Publicado en: 10 marzo, 2019

Argentina. ¿Poder Judicial o poderío judicial? ¡Gracias Stornelli!

Por Luis E. Sabini Fernandez

Una pequeña lección sobre la predicada igualdad ante la ley.

 

Siempre había oído mentar

que ante la ley era yo,

igual a todo mortal.

Pero hay su dificultad

en cuanto a su ejecución.

Bartolomé Hidalgo, “La ley es tela de araña”, 1804

 

 

¡Qué enorme capacidad pedagógica ha desplegado el fiscal de las sortijas!

El fiscal Carlos Stornelli ha sido llamado a indagatoria por un juez federal y “todo el mundo” habla de las diferencias de criterios, enfoques, intereses, entre ambos.

¿Qué hace un ciudadano convocado a indagatoria? Se presenta. Lo presentan.

¿Qué haría el fiscal Carlos Stornelli si alguien por él convocado a indagatoria no se presentara? Iría a buscarlo, con la fuerza pública si fuere necesario.

Pero, el fiscal fiscalizado Carlos Stornelli no confía ante la indagatoria que lo convoca.

¿Qué puede hacer, algo que él sabe como que es fiscal?

Puede recusar al juez, pidiendo otro para presentarse.

Podría alegar que es la indagatoria la improcedente. En ese caso, ante el juez convocante.

¿Qué hace el fiscal Carlos Stornelli?

Pito catalán. Rechaza el motivo de la indagatoria y al juez que lo convoca.

Revela así lo que ya sabíamos desde hace siglos, que la ley “es tela de araña” que atrapa a los que no tienen poder, pero no a los investidos de algún poder. Y que aquello de que la ley “es para todos” es apenas un escarnio.

Así que Stornelli, de quien han salido a luz tantas conexiones con procedimientos non sanctos, como los del supremo especialista M. S. D’Alessio, revela que lo suyo no es, por cierto, “resistencia a la autoridad” como la de un rebelde contumaz, sino que es “lo característico” de un hombre con poder. Un miembro de la capa de influyentes que deciden acerca de la vida de los otros. De esos que pueden darse el lujo de no aceptar ser tratado como “todos”.

Una verdadera lección de indemocracia.

El desdén o desprecio de Stornelli hacia los procedimientos de los que se supone es o era depositario, custodio, garante, nos brinda una magnífica lección sobre el “haz lo que yo digo y no lo que yo hago”. Gracias, profe, por la lección de strip-tease judicial incluido.

Luis E. Sabini Fernández

http://revistafuturos.noblogs.org/

COLABORA CON KAOS