Argentina: Represión policial sobre ciudadanía que rechaza central eléctrica

Un centenar de policías reprime brutalmente a un grupo de vecinos, principalmente mujeres y niños, que resisten pacíficamente la instalación de una subestación eléctrica en pleno casco urbano. Hay niños golpeados.

Se trata de vecinos que se encuentran sitiados en su barrio por efectivos de la policía que mantienen desde hace más de 15 días un vallado perimetral que impide el paso vehicular y peatonal, los vecinos que quieren ingresar a sus hogares deben mostrar documentos para hacerlo. A esa terrible e irregular situación, ya que ni siquiera existe orden judicial para semejante atropello, hoy se suma la brutal represión a la que estan siendo sometidos los vecinos, entre ellos niños.

El reclamo de los vecinos siempre ha sido pacifico y muestra de eso es que el miércoles 29 de febrero se hizo entrega personalmente en el ENRE de la segunda carta en 15 días (seguida de numerosos pedidos de entrevistas negados durante todo el 2011), a la que el ENTE tampoco respondió, y una nueva carta al Secretario de medio Ambiente, Juan José Mussi, que tampoco respondió. 

La petición de los vecinos, de traslado de la subestación fuera de zonas pobladas, se basa en las pruebas de ha aportado la ciencia en estos años de que el electromagnetismo a altos niveles y exposiciones prolongadas produce daños irreparables en las salud, y enfermedades letales como el cáncer y la leucemia.

Lamentablemente los vecinos tienen una muestra de este daño en la localidad vecina de Ezpeleta, donde la subestación SOBRAL se ha cobrado la vida de más de 160 vecinos desde su puesta en marcha.

EL ENRE debiera controlar a EDESUR y representar la voluntad de la población ante las empresas de servicios eléctricos, para eso fue creado, pero la realidad muestra que su rol actual es otro, acallar a la gente en beneficio de las empresas que para abaratar costos no generan nuevas planificaciones acorde con los avances científicos en esta materia. Los vecinos piden diálogo y responden con golpes de la policía.

Los vecinos de la subestación Rigolleau RECLAMAN por su derecho intransferible a LA VIDA y las autoridades LE RESPONDEN con violencia policial.

– TRASLADO de la subestación RIGOLLEAU a zonas NO POBLADAS.
– POR una LEY SANITARIA que cuide la vida sobre cualquier otro interés!

– Basta de represión

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS