Asesina el Crimen Organizado a 8 Soldados en Chilpancingo

Créalo, para los Militares que redactaron el&nbsp Comunicado de Prensa 251 en el que se informaba, que los días 9- 20 y 21 de Diciembre, Soldados Mexicanos habían sido, primero, secuestrados y después privados de la vida, debió haber sido su trabajo de redacción más difícil de hacer; él 251 da más datos, dice que no conforme con el acto cobarde del asesinato, a los militares muertos les fueron separados los cráneos del resto de cuerpo; seguro estoy que el escribiente tuvo, durante la escritura la mente llena de coraje, al grado de que al final de su trazado seguramente&nbsp espetó “que poca madre”.

El Comunicado de la Secretaría de la Defensa Nacional dice que militares adscritos a la 35 Zona Militar fueron uno a uno interceptados, el primero el 9 de este mes y año y el resto los días 20 y 21 del mismo, el informe deja saber que los restos humanos aparecieron en la ciudad de Chilpancingo, cuerpos en un punto de la carretera Federal que cruza le ciudad, y los cráneos al otro extremo del mismo Chilpancingo.

Periódicos locales escribieron que junto a los cuerpos estaban “narco cartelones” que dejaban leer amenazas y aviso de venganza, los mismos medios escriben los nombres de los Militares que fueron cobardemente ultimados siendo estos, Ervin Hernández Umaña, Capitán 2do de Infantería, Carlos Alberto Navarrete Moreno (sargento primero que fue el primer desaparecido) Juan Humberto Tapia Romero, Sgto Primero, Ricardo Marcos Chino, Sgto. 2do, Juan Núñez Morales (cabo de Infantería) José González Mentado del mismo rango que el anterior, el también cabo Julián Teresa Cruz, y el Sargento especialista en jardinería Ricardo Marcos Chino.

Según se ha entendido, a los militares los fueron interceptando uno a uno cuando gozaban de su franquicia, por lo que eso hace más ancha la cobardía de los homicidas.

La mañana siguiente al hallazgo, en la explanada de la misma Zona militar el General Enrique Alonso Garrido Abreu, durante las exequias mandó un mensaje a los criminales “fue un grave error de la delincuencia, este hecho constituye una ofensa a las Instituciones en su conjunto, y a los que vestimos uniforme castrense”

Lo cierto es que el blindaje de las ideas que protegía las mentes de la ciudadanía permitiendo solo pensar que “la cosa es entre los mañosos”, y que la guerra no llegará a los ciudadanos comunes ni mucho menos al Ejercito” se ha desvanecido, ahora queda claro que la violencia en Guerrero no respetará nada, que ellos están ahí y que la única forma de erradicarla es con la energía que da ese bálsamo llamado patriotismo.

El punto es que ahora, quienes suelen hacer análisis sobre los asuntos de Seguridad Interior en este país ya reconocen que las fuerzas criminales son capaces de todo, nada será descartado, se podrán reforzar las hipótesis de magnicidios como la caída del avión donde viajaba el Secretario de Gobernación y el recipiendario de la historia criminal de México (Santiago Vasconcelos), se podrá creer que ese mismo organismo criminal es capaz de quitar y poner jueces, Diputados, Gobernadores, es decir, las agendas y proyectos de estudios sobre SEGURIDAD en este país, luego de lo sucedido en las últimas semanas de diciembre del 2008, tendrán que reescribirse, y aunque este escribidor ya ha escrito algo de esas proyecciones en esta misma catalana publicación (análisis de una narcomanta y otros apuntes donde analizamos el uso de armamento de guerra—barret—)lo cierto es que tras lo sucedido en Chilpancingo, capital del Estado de Guerrero, en el sur-sureste mexicano, los diagnósticos cambian.

De hecho, el atentado al Estado, materializado contra soldados mexicanos que se encontraban “francos” (lo que hace más cobarde el acto) es un parte aguas en el desarrollo de la Política de Seguridad Nacional, esa bofetada debió tocar las fibras más sensibles del orgullo mexicano, y, dolió tanto, y, fue tan fuerte el leñazo que al golpe sigue caliente, el dolor real no ha aparecido, la adrenalina y el coraje tiene en estado de shock a la máquina militar, pero, en cuanto esa máquina se encienda las operaciones sobre la carta de guerrero serán utilizando todo el aparato de inteligencia, misma que diseñará las mejores estrategias y las más fulminantes tácticas.

Del otro lado, aquellos que han hecho fortuna y carreras Políticas a la sombra y bajo el amparo de dinero sucio, productos del comercio del narcotráfico, hoy han de estar “cagados” de miedo, simulando que no es su bronca, que lo suyo es el Comercio o la Política, pero la reacción ya está en la víspera, por lo mismo lo único que les queda es esperar y preparar sus asuntos.

En el mismo tema, Guerrero tiene que estar preparado a las acciones del Estado Mexicano en torno al asunto de su Seguridad Interior, lo único que le da fortaleza y proyecto al actual Gobierno de ese Estado es el trabajo que ha desarrollado la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil es tan importante es el trabajo de esta Secretaría que hay quien asegura que hace las veces de “gancho” del cual pende el Gobierno Estatal. &nbsp &nbsp &nbsp

Ni duda cabe que la respuesta del Gobierno Mexicano será lo más agresiva que se le permita, la violencia legal será usada hasta el extremo, el coraje podrá segar a las compañías, batallones y pelotones que peinarán el territorio estatal, por lo mismo el entrenamiento y la disciplina habrán de ser puestos a prueba, solo esperemos que los oportunistas esos que se visten de arlequines mediáticos con membretes de Luchadores de los Derechos Humanos sepan conducirse ante esta crisis y se unten del mismo ungüento que el resto de los ciudadanos.&nbsp

Y para concluir con este doloroso tema, en el análisis hubo algo que es de un significado extremo, como antes apuntamos al día siguiente del mortal hallazgo en Chilpancingo, en la explanada de la Zona Militar de Chilpancingo se dio la ceremonia en honor de los Militares caídos, todo conforme la dicta el protocolo castrense, la presencia del Secretario de la Defensa y del Secretario de Gobernación sirvió para que el personal militar leyera que el Gobierno &nbsp Federal fue lastimado en su interior, más de 600 fusileros de infantería y personal de Servicio (médicos, enfermeras, etc) le dieron el último adiós a los soldados, junto a los féretros se montaron guardias de honor, en una de esas estaba, pálido, el Alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, quien por cierto el 2 de enero será un ciudadano más; y, lo que tiene ocupadas las mentes de los estudiosos de esto de la Política y sus efectos, es la AUSENCIA en la explanada de esa Zona Militar del Gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, por lo que las especulaciones están en todo lo alto, llegando incluso a asegurar que la no presencia del Gobernador en el acto de reconocimiento y despedida de Militares que trabajaban para mantener la Paz en el Estado que él Gobierna (sic) es una señal de “deslinde”. Como digo, esos son los ruidos provocados por la “ausencia”

Ultimo Patrullaje.- pero la distancia entre los Gobiernos Municipales y del Estado de Guerrero con los Soldados que están acantonados en Chilpancingo no solo se ha notado en los funerales a los Soldados caídos en Diciembre en esa ciudad, deje que le comente lo siguiente.

fue hace pocos años, … resulta que una noche avisan al Servicio de Vigilancia de un cuartel militar que más de 3 soldados estaban detenidos en la Cárcel Municipal de Chilpancingo, se les acusaba de que, en estado de ebriedad, habían asaltado a un parroquiano, además de golpearlo le habían robado una cantidad de dinero, poco mas de 10 mil pesos; al lugar llegaron oficiales del el Batallón al que pertenecían los Soldados, estos aseguraban que jamás habían golpeado a nadie, que los Policías Municipales los golpearon a ellos y que les robaron, el Oficial creyó lo que su gente le decía optando por informar a sus superiores, el asunto llevó hasta las rejas de la Policía Municipal al “pagador” del Batallón, cuando este llegó ya el Juez Calificador tenía a “la parte acusadora” el parroquiano asaltado, según la versión de la Policía Municipal los soldados le avían robado los 10 mil pesos, mismos que habían recuperado de las bolsas de los soldados, el Pagador pidió que le mostraran los billetes, la Policía sacó el papel moneda y efectivamente sumaban 10 mil pesos, billetes nuevos de 500 pesos y de 100 sumaban esa cantidad, el Pagador dijo.

_La mañana de ayer yo personalmente les pagué a los soldados _ dijo él mayor _ si me permiten ver los billetes _ sacó una lista y observó uno a uno los billetes nuevos, y agregó.

_ Los números de los billetes que yo les di a este personal son los mismos que ustedes dicen que le robaron al señor (señalando al ahora espantado parroquiano) por lo mismo, ustedes son los que le querían robar a los soldados_ el Mayor Pagador le mostró al Juez Calificador la lista y los billetes y todo coincidía. No sabemos en qué paró todo, pero lo cierto es que se estaba cometiendo un abuzo.

Ese es pues el ambiente hostil en el que vive el Soldado cuando goza de franquicia en Chilpancingo.- Balazo al aire. Ahora viene el silencio, el escandaloso silencio&nbsp &nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS