Arrasate 7-M: Demasiadas incongruencias.

Yo creía que los atentados mortales en vísperas electorales, más aún si esas elecciones me quedan algo lejos puesto que para nada tienen en cuenta la verdadera voluntad de este nuestro pueblo, eran cosa de los chicos y allegados de Bin Laden o quienes en su nombre dicen actuar.

Me equivoqué.

Incruencia, y no poca, me parece el hecho de que tanto optar por la vía de la abstención (con la que estoy de acuerdo puesto que, como ya he comentdo, Madrid me queda demasiado lejos), de fomentar el pasotismo respecto a estas elecciones, y al mismo tiempo tratar de participar "haciendo campaña" de manera que ello implique sesgar una sóla vida.

Incongruencia es que una vida, sea cual sea y de la condición que sea, tenga que ser sesgada por la defensa de unos postulados.

Incongruencia es ponerse a la misma altura de quienes en nombre de un estado torturan en sus comisarías, detienen a políticos por el sólo hecho de defender sus ideas y quienes legislan "ad hoc" en aras a criminalizar unas ideas legítimas en cualquier Democracia que se precie.

Demasiadas incongruencias, me parecen.

Sorginen Ordua seguirá defendiendo el derecho a decidir de Euskal Herria, la salida negociada al conflicto que se vive en Euskal Herria y una compensación justa para toda víctima de dicho conflicto, sea de la condición que sea.

Pero también, Sorginen Ordua, levantará su voz para decir alto y claro que ESTE NO ES EL CAMINO.

La responsabilidad directa del atentado es de sobra conocida. Pero no hay que olvidar que el conflicto podía haberse resuelto si realmente se hubiese tenido determinación de hacerlo. Y esto, va para TODOS LOS AGENTES del mismo.

Asimismo, Sorginen Ordua se solidariza con los familiares de la víctima del mortal atentado y rechaza estos métodos, así como cualquier tipo de violencia. No utilizo, deliberadamente, la tan manida palabra "condena" porque la clase política la ha pervertido de tal modo que, para quien esto escribe, ha perdido ya todo sentido ético que pudiese tener.

Euskal Herria, a siete de Marzo de dos mil ocho.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS