Argentina. Sobrevivir no es suficiente: “estamos acá porque estamos hartas”

Publicidad

Mujeres y disidencias sexuales se manifestaron en La Plata contra los femicidios y travesticidios. Exigen políticas públicas reales y efectivas. “Defendemos una cuarentena sin femicidios ni violencia”, explicaron. Fotos Gabriela Hernández.

Este mediodía, el centro de la ciudad de La Plata se vio distinto: 46 días después del decreto que dictó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, el movimiento feminista de la región salió a la calle a gritar contra la ola de femicidios y transfemicidios ocurridos durante la cuarentena. Alrededor de cien personas se congregaron en Plaza Moreno a las 12hs puntual y a las 12:30 desconcentraron: en una acción que duró sólo 30 minutos, las mujeres, lesbianas y personas trans levantaron carteles, nombraron a cada una de las muertas de la cuarentena y exigieron que el gobierno nacional y los gobiernos provinciales designen presupuesto de emergencia para la protección de las víctimas de violencia machista.

Fueron llegando de a poco, puntualísimas y empezaron a ubicarse en el centro de la Plaza Moreno, de espaldas a la Catedral. Se miraban cómplices, se saludaron con los codos, y tímidamente empezaron a gritar: ¡Ni una menos! ¡Vivas nos queremos! El deseo del abrazo estaba latente, pero cumplieron con la convocatoria: “el lunes 4/5 a las 12 puntual, nos manifestamos en Plaza Moreno, vestidas de negro y con carteles de reclamo, tomando todas las medidas necesarias de autocuidado”. Distanciadas, vestidas de negro, con carteles que nombraban a cada una de las mujeres, niñas y travestis asesinadas durante la cuarentena, gritaron y cantaron ante la mirada impávida de la policía que custodiaba el Palacio Municipal.

La imagen inusual responde a una situación de hartazgo, en medio de una cuarentena que pareciera no tener en cuenta que el 60% de los femicidios ocurridos durante el 2019 fueron dentro de los hogares de las víctimas. El lema #QuedateEnCasa es impracticable como medida de autocuidado para las personas que sufren violencia de género. Como plantea el comunicado de la convocatoria, “desde la implementación del aislamiento social obligatorio, el mayor peligro para las mujeres en situación de violencia está presente en los hogares. Los casos de femicidios, travesticidios y violencia machista aumentaron de manera dramática con la cuarentena, ya que el riesgo para quien convive con el agresor se potencia y el pedido de auxilio se dificulta”.

EL ESTADO ES RESPONSABLE

Desde la Multisectorial, denunciaron las políticas “de cotillón” del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades por considerarlas insuficientes y rechazaron la reunión que la cartera de Estela Díaz mantuvo con el cura Carlos Pont Gasques, quien fuera el “encubridor del violador serial Lorenzo”. En este sentido, exigieron la asignación de presupuesto de emergencia para la contención de las personas víctimas de violencia de género: “en la provincia solo hay dos refugios: uno en Ensenada y otro en Moreno, y se destinó 1 millón de pesos en subsidios para toda la provincia (lo que equivaldría a 66 subsidios de $ 15 mil pesos)”, expresaron.

A su vez, se hizo hincapié en el lugar que ocupan las mujeres y disidencias sexuales en el combate de la pandemia del COVID-19, que las tiene en la primera línea: “A nivel nacional y en todo el mundo, las mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales y no binaries están más expuestas a las consecuencias de la crisis sanitaria y el impacto socioeconómico. Las tareas de cuidado a nivel social y familiar son decisivas para “frenar al virus”. Esta crisis tiene en primera línea de combate, como sector fundamental de la atención a las identidades feminizadas”.

Entre las demandas que realizaron, piden pase a planta y condiciones dignas de trabajo para las compañeras de la línea 144, pase a planta permanente y trabajo genuino para todas las compañeras precarizadas y desocupadas, inmediato cumplimiento de la ley de violencia de género en todos los lugares de trabajo, asistencia psicológica gratuita a la familia en emergencia y la plena implementación del Cupo laboral trans.

Las muertas de la cuarentena son: Susana Melo; Lorena Barreto; Verónica Soule; Cristina Iglesias; Ada; Claudia Repetto; Roxana Casimiro;  Jimena; Yoana Romero; María Florencia Santa Cruz; Romina Esther Leiva; Jordana Belén Rivero; Romina Videla; María Alejandra Sarmiento; María Leonor Gine; Pamela Cardozo; Estela Florentín; Esperanza Chusco;  Florencia Magalí Morales;  Nahiara;  Priscila Martínez; Soledad Carioli Lespade; Camila Tarocco; Jesica Minaglia; Olga Verón; María Solange Diniz Rabela; Paola Pereyra; Natalia Coronel; Delia Sánchez; Alicia Noemí Pérez; Delfina Gutiérrez; Cecilia Basaldúa; Sandra Benítez; Romina Roda; Patricia Frete; Rosa del Milagro Sulca; Rosa Guaraz; Claudia Carina Maciel; Julieta Riera; Norma Gallo; Ludovíca López; Carolina Angulo Paredes; Tamara Denisse Morales; María Esperanza Fernández. Que no se nos olviden sus nombres.

www.anred.org/2020/05/04/sobrevivir-no-es-suficiente-estamos-aca-porque-estamos-hartas/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More