientos anti-globalización. Hemos perdido algunas batallas y les hemos parado en otras. Hemos aprendido que lo que perjudica a otros pueblos lejanos de la Tierra, también nos perjudica a nosotros. Qué su miseria nos afecta. Que permitirlo daña nuestra dignidad. En Europa, hemos conseguido desde los movimientos ciudadanos el desarrollo de algunas normas que nos protejan de su avaricia; que garanticen nuestra libertad de opinar y participar en la vida pública, que defiendan nuestra naturaleza, que protejan nuestra salud, nuestro derecho a la educación y la de nuestros hijos, que protejan el mundo del trabajo y defiendan que el conocimiento humano se utilice en beneficio de la humanidad. Ahora han utilizado esa gran estafa a la que llaman crisis para dar grandes pasos atrás, cuando aún quedaba mucho por avanzar. El TTIP impedirá cualquier regulación en interés de los ciudadanos, porque nuestra protección y mejora, va en contra de su libertad, su libertad de hacer negocios, de aumentar sus beneficios.

Por eso esta batalla la tenemos que ganar. No podemos permitir su avance. Vamos a generar un enorme movimiento ciudadano, que les diga con fuerza que LAS PERSONAS Y EL PLANETA SOMOS ANTES QUE SUS BENEFICIOS!

Vamos a exigirles:

¡NO AL GOBIERNO DE LAS MULTINACIONALES!

¡NO A LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO!

¡NO AL TISA!

¡NO AL CETA!

¡NO AL TTIP!

¡Y SÍ!… !A LA DIGNIDAD HUMANA Y AL MEDIO AMBIENTE!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More