Argentina. Nos quedamos sin la sonrisa y la garra peleona de Carlos Chile

Publicidad

Esta mañana falleció el compañero Carlos Chile, Secretario de Organización de la CTA Autónoma. Sus restos serán velados a partir de las 14 horas en el Salón de Usos Múltiples del complejo de viviendas construido por el Movimiento Territorial de Liberación (MTL-CTA), ubicado en José C. Paz entre Iguazú y Monteagudo, en el barrio porteño de Parque Patricios. Mañana sábado a las 14 será llevado al cementerio de Chacarita.

Se nos acaba de ir el militante chileno-argentino Carlos Chile, un hermano de lucha. De todas las luchas. de las grandes, esas donde uno se cruza la cara con el enemigo, y no retrocede ni para tomar aliento. Pero también de las que para algunos son de más bajo perfil pero que surgen de las necesidades cotidianas de los que más sufren. Carlos no escatimó esfuerzos en ninguna de ellas, porque estaba comprometido de cuerpo y alma con los de abajo.
Su biografía escrita al vuelo de su accionar militante, cuenta que desde su militancia revolucionaria en las barriadas populares de Chile reivindicó con todas su fuerzas las conquistas populares logradas con el gobierno de Salvador Allende, y luego, no escatimó esfuerzos en pelear primero y luego denunciar con todas sus fuerzas la barbarie fascista, a partir de ese momento aciago del bombardeo a La Moneda y de que se produjera el magnicidio del compañero Presidente.

De esos días aciagos, en que todavía se llamaba Carlos Huerta Bao, le viene el apodo que se convirtió con el correr de los años en su verdadero apellido. Carlos, para todos nosotros y nosotras era «Chile», el Chile de Allende, de Miguel Enríquez y también de los combatientes rodriguistas. A consecuencia de aquellos años de plomo y la represión brutal que se desencadenó contra los militantes populares, el compañero llegó a la Argentina. Y como no podía ser de otra manera, se convirtió poco a poco, en nuestro país en un embajador voluntario para buscar solidaridad con la causa del pueblo chileno. Luego vino el momento en que abrazó con la misma vehemencia e idéntico espíritu de sacrificio, las luchas que se fueron forjando aquí, en un escenario de apariencia diferente pero con similitudes de identidad que lo supo recibir como un compañero más.

Fundador del Movimiento Territorial Liberación, el MTL rojo y negro que le llenó su vida de sueños, creatividad y combates cotidianos para que los más humildes se empoderen y no sólo estén detrás de las barricadas sino que desde sus propias reivindicaciones puedan construir sus propios espacios de autonomía. Así es como al calor de la potencia militante de Carlos surgió el barrio ubicado en el barrio de Parque Patricios, y al que todas y todos las que alguna vez fuimos a celebrar cada una de sus concreciones, conocemos como Monteagudo. Allí, Carlos Chile desplegó toda su potencia y las viviendas, levantadas hombro con hombro por los propios militantes del MTL pronto se hizo realidad y se festejó con la alegría que otorgan los grandes emprendimientos surgidos desde el corazón del pueblo. Luego, allí mismo vino la Radio Sur, construida de igual manera a partir de la necesidad de informar de manera alternativa para enfrentar a los medios hegemónicos. Uno a uno surgieron también un cúmulo de pequeños y grandes triunfos, logrados a punta de sacrificio y lucha.

Paralelamente, Carlos desarrolló una tarea sindical más que importante en la CTA originaria y ahora en la CTA Autónoma, llevándolo este frente de batalla a convertirlo en protagonista infaltable en cada conflicto, en cada piquete, en cada manifestación, donde su presencia era esperada porque en cada uno de los discursos se levantaban los ánimos, si estos estaban alicaídos, o impulsaba a más lucha contra los enemigos de siempre.
Los derechos de los trabajadores y trabajadoras eran parte de su agenda habitual, y es por eso que la Central, pero también el Partido Comunista en el que durante años volcó su militancia, lo tuvieron como un imprescindible.
Ahora, el maldito cáncer que últimamente nos golpea muy de cerca y nos llena de tristeza ha logrado lo que sus enemigos no pudieron. Pero puede decirse que Carlitos Chile también venció a la enfermedad. Hasta su último aliento, lúcido como siempre, siguió soñando nuevos combates, ideando tareas que otros tendrán que cumplir en su homenaje, dando ánimos a los que lo visitaban.

Hoy te despedimos compañero con el dolor que nos dará no verte mañana o pasado en la manifestación contra el embate neoliberal de Macri y sus secuaces. Sin embargo quiero contarte que tu nombre resonó con fuerza en este rincón de Colombia a la que nos ha traído la contingencia de participar en la Asamblea Continental de los Movimientos hacia el ALBA, esa instancia organizativa de los pueblos que también te tenía como protagonista. Allí te hemos rendido un homenaje con todas y todos los compañeros. El «hasta la victoria siempre» se mezcló con el «Carlos Chile vive», mientras que en los ojos de de algunos militantes que te conocieron de cerca aparecieron las lógicas y necesarias lágrimas. Otros apretamos los puños y maldecimos a la mala muerte que en esta misma semana nos dejó sin el Comandante en Jefe (al que vos tanto reivindicaste) y sin tu sonrisa de hombre bueno, ajeno a toda mezquindad, y sobre todo peleón hasta el último aliento.
—————-

Hasta la victoria siempre
La CTA Autónoma despide a Carlos Chile

Comprometido militante de nuestra Central, Carlos Chile se destacó por su participación junto a los movimientos sociales en la lucha por la dignidad de los sectores más excluidos de nuestro país.

Fundador del Movimiento Territorial de Liberación, protagonizó la lucha por la vivienda y el derecho a la ciudad de sectores históricamente postergados.

Como parte de la conducción de la Central –primero como Secretario General de la Seccional Capital Federal y luego como Secretario de Organización a nivel nacional- protagonizó además innumerables conflictos sindicales en la defensa de los derechos de los trabajadores, la pelea contra el ajuste y la precarización.

Carlos dedicó su vida en la organización de un país más justo hasta sus últimos días. Ya convaleciente, recibió a funcionarios del gobierno donde expresó la importancia de los reclamos que realizan los movimientos sociales en materia de Emergencia Social.

¡Hasta la victoria siempre, compañero Carlos Chile Huerta!

Agencia CTA
———————
Con la muerte de CARLOS CHILE se nos va un compañero de un coraje inmenso, supo enfrentar con valor infinito al dictador Pinochet y su secuaces. Fue un hombre de la clase obrera que organizó a los POBRES DE TODA POBREZA, nunca renunció a construir una sociedad sin explotadores. Un comunista; un hermano. Luchó hasta el ultimo aliento de vida y cuando estaba rodeado decidió dar la batalla desde el barrio que él supo construir con sus manos. Ahí el ganaba y GANÓ, porque en esas calles todos los días vivirá para acompañarnos y seguir soñando en un mundo de pibes felices y de hombres y mujeres libres. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE camarada CARLOS CHILE. VENCEREMOS.

Corriente Política de Izquierda
—————————-
Mano hermana de su hermano

Yo nací en Chile primero
Y durante algún tiempo renací argentino
Porteño, le dicen.
Aquí en Chile a los habitantes de Valparaíso
También les dicen porteños

No importa el Atlántico ni el Pacífico

Y un carajo la cordillera andina.

Allá y acá muchos se llaman Carlos
Pero en Chile no he conocido a ningún Carlos Argentina
Ni tampoco hay un Movimiento Territorial de Liberación,
Ni una Central de Trabajadores de Chile Autónoma
Ni menos alguien que se llame Carlos Chile
Como al que conocí y abracé cuando fui porteño de Buenos Aires
(porque en una época también fui porteño de Valparaíso).

El programa radial Canto Libre que hicimos dos de Chile
Y un oriental y una colombiana
Estaba en lo del MTL. Afuera había una pintada del Che
Y un micrófono

Y aunque yo no tengo casa
Fue como estar en mi casa

Entonces fue Carlos y fue Chile al mismo tiempo
El que abrió su corazón – espada de los explotados
Para que habláramos mal del capitalismo
E hiciéramos añicos a los dueños de Chile, de Uruguay
Y de Colombia.

Carlos Chile América Latina fue tu nombre completo.
Y fuiste la arteria azul, un átomo que no cesa,
Una acogida amorosa para los que de Argentina
Apenas por foto sabíamos lo del Obelisco
Y las librerías de Corrientes.

Mano hermana de su hermano.
O Carlos Chile, que es lo mismo.

Andrés Figueroa Cornejo desde Santiago de Chile, de Carlos, digo.
—————–
A Carlos Chile

Hacernos piedra

Y si la palabra no dice
y el gesto no expresa
¿Qué hacer?
Si las lágrimas son inútiles cosquillas en las mejillas
¿Qué hacer?
Si después de gritar, cerrar las manos y apretarlas hasta clavarnos las uñas,
de descargar truenos de angustia y aguaceros de dolor
nada cambia
¿Qué hacer?

Nos queda la mirada, compañera, compañero
para levantar la frente y encontrarnos
y decirnos que la muerte es sólo olvido
y nosotros no olvidamos

Nos queda los dedos para trenzarnos
los brazos para envolvernos
el aliento para sentirnos
darnos fuerza y apretarnos

Apretarnos hasta ponernos rojos
hasta ponernos negros
apretarnos hasta hacernos piedra
piedra roja y negra.

Y lanzarnos a rodar de nuevo
con él
para seguir rodando

Pablo Marrero

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More