Publicado en: 18 octubre, 2015

Argentina. Marcelo Giraud: “No es la primera vez que pasa, sino la primera vez que sale a la luz” (Audio)

Por Enredando las Mañanas

Continuamos aportando voces en relación al derrame de agua cianurada por parte de la Barrcik Gold en Jachal, San Juan. El viernes 9 de octubre, en Enredando las Mañanas, programa de la Red Nacional de Medios Alternativos, dialogamos esta vez con Marcelo Giraud, geógrafo y docente de la Universidad Nacional de Cuyo, que nos contó […]

Continuamos aportando voces en relación al derrame de agua cianurada por parte de la Barrcik Gold en Jachal, San Juan. El viernes 9 de octubre, en Enredando las Mañanas, programa de la Red Nacional de Medios Alternativos, dialogamos esta vez con Marcelo Giraud, geógrafo y docente de la Universidad Nacional de Cuyo, que nos contó en qué consistió el análisis que la UNCUYO realizó donde se demostró la presencia de metales pesados en el agua. El papel de las universidades y los medios de comunicación.

AUDIO descargar

En el marco del Enredando las Mañanas vamos a hablar con Marcelo Giraud, geógrafo y profesor de la Universidad Nacional de Cuyo, sobre el derrame producido en el Río Jáchal, el informe de la UNCUYO y la reacción del Gobernador Gioja.

Hola Marcelo ¿Cómo estás? ¿En qué consistió el informe de la UNCUYO acerca de la contaminación del Río y cuál fue la reacción del Gobernador Gioja?

Ese informe fue realizado por un laboratorio de la Facultad de Ingeniería de la UNCUYO pocas horas después de conocido el derrame. El derrame fue durante un sábado a la noche y domingo a la mañana. Los investigadores del laboratorio tomaron muestras inmediatamente después. Las tomas de muestra se hicieron en el Río Blanco y el Río Jáchal. Hicieron los análisis habituales de las muestras buscando presencia de cianuro, que hasta ahora no apareció, pero sí encontraron una proporción importante de metales pesados varios, de los cuales superan un porcentaje muy significativo, hasta 1400 veces por encima de los máximos establecidos por la Ley Nº 24.051 sobre residuos tóxicos y la Ley Nº 24.585 de protección ambiental minera, y son valores que también corresponden a los del código alimentario argentino. Los resultados establecieron que el agua no es apta ni para consumo humano, ni tampoco para riego, ni para bebida de ganado. Fue un informe hecho con rigor científico por parte del laboratorio que dirige la Licenciada en Química María Esther Barbeito. Sobre la base de los resultados en el sitio Unidiversidad, que es un sitio en el cual además de noticias institucionales hay también producción periodística, uno de los periodistas redactó una nota, sobre la base del informe firmado por la Licenciada Barbeito y de entrevistas que se hicieron a habitantes de Jáchal sumamente preocupados. El titular y el tono de la nota pusieron nervioso a José Luis Gioja y de ahí sale la presentación del Gobernador ante el fiscal contra el informe de la Universidad. La UNCUYO salió pronto a responder ratificando los contenidos del informe y apoyando al autor de la nota periodística por estar en pleno derecho de ejercer su libertad de expresión.

¿En qué se basa Gioja para deslegitimar el estudio que realizaron desde la universidad y el laboratorio que mencionabas al comienzo?

Gioja no tiene argumentos, pero está enojado porque ha quedado como el rey desnudo, él y sus famosos amigos y defensores del modelo megaminero en San Juan. No tiene fundamentos que pueda llevar adelante en la presentación hecha por el fiscal del Estado sanjuanino. Utilizó términos duros y hasta soeces hacia la UNCUYO en general. Lo que quiero destacar es la colaboración y la solidaridad del pueblo mendocino con el pueblo sanjuanino en general y en particular con los departamentos de Jáchal e Iglesias, que cuenta con una población menor, pero se encuentra más cerca del río.

Claro, tienen más riesgo de ser afectados y sobretodo porque Barrick Gold tardó cuatro días en emitir un comunicado oficial. Es decir, durante esos cuatro días, los habitantes consumieron el agua contaminada.

Si, así es. Lo primero que dijo la Barrick es que no había contaminación, que se había producido un incidente pero que no llegó al río. De ahí pasaron 48 horas y el gobierno sanjuanino encontró algunas proporciones de contaminación de cianuro en el Río Blanco. Por lo tanto, tuvieron que cortar el suministro de agua para tres localidades. Fue una gran sorpresa que el gobierno saliera a reconocer esto que durante más de dos días habían estado negando. Y después se fueron conociendo los sucesivos incrementos en los volúmenes derramados que fueron reconociendo. Me parece importante resaltar dos cuestiones. En primer lugar, si se llegó a saber de esto fue gracias a los trabajadores que avisaron a sus familiares o amigos aguas abajo a través de WhatsApp. De otra manera, esto jamás se habría llegado a saber. Esto nos genera la sospecha de que no es la primera vez que ocurre. Sino que es la primera vez que sale tan evidentemente a la luz. La vía que está tomando la investigación judicial y la perspectiva que adoptan los medios sanjuaninos está apuntando a una famosa compuerta que tendría que haber estado cerrada para que el derrame no llegue al río. Eso puede ser real, pero apunta a focalizar las responsabilidades en algunos operarios o en alguna cadena de mando respecto del manejo de esa compuerta, es decir, quieren responsabilizar a los trabajadores. Pero acá hay una cuestión de fondo que es el hecho de que Mina Veladero lleva más de diez años trabajando sin tener un sistema de detección temprana inmediata de derrames en esa cañería. Me parece inconcebible que esto pudiera ocurrir, por ejemplo, en una destilería de petróleo que pudiera derramar un millón de litros sin que se cierre nada, sin que haya ningún corte del fluido. Y eso estuvo ocurriendo durante diez o quince horas, es decir, continuó fluyendo la solución cianurada.

No nos queda más que repudiar y condenar a la actividad minera en general. Hace muchos años que con sobrados argumentos nos venimos oponiendo. Está claro que Gioja no va a cambiar su postura. Su único argumento es el lucro para seguir sosteniendo esta actividad en la provincia que gobierna. Lo que a veces nos sorprende es lo que tarda el pueblo en reaccionar. Tienen que pasar este tipo de cosas para que muchas veces la gente salga a la calle a reclamar. ¿Cuál fue en este caso la reacción del pueblo, de las organizaciones, de los militantes y de los habitantes en general?

En Jáchal, que eran los que directamente estaban implicados y en riesgo, la reacción fue fuertísima. Tanto por parte de los que históricamente habían integrado la Asamblea de Jáchal y venían oponiéndose a este tipo de actividad y sufriendo la represión en carne propia, como también por parte de la gente que había sido indiferente hasta el momento, pero que ahora salieron a poner el cuerpo. Toda la población de Jáchal y también de Iglesias se vio muy preocupada respecto de esto y siguen desconfiando de todo tipo de informe oficial, ya son muchos años en los que se les miente y se los ningunea. Se trata de minimizar y tergiversar las cosas. La preocupación de la población quizá es muy alta en relación a que el agua contaminada con cianuro ya debe haber pasado, pero no así la contaminación de metales pesados, pues se puede dar un proceso de contaminación a largo plazo a partir de la mina, a cuenta gotas, pero permanente, y puede volverse preocupante. Entonces, en Jáchal hubo una buena reacción y probablemente no haya vuelta atrás. El problema grande creo es en el Gran San Juan que no está en la misma cuenca hídrica donde vive la mayor parte de la población sanjuanina y sobre la cual los grandes medios de comunicación siguen teniendo una postura muy férrea de adhesión a los dictados  y a las voluntades de Gioja y de su entorno y a la continuidad de este tipo de actividad mega-minera metalífera. De todas maneras, se están empezando a sacudir las conciencias en el Gran San Juan, de no haber sido por el accionar de los medios y el temor que lleva a diversos tipos de conflictos en el ámbito laboral por ejemplo, uno hubiera esperado una movilización mucho más fuerte cuando confluyeron los miles de jachalleros, con los mendocinos y muchas personas de otras provincias, como La Rioja, que hicieron una gran manifestación por las calles de san juan. El Sanjuanino común no termina de reaccionar.

La UNCUYO toma la posta y hace un informe que demuestra que hay metales pesados en el agua, la Universidad de San Juan tiene una postura muy diferente y bastante lamentable. ¿Qué opinión tenés al respecto?

No termino de tener claro algunas noticias que estuve viendo en el diario de hoy, según las cuales,  la UNCUYO recibió insultos del Gobernador José Luis Gioja, pero la Universidad de San Juan estaría realizando estudios que arrojan resultados similares. Lo que pasa es que varía la interpretación que ellos hacen, dicen que esos metales pesados estarían desde antes en el río, desde antes que apareciera la Mina Veladero. La Universidad de San Juan en las últimas conducciones ha retomado su política pro-minera. Digo en las ultimas conducciones, porque cuando Benjamín Kuchen era rector, si bien no tuvo el respaldo político suficiente ni las espaldas como para tomar una decisión política tan fuerte de   rechazar los fondos de Minera la Alumbrera,  sí logró que esos fondos no se repartieran automáticamente entre las unidades académicas (y menos a la facultad de ingeniería, donde esta la carrera de ingeniería en minas y la carrera de geología) para que sirva de aliciente a más investigaciones para profundizar el modelo minero,  sino que definió usar los fondos para realizar un foro internacional para discutir el modelo minero que en la sociedad sanjuanina por años era un tema tabú del cual prácticamente no se podía hablar y discutir libremente. Lamentablemente, a causa de esto, los sectores pro-mineros le hicieron la guerra absoluta, el foro se llevó adelante de todas maneras  y en la elección siguiente su línea no logró ganar. Entonces el sector pro-minero volvió a tener la hegemonía en la Universidad y actualmente desarrolla un papel absolutamente alineado con la explotación. Al igual que la sede sanjuanina de la Universidad Católica de Cuyo.

 

Red Nacional de Medios Alternativos –  rnma.org.ar

-->
COLABORA CON KAOS