Arraiz: “Paso a paso, no pedimos un referéndum para toda Euskal Herria”

Publicidad

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha explicado que la izquierda abertzale «no plantea que el derecho a decidir sea un referéndum a hacer en toda Euskal Herria el día «D», un día mágico, sino que hay que ir avanzando poco a poco, y que cada uno de los pasos lo refrende la ciudadanía vasca».

En una entrevista en la SER, realizada este pasado viernes y recogida por EFE, Arraiz ha explicado la posición de Sortu ante el Aberri Eguna (Día de la patria vasca) que se celebra el domingo. Sortu ha hecho público un manifiesto por la construcción de un Estado vasco «con diferentes ritmos y procesos» atendiendo a los tres ámbitos administrativos diferenciados -Euskadi, Navarra y País Vasco francés.

«Euskal Herria es compleja; cada camino tiene que tener su propio proceso con sus propios ritmos y preguntas, aunque con un sentido integrador», ha explicado hoy Arraiz. Por ello, «no planteamos que el derecho a decidir sea un referéndum a hacer en toda Euskal Herria el día «D», un día mágico, sino que hay que ir avanzando poco a poco, y que cada uno de los pasos lo refrende la ciudadanía vasca».

Por otra parte, Arraiz se ha sumado a las reproches de la izquierda abertzale al lehendakari, Iñigo Urkullu, por pedirles «autocrítica». Para Arraiz, Urkullu «está desarrollando una inmensa capacidad para decir a los demás lo que convendría que hicieran, pero la verdad es que no aporta mucho en el camino de la consecución de la paz, no está demostrando ser una figura de demasiada utilidad pública».

«Cuando se habla de autocrítica, lo primero, uno mismo, y todavía estamos por escucharle a Urkullu o a otro dirigente del PNV de lo que ellos han supuesto para los demás, por ejemplo, lo que la policía ha hecho con respecto la gente de la izquierda abertzale durante años. De eso no le hemos oído hacer crítica».

Arraiz ha defendido que la izquierda abertzale ya ha realizado autocrítica: «Hemos reconocido que la víctimas de toda violencia, incluida la de ETA, son parte injusta de este conflicto, y hemos reconocido su sufrimiento por un daño causado, un dolor que es irreversible, y también hemos dicho que durante años nuestra actitud, nuestras palabras y silencios, no han hecho más que agravar el dolor. Nosotros hemos hecho autocrítica, y estamos esperando que otras sensibilidades políticas hagan autocrítica del mismo nivel que la que hemos hecho nosotros».

No obstante, ha admitido que «no es el peor momento de nuestra relación con el PNV, porque ha habido momentos en los que no la había, ahora hay vías de comunicación abiertas».

El presidente de Sortu ha expresado su «sorpresa» por esta situación: «Desde que acabó ETA, no esperábamos del Gobierno español y del PP otra actitud, pero sí esperábamos otra actitud en Euskal Herria por otros agentes políticos. No digo que fueran a ponernos alfombra roja, pero sí que iba a ser mas fácil el diálogo y la colaboración. Pensábamos que íbamos a tener compañeros de viaje, porque siempre habían dicho que el obstáculo era ETA, y nos hemos encontrado con que el diálogo político es mucho más difícil de lo que parecía; en lugar de compañeros de viaje, hemos sentido que nos recibían como adversarios».

Por último, sobre la irrupción de Podemos, el presidente de Sortu ha comentado que «si Podemos defiende el derecho a decidir y está a favor del cambio político y social creo que podremos encontrar espacios de colaboración y ser compañeros de viaje, pero habrá que preguntárselo a ellos».

Prensa

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More