Argentina. Los cómplices

Publicidad

Hace algunos años se publico un interesante libro que despertó muchos debates y polémicas, su titulo: Los verdugos voluntarios de Hitler, su autor Goldhagen.

La tesis del volumen en cuestión es que muchos ciudadanos alemanes durante el holocausto (contra personas de linaje judío, gitanos, homosexuales y disidentes políticos), perpetrado por el nazismo colaboraron en los campos de concentración y exterminio.

También estaban los «judenrrat», diligentes asistentes de los masacradores.

En la región argentina en plena final del Mundial 78 de fútbol entusiastas multitudes festejaban en presencia de las siniestras y torvas figuras de los militares genocidas Videla, Massera y Agosti.

Cuando la selección gano el Mundial juvenil de 1979, un relator deportivo incitó por radio a hostigar a los familiares de personas detenidas desaparecidas que iban a declarar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Recientemente vi y escuché al filósofo Santiago Kovadloff resaltar que Hitler potencio y saco de la crisis la economía alemana entre 1934 y 1937. El disertante estaba explicando su apoyo al gobierno de Mauricio Macri. Juan José Sebreli y Marcos Aguinis aportaron lo suyo con fervor.

Los verdugos nunca están solos se apoyan en alfombras y felpudos que hablan por ellos y también en masas silenciosas y sumisas. ¿Hasta cuando?

Carlos A. Solero

Domingo 21 de abril de 2019

Desde la región argentina

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More