¡ ASESINOS! – La ideología sionista (Estado de Israel), versión moderna del nazi-fascismo.

 

La complicidad,  apoyo  político y    militar de  la  llamada Comunidad Internacional contra  el  pueblo palestino  (“Ghetto de Gaza”) explica  su dejar hacer  a esta  cuadrilla  de salvajes, modernos Nazis, intolerantes, xenófobos y racistas  que representan, los  sionistas de dentro  y fuera  de  Israel.

No se  puede  confundir  al conjunto del  Pueblo    Judío con  Sionismo. 

Igualmente  no  se  puede    confundir  a  la  mayoría  del pueblo    alemán    del  año 1943,  con  el Nazismo.  Una  cosa  son    los    gobernantes y  otra muy distinta los    gobernados, aunque  los  primeros    gocen  en  un  momento  determinado  de apoyo  social  de  parte de los segundos.

El    llamado  “holocausto” lo fue  tanto  de judíos como cristianos  o musulmanes etc.  Antifascistas, comunistas, anarquistas, gitanos,  homosexuales u otros. Fue  la  Banca Sionista y otros  monopolios y su  ideología    totalitaria, lo que  también propició      la  llegada  al  poder  de Hitler  aportando  millones de  dólares que fueron  a  parar  a las    arcas Nazis.

Habrá  mucho  que  hablar  del propio holocausto  judío, provocado por el Sionismo iluminado  y fascista,  que no dudo  utilizar  bombazos y atentados  terroristas  indiscriminados para    reconducir  y  “obligar al éxodo” a  miles  de  judíos a  la “Tierra  Prometida”, Palestina.

Desde  la ocupación de Palestina en 1948  Nakba,  con    el  apoyo      de  las grandes    potencias,  no  para    el genocidio. La  “Industria  del  holocausto” muy    bien  orquestada  y  planificada  por el Sionismo,  ha  hecho lo  suyo  en la conciencia colectiva Occidental  siempre que  se    preparaba cualquier  masacre  general.

Los    planes    del    Nazi-sionismo y  del    imperialismo en general, no  se van  a  detener  aquí. Seguirán  adelante  con su nuevo  y máximo    representante en la Casa Blanca,  eso    sí,  con  TALANTE  Y TALENTO.

El  pueblo ocupado  palestino, tiene    el  derecho  incluso  al amparo  de la o­nU  (¡que  eufemismo!) a  defenderse  y resistir  (CON LAS ARMAS)    al ocupante  israelí.

Le  asiste ese  derecho    y  lo seguirá  haciendo. Le corresponde  a    los    gobernados    de todo  el  mundo, incluso  a  los  ciudadanos  de  Israel    que    también  se  mueven cada vez  más,  levantar la  voz y algo más, contra  los  propios  gobernantes y  la barbarie sionista.

 

¡Todos    somos  palestinos hoy, o lo  seremos  en el futuro!

 
 
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS