Asiste Raúl Castro a apertura de nueva sede de seminario católico

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, asistió este miércoles en La Habana a la inauguración de la nueva sede del Seminario Interdiocesano San Carlos y San Ambrosio.

Durante el acto, el Arzobispo Auxiliar de La Habana, Monseñor Alfredo Petit, dio lectura a un mensaje del Papa Benedicto XVI, enviado especialmente para la ceremonia inaugural del centro de estudios religiosos ubicado en el suroeste de La Habana, en el que deseó "…un renovado vigor en el compromiso de velar por una esmerada preparación humana, espiritual y académica de los que en esta ocasión caminan hacia el ministerio sacerdotal."

El Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana; Monseñor Angelo Becciu, Nuncio Apostólico, y Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba y titular de la Conferencia de Obispos Católicos de la Isla, presidieron el acto en la institución de formación sacerdotal de la Iglesia Católica cubana.

No es una escuela, es un seminario, y esta palabra significa semillero, siembra que fructifica, dijo Ortega Alamino, al pronunciar las palabras centrales, en las cuales también aseguró que en el Seminario "se sembrará en los futuros sacerdotes el amor a Dios y a nuestro pueblo".

Agradeció al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, al Presidente Raúl Castro Ruz y a las varias instancias del Gobierno que colaboraron con efectividad en el feliz término de la nueva sede.

Recordó que la primera piedra simbólicamente utilizada en su construcción, fue bendecida por el desaparecido Papa Juan Pablo II en 1988, en ocasión de su visita a Cuba.

Al hacer uso de la palabra, Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, destacó la tradición del Seminario y su influencia en la historia de la Ínsula, desde que fue fundado en 1774, dada a través de la formación de insignes patriotas cubanos.

La institución tuvo su sede, hasta el presente, en un antiquísimo claustro colonial situado en el Centro Histórico de la capital.

En la ceremonia se encontraban, además, otros dirigentes del Estado y del Partido Comunista de Cuba, obispos cubanos, personalidades de la vida cultural de la Isla, invitados de otros países, miembros del cuerpo diplomático, sacerdotes, religiosas y laicos.

Artículo relacionado en Kaosenlared El papa bendice seminario en Cuba

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS