Argentina. Línea 306: El chofer fallecido había denunciado las condiciones laborales

Por ANRed

Un chofer de la Línea 306 murió asfixiado al intentar apagar un incendio en su colectivo, en el barrio bonaerense de Lomas de Zamora. En marzo pasado, junto con sus compañeros habían denunciado el preocupante estado de las unidades y el riesgo que representan para los trabajadores y usuarios. Por el hecho, los choferes paralizaron […]

Un chofer de la Línea 306 murió asfixiado al intentar apagar un incendio en su colectivo, en el barrio bonaerense de Lomas de Zamora. En marzo pasado, junto con sus compañeros habían denunciado el preocupante estado de las unidades y el riesgo que representan para los trabajadores y usuarios. Por el hecho, los choferes paralizaron las líneas 306, 532, 518 y 222. 

Otra vez la inseguridad se cobró la vida de un chofer de colectivos. En este caso no fueron los delincuentes armados -que tanto fogonean los medios masivos de comunicación-, sino que, por el contrario, fueron las condiciones de seguridad e higiene, denunciadas hasta el hartazgo por los trabajadores, las que se cobraron la vida de Jorge Gabriel Ibáñez. Su nombre pasa a engrosar la lista de los trabajadores que fallecieron en sus puestos laborales.

Es la noche de un miércoles de noviembre en el barrio de Lomas de Zamora. Jorge Gabriel Ibáñez conduce su unidad de la línea 306 por el Camino de Cintura. Al llegar al cruce de Lomas lo sorprende un incendio por un desperfecto técnico en el motor. Jorge hace descender a los pasajeros y se dispone a sofocar el fuego. Pero el extintor está vencido. El humo se mezcla con el polvo. Jorge se marea, pierde el conocimiento y fallece por asfixia.

A las pocas horas, sus compañeros paralizan los servicios de la empresa Expreso Esteban Echeverría, que comprende las líneas 306, 532, 518 y 222, exigiendo respuestas y mejores condiciones en las unidades. Uno de los trabajadores, entrevistado por crónica TV, declaró: “Te obligan a laburar así. Si no querés salir a la calle te suspenden: te dan 2 o 3 días. Si estás sin freno te dicen listo, ‘mañana andá a hablar con el jefe’, y todos sabemos lo que es ir a hablar con el jefe”.

En el mes de marzo de este año, Jorge acompañó con una firma un petitorio dirigido a José Doce Portas, el dueño del Expreso Esteban Echeverría, actualmente condenado a 3 años de cárcel por la masacre de Once. En el escrito, Jorge y sus compañeros expresaron: “Como es de su conocimiento, y en atención a su ‘Deber de seguridad’, reiteramos -esta vez por escrito- el mal estado de las unidades”.

A 8 meses de aquella denuncia, no se han solucionado ninguna de las exigencias de los choferes: el estado de las unidades es el mismo, los colectivos circulan sin frenos, en pésimas condiciones de seguridad y con mata fuegos vencidos. Si Porta hubiese tomado en cuenta el petitorio, la tragedia no hubiese tenido lugar. Al cierre de esta nota, los choferes del Expreso Esteban Echeverría continúan de paro, exigiendo justicia por Jorge Ibáñez y reclamando mejores condiciones laborales.

anred.org/?p=106441

COLABORA CON KAOS