Argentina. Hallaron asesinada a la luchadora por los derechos trans Diana Sacayán

Por Kaos. América Latina

En agosto, había denunciado a la Policía Metropolitana por golpearla y detenerla sin motivos, y en 2013, denunció un episodio similar, con efectivos de la Gendarmería y la Bonaerense. Según informaron fuentes policiales fue asesinada de una puñalada en su departamento, donde la encontraron maniatada.

ULTIMO MOMENTO: EN REPUDIO POR EL ASESINATO DE LA COMPAÑERA DIANA SACAYÁN Y PARA EXIGIR JUSTICIA  este miércoles 14 a las 11 hs.  concentramos en Viamonte 1147 –  CABA
Fiscalia de Instruccion N°4, a cargo del fiscal Matias Dilello.


Diana Sacayán, líder de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bixesuales (ILGA) y dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) fue asesinada de una puñalada en su departamento del barrio porteño de Flores, informaron fuentes policiales.

El cuerpo de Sacayán fue hallado esta tarde, alrededor de las 13, en un domicilio ubicado en avenida Rivadavia al 6700.

Fuentes policiales informaron a Télam que el encargado del edificio vio la puerta del departamento abierta y avisó a unos amigos de la víctima.

Al ingresar al inmueble, encontraron a Sacayán tirada en el piso, por lo que llamaron al número de emergencias 911 y a una ambulancia.

Efectivos de la comisaría 38va. de la Policía Federal (PFA) y médicos del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) arribaron al lugar, donde constataron que estaba muerta de al menos un puntazo en el cuerpo, dijeron las fuentes.

Personal de la División Homicidios de la PFA realizaban esta tarde los peritajes correspondientes para determinar las causas de la muerte y posibles rastros dejados por quien cometió el crimen.

Los investigadores sospechan que Sacayán fue atacada por una pareja suya, entre otras hipótesis, agregaron las fuentes.

El hecho es investigado por el fiscal Matías Di Lello, aunque la titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), que depende de la Procuración General de la Nación, Mariela Labozzetta, le propuso tener intervención en el caso, lo cual se resolverá en las próximas horas.

Mariela Labozzetta, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), que depende de la Procuración General de la Nación, se contactó con el fiscal a cargo de la causa para pedirle que en la investigación del caso “se utilice el protocolo para casos de femicidios”.

Amancay Diana Sacayán, llevabadesde hace unos quince años lucha por los derechos de los transexuales, se transformó en una referente en La Mantanza y en la provincia de Buenos Aires. Ha sido reconocida por su trayectoria y aportes a las políticas públicas a favor de la inclusión por parte del Inadi. Había celebrado a mediados de septiembre la sanción de la ley bonaerense que aseguraba un cupo mínimo de puestos laborales para trans, travestis y transgéneros en la administración pública provincial.

En una entrevista concediada este año a El Bonaerense, recordó: “Todo comenzó hace unos quince años cuando viví situaciones personales de detenciones, hostigamiento y persecuciones por parte de la policía debido a mi identidad trans. Atravesé muchas instancias judiciales y entendí que había que luchar contra esa injusticia. Primero me junté con gente de mi misma situación sexual y comenzamos a luchar judicialmente contra los atropellos policiales de los que éramos objeto.

En agosto, Diana había denunciado a la Policía Metropolitana por golpearla y detenerla sin motivos, luego de que ella se defendiera de una agresión verbal en la vía pública. En 2013, denunció un episodio similar, pero con efectivos de la Gendarmería y la Bonaerense como protagonistas de golpes, maltrato y abandono de persona. “Una policía se acercó cuando oyó los gritos y me quiso esposar. No me preguntó qué había pasado y sin mediar palabra consideró que la esposada debía ser yo. Después los policías empezaron a llegar de todas partes: se bajaron dos de un colectivo, vinieron tres patrulleros y cuatro motos”, había afirmado en ese momento.

Y agregaba: “Eran tres policías para cada una. Cuando me insistían para apresarme uno me amenazó con un aparato para dar descargas, como una picana. Me tiraron contra un colectivo y después volé arriba de un taxi que estaba en movimiento. Una vez que me pusieron las esposas me tenían en el piso con sus botas arriba y me decían que mire para abajo”.

Un año antes, Diana había denunciado que un hombre “blanco, alto” le destrozó la cara a golpes en la estación Laferrére, en el partido bonaerense de La Matanza.

Agregó que esa noche cuatro gendarmes que vigilaban la zona detuvieron al agresor, pero lo dejaron ir y cuando ella se los recriminó terminaron la golpearon pese a que estaba herida y ensangrentada.

 

 Fuentes:
telam, INFOnews, Página12, El Bonaerense, Cadena3
-->
COLABORA CON KAOS