Argentina. No es lo mismo dominar que saquear

No es lo mismo dominar que saquear

Ya en la antigüedad, en las polis griegas, se diferenciaba entre conquistar otra región, manteniéndola en funcionamiento y conquistar, arrasándola y haciéndola desaparecer como sociedad.

Atenas, por ejemplo, era relativamente democrática al interior de la polis, entre otras cosas porque era una minoría la que discutía en asambleas. Las mujeres, los esclavos y los extranjeros estaban excluídos. Pero era imperialista en su política exterior.

Entre los políticos y periodistas hoy en día existen opiniones que ignoran o niegan el saqueo mundial que está llevando a cabo el capital centralizado. Teniendo en cuenta el significado de la palabra saqueo, incluso existen quiénes ignoran realmente ese accionar.

El gran capital internacional, siempre tuvo una política de dominación sobre el resto del mundo, pero no necesariamente en el nivel del saqueo actual. Por eso no es lo mismo dominar que saquear.[1] [2]

Todos los analistas están de acuerdo en la existencia de la dominación internacional del poder económico. Pero pocos la caracterizan como saqueo. La diferencia es fundamental. De alguna manera es una diferencia similar a la que existía en la Grecia antigua. Saquear tiene que ver con arrasar, no dejar nada de la estructura productiva y social de un país o región. Dominar significa quedarse con la parte del león de una sociedad que conserva su funcionamiento básico.

La asunción de Trump como presidente de los Estados Unidos tiene que ver con una división división del gran capital norteamericano entre los llamados globalismo o americanismo[3]. El primero está más a favor de dominar para apropiarse de las riquezas del mundo buscando aliados subordinados para lograr esta dominación. El americanismo, uno de cuyos representantes es Trump, está más a favor de apropiarse de estas riquezas derrotando a los distintos países con la guerra directa, están a favor de fortalecer el poderío económico y militar de EEUU para llevar a cabo una ofensiva unilateral tanto en el aspecto económico como el militar.

Igualmente no hay una diferencia tajante entre ambas partes.

Comprender los distintos significados de dominar y saquear no es una diferencia de matiz o una discusión académica. Tiene que ver con la supervivencia de millones de personas, con la partición de países enteros, por ejemplo, con la eliminación del pueblo argentino tal como existe ahora, dividiendo al país en partes y con ellas a la población. La capacidad de resistencia disminuiría drásticamente, junto con la miseria concomitante.[4]

Podemos comparar en alguna medida con las dictaduras de Onganía y Videla. Más allá de sus intenciones la dictadura de Onganía-Levingston-Lanusse lo que hizo fue congelar los partidos políticos y los sindicatos, pero no los destruyó. Una vez que cayó la dictadura volvieron a funcionar los mismos con relativa facilidad.

Muchos deben hacer creído que la dictadura de Videla tendría igualmente una función “congeladora” y no más que eso, cuando era una dictadura que planificó de entrada la destrucción de industrias, sindicatos y personas, buscando destruir, entre otras cosas, la capacidad de organización y lucha del pueblo argentino.

Desde este punto de vista los 30.000 desaparecidos son un hecho revelador. ¿Cuál era la necesidad de hacer desaparecer 30.000 luchadores sociales? La explotación capitalista siempre existe, pero no necesariamente con ese grado de represión. Evidentemente la diferencia era cualitativa. Había un plan de destrucción masiva, que en la dictadura de Onganía, si bien pudo haber intenciones similares, no llegaron a concretarse en esa dimensión. Y ese plan de destrucción masiva no podía tener otro objetivo que allanar el camino al saqueo. Lo prueba que la continuidad de la política de la dictadura fue el gobierno de Menem-Cavallo, seguido durante De la Rúa, y recobrando fuerzas e incorporando nuevas tácticas en el gobierno actual.

Visto en perspectiva la necesidad de saqueo para el gran capital se fue haciendo más apremiante a través de los años, consecuencia directa del aumento exponencial de la concentración y centralización económica del gran capital internacional, y por lo tanto de una dimensión acorde de la tasa de ganancia.

No es lo mismo dominar que saquear. Vienen por todo, arrasando con la organización social del país, liquidando su industria y partiéndolo para repartirse los pedazos sin que los pueblos puedan resistir. Esta no es la visión que tienen la mayoría de políticos, sindicalistas y analistas en general.[5]

Muchos registran y denuncian la destrucción de los derechos sociales, económicos y políticos de la población, pero no hay en general una caracterización de que estamos frente a un saqueo, y que necesitamos tener una política a su altura.

 

Carlos A. Larriera

2.8.2018

 

[1] «El neoliberalismo no es una teoría del desarrollo, el neoliberalismo es la doctrina del saqueo total de nuestros pueblos.» Fidel Castro, Discurso en la clausura del IV Encuentro del Foro de Sao Paulo, 1993,

(http://www.fidelcastro.cu/es/discursos/clausura-del-iv-encuentro-del-foro-de-sao-paulo-efectuada-en-el-palacio-de-convenciones, Discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la clausura del IV encuentro del Foro de Sao Paulo, efectuada en el Palacio de Convenciones, el 24 de julio de 1993.)

[2] http://kontrainfo.com/thierry-meyssan-argentina-objetivo-las-guerras-actuales-eeuu-no-dominar-los-paises-sino-destruirlos/, Thierry Meyssan en Argentina: “Guerras actuales son para destruir a los países, no dominarlos”, por Stella Calloni y Bean Gibbons / Zoom

[3] Germán Gorraiz López, ¿Han caído Rusia y China en la trampa siria de EEUU?,

https://www.alainet.org/es/articulo/192243; Gabriel Esteban Merino, Los tratados comerciales y las luchas globales en la era Trump, Realidad Económica n° 313, 1° de enero al 15 de febrero de 2018. Ver libro Crisis financiera global,  la lucha por la configuración del orden mundial, por Gabriel Merino y Walter Formento.

[4] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245443, 20.8.2018,  Chau Unasur, adiós a la paz, ¿Sudamérica será zona de guerra?, Aram Aharonian

[5] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=241443, Se otorgaron créditos impagables para cobrarlos en especie, C.A.Larriera

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS