Argentina: Idea de «hacer justicia con las propias manos», genera onda de linchamientos

 

En un barrio de Rosario (Santa Fe), una ciudad ubicada a 310 kilómetros de la capital de Argentina, el joven David Moreira, de 18 años de edad, después de presuntamente intentar robar el bolso de una señora con un bebé en sus brazos, fue rápidamente interceptada por los pobladores del lugar y linchado públicamente. Lo dejaron tirado en el pavimento durante más de dos horas, después de la brutal golpiza. Cuando la policía llegó ya era tarde. Con una fractura en la cabeza, murió en un hospital después de agonizar durante cuatro días. En internet centenares de personas, ha festejado el homicidio del adolescente, expresando que el pueblo ‘hizo justicia’, sólo que con las propias manos.

De ser identificadas, las personas que provocaron esa muerte pueden ser procesadas por homicidio simple, que prevé entre ocho y 25 años de cárcel. «Mas que personas, parecían animales. Nadie tiene derecho a quitar la vida de nadie”, declaró a la prensa indignada, Lorena Torres, madre de David.

Hechos como éste, han sido cada vez más recurrentes en el país y generado una polémica discusión sobre acerca de quiénes son los responsables por las heridas sociales. Según la prensa Argentina, sólo en nueve días de marzo, se registraron por lo menos 10 linchamientos en todo el país, la mayoría de ellos en Santa Fe, considerada como el «núcleo duro» del narcotráfico en Argentina.

También en Rosario, dos jóvenes que iban al trabajo en una motocicleta fueron atacados, confundidos con criminales por un grupo de conductores de automóviles de alquiler que habían sido asaltados. «Pobladores organizados [avisan]: si te agarramos, no irás a la estación de policía, te vamos a linchar», expresa amenazante un afiche escrito a mano en un barrio de la ciudad. En el mismo municipio, cuatro jóvenes de entre 17 y 23 años, después de intentar cometer robo, fueron sorprendidos y gravemente heridos por vecinos cansados de la situación de inseguridad.

Venimos a rechazar enérgicamente los actos de violencia que se vienen reiterando en distintos barrios de la ciudad, declara la Asamblea por los Derechos de la Infancia y la Juventud, espacio de coordinación de organizaciones y movimientos sociales, concebido en 2013. «Rechazamos también el apoyo masivo a través de las llamadas redes sociales de muchos otros ‘ciudadanos de buena fe’, que celebran el hecho como si fuese una hazaña”, agrega.

La Asamblea evalúa que la actitud de la población que apoya y adhiere a los linchamientos repite las condiciones de desigualdad, en el entendimiento de que hay vidas que valen más y vidas que valen menos. «Entendemos que existen otras formas de violencia que se invisibilizan y que generan la creciente desigualdad social, en la que los adolescentes se crían como pueden, en condiciones indignas de vida, tratando de sobrevivir a la falta de políticas inclusivas del estado, a pesar de la estigmatización y la discriminación de los medios de comunicación masiva», subraya.

Papel de las instituciones

Foto: Infogei

Diego Galeano, doctor en historia y miembro de la Conseja Roja, Red Iberoamericana de Periodismo Jurídico, señaló en un artículo que los hechos ocurridos en una ciudad vienen mostrando una grave ciclo de asesinatos y corrupción policial un país que, en más de 30 años de democracia, no ha podido reformar su «podrido» sistema de justicia penal y su policía. Él advierte también sobre la participación de la prensa hegemónica en la divulgación de tal conducta popular. «En radio y televisión tenemos agitadores que sustentan la peor barbarie punitiva», dice.

Para el Secretario General del partido político la oposición Movimiento Libres del Sur, Humberto Tumini, una irresponsabilidad del gobierno agigantaría la agresividad social. «La primera condena debe ser a los gobernantes, que han permitido que los argentinos tengan que vivir de esta manera», dijo.

Ante la ola de linchamientos, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en cadena nacional, ha llamado la atención a los argentinos para que se «dejen arrastrar”, por el odio por odio y venganza. «La violencia «crece en espirales», advirtió.

Con informaciones de ConsejaRoja, El Comercio, Indymedia Argentina Centro de Medios Independientes y del Movimiento Libres del Sur.

Traducción: ricazuga51@yahoo.com

 


http://www.adital.com.br/?n=cqfx

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS