Argentina. Milani condiciona su salida: no quiere ir preso

 

Noticia de Casapueblos-AEDD

El jefe del Ejército, César Milani, se encuentra negociando en este momento, a contrarreloj, su paso al costado, en medio de la polémica que se generó por su presunta participación en la última dictadura militar. Según informaron fuentes de la Armada , Milani estaría dispuesto a dejar su cargo a cambio de que se le garantice que no irá a prisión.

Recordemos que el viernes pasado Milani volvió a presentarse ante la Justicia Federal luego de que se lo vinculara con la perpetración de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar. Luego de asistir al juzgado de La Rioja para negar tal acusación el miércoles, el militar hizo lo mismo en el juzgado federal de Tucumán.

Tras ser autorizado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el jefe del Estado Mayor del Ejército se presentó espontáneamente ante el juez Raúl Daniel Bejas, con la finalidad de «ponerse a su total disposición», informaron mediante un comunicado.

Milani fue acusado de participar del Operativo Independencia, ocurrido en esa provincia en 1975 con el objetivo de combatir un «foco revolucionario» en el monte tucumano.

Además, Milani es mencionado en un testimonio del Informe Final, versión 1984, elaborado por la Comisión Provincial de Derechos Humanos como teniente de inteligencia que participó en el secuestro de Alfredo Olivera y de su hijo Ramón.

Los ex detenidos políticos de la dictadura afirman, además, que Alberto Ledo, conscripto desaparecido en 1976, era ayudante de Milani cuando fue trasladado a Tucumán durante el Operativo Independencia y nunca se supo más de él.

Familiares de Ledo y ex presos políticos de La Rioja pidieron la reapertura de la causa judicial y que la presidente Cristina Fernández vuelva atrás con su decisión de poner a Milani al frente del Ejército.

Hace instantes, se informaba que Cristina Fernández se estaba ‘inmolando’ políticamente al continuar apoyando a Milani, mientras que el kirchnerismo se divide en respaldos y cuestionamientos. Y que la razón de esta inmolación podría encontrarse en las urnas electorales.

Es que la designación de Milani al frente del Ejército desató una interna en el kirchnerismo y todos se preguntan por qué Cristina Fernández -que hizo de los Derechos Humanos la bandera de su gobierno- sigue ‘bancando’ a quien fue denunciado por su participación en la última dictadura militar.

Una respuesta podría encontrarse en que es el Ejército el encargado de custodiar las eleciones y el traslado de las urnas electorales, un tema sensible teniendo en cuenta las denuncias de fraude que vienen surgiendo en los últimos procesos eleccionarios en el país.

Es claro que, ante este panorama, quien esté al mando del Ejército debe ser de absoluta confianza de la Presidente. Decíamos más temprano que habría que esperar para ver si Cristina decide definitivamente inmolarse políticamente sosteniendo al polémico Milani, o si da marcha atrás y decide apartarlo de su cargo. En principio, Milani estaría dispuesto a dar el paso al costado. Siempre y cuando le garanticen que no terminará en prisión.

 
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS