Argentina. Guernica: 2 mil familias que se organizan para no ser desalojados por un country

Son unas 2 mil familias que ocupan un predio de 100 hectáreas que tiene por principal propietario a un Club & Country en construcción de 365 hectáreas que tendría 5 barrios privados. El grupo inversor El Bellaco S.A. ostenta la propiedad que atraviesa la localidad de Guernica en plena crisis habitacional. Los medios hegemónicos estigmatizan la toma de tierras mientras las familias se organizan en asambleas y proyectan “barrios dignos”.

“Trabajo todo el día y que expliquen cómo puedo comprar mi casa”, cuenta Yamila que dejó una piecita que no podía pagar para venir a ocupar un terreno en las 100 hectáreas tomadas en Guernica, el último cordón del conurbano bonaerense. “Tengo tres hijas y una no la traigo porque es asmática”.

Es una zona descampada y los fríos del invierno pegan fuerte. Sigue la charla y circula un video en whasap en donde la helada ha congelado el zanjón que cruza las tierras. Mientras hablamos, otra chica sale de la choza vecina construida de palos y cubierta con los restos de una pelopincho. Todo está atado con alambre. “Nos turnamos para cuidar a los niños, acá somos todos solidarios. Nos prestamos cosas para taparnos cuando alguno le falta. Acá nos cagamos de frío todos”.

Son albañiles, costureras, peones, changarines. Muchos y muchas desempeñan tareas temporarias. Pero también hay trabajadoras de la salud, de maestranza, personal que reclutan las empresas de seguridad privada. Muchas obreras y obreros que trabajan en precarios establecimientos en negro. La mayoría han llegado de los barrios lindantes. “Hay muchas familias jóvenes que no tienen lugar y que no pueden alquilar. Es una oportunidad para nosotros”, nos dice un pibe. “Yo tengo tres hijos”, mientras caminamos a la olla popular que están haciendo para repartir comida a quien se acerque. A pesar del decreto que emitió el presidente durante la cuarentena los despidos y desalojos por falta de pago han continuado y con mas fuerza sobre las familias que tienen alquileres informales.

Desde el gobierno informaron que hubo 140 intentos de tomas de tierras en lo que va del año. A pesar de la pandemia la urgencia habitacional no conoce cuarentena. El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, informó recientemente que “Por primera vez, estamos deteniendo gente sin antecedentes que sale a robar para sobrevivir”. Es que la situación es crítica, por eso a pesar de las bajas temperaturas hubo al menos, 140 tomas de tierras de familias desesperadas que buscan un terreno donde tener una vivienda digna. Según el diario La Nación, los intendentes del conurbano bonaerense están intranquilos por el desborde de una situación. Pero exponen que debido a la cuarentena no se han podido poner en marcha los desalojos y que la justicia se maneja con la resolución 707/19, dictada por la Suprema Corte de Justicia de la provincia, que estableció un protocolo de actuación judicial frente a la toma de tierras.

Quién pide el desalojo

Las tierras en disputa atraviesan de punta a punta Guernica. Los barrios de la clase trabajadora que rodean el predio crecen y las nuevas familias ven imposible la adquisición de tierras para construir su vivienda. Por eso los testimonios son de familias que viven en casas hacinados o caen en el inquilinato informal para rentar una pieza y vivir como se pueda.

Se vendieron estas tierras a una inmobiliaria que proyectó un barrio y club privado en el centro de una población en crecimiento. El único propietario constatado y principal denunciante es el grupo inversor El Bellaco S.A. quien ha pedido el desalojo y recientemente una cautelar de no innovar sobre los inmuebles en cuestión por 30 días a través del fiscalía n°1 a cargo de Juan Cruz Condomi que fue aceptada el 29 de julio por el juez de garantías del juzgado n°8, Rizzo Martín Miguel. Luego de la medida, se ha registrado hostigamiento policial que interviene deteniendo jóvenes e incautando herramientas y cualquier material que llevan las familias para abrigarse de las bajas temperaturas. Los vecinos denunciaron que la policía engaño a unas 533 personas bajo el pretexto de firmar una planilla para realizar un censo con fines sociales y que en realidad fue un registro para imputar penalmente por usurpación. Desde la agrupación de abogados de La Ciega explicaron que la policía actuó de forma engañosa  al no cumplir con la notificar a las imputados y al engañar con información falsa.

Mas allá de la chozas improvisadas, en la toma se observa otro inmenso predio con lagos artificiales y alisados preparados para caminos y el loteo. Es la primera etapa de la construcción del Country&Club San Cirano. El emprendimiento de Bellaco S.A. tomo la marca del selecto club deportivo San Cirano conocido recientemente por el escándalo de violencia rugbier cuando se viralizó un video en redes sociales en el que Julián Cirigliano por “diversión” tacleó por la espalda a una persona en situación de calle y luego huyo en auto con otros amigos.

Al igual que el Newman o el Champagnat en Pilar, la millonaria inversión contempla a demás de una pequeña “Nordelta” un parque deportivo recreativo de proporciones espectaculares (6 canchas de fútbol, 30 de tenis, cachas de rugby, piscinas y tres lagunas que abarcan 40 hectáreas para deportes náuticos). La sospecha es si esas tierras tienen como destino ser parte de la segunda etapa de construcción del Country&Club San Cirano que ya tendría que estar terminada o si el plan es un nuevo barrio privado. El plan inicial describe que consta de 365 hectáreas que contendrán costosos 1600 lotes de 950 mtrs. cuadrados organizados en 5 barrios internos. Según el director del grupo inversor, Diego Aidenbaum, en entrevista con El Cronista cuando se iniciaba el proyecto en el 2015, el Club San Cirano tendría el 10% en la venta de cada lote en uno de los barrios que portaría el nombre del club y tendría 20 hectáreas con 300 lotes.

Pero en otro sector del predio hay supuestos dueños de los cuales todavía no se ha constatado la legitimidad de propiedad. Serían parcelas con el simple título de “posesión”. Entre los vecinos al predio que lo ven abandonado desde hace décadas denuncian que los sucesivos intendentes otorgaron permisos de posesión como favores políticos a quienes hoy reclaman las tierras como propias.

La campaña contra las familias y el hostigamiento policial

Desde un inicio los medios empresariales y regionales han estigmatizado la toma de tierras describiendo la zona como un “campo de batalla” y un lugar de continuos delitos entre vecinos. El material que se ha difundido es un video en donde un grupo de cuidadores atacó a personas de la toma dejando heridos a varias mujeres y realizando disparos al aire. La noticia se difundió como una pelea interna entre familias. También circuló capturas de pantalla en alguna red social en la cual se promocionaba la venta de lotes, estas fueron tomadas por la justicia. Aunque las familias ocupantes que ya se están organizando en asambleas han expresado que no hay peleas internas entre las familias, “El clima es pacífico nosotros nos ayudamos. Imagínate que alguno puede hacer algo porque acá hay como 10 mil personas pero el clima es bueno. El video que salió en la televisión fue cuando los cuidadores de un campo vinieron a golpear a gente que estaba en la toma. Lastimaron a una señora con un revenque”.

Contrario al ambiente caótico que vienen difundiendo los medios hegemónicos, un comisión de delegados por familias presentó un proyecto de barrios que contemple plazas, guarderías, escuelas y calles para evitar el hacinamiento. “Nuestra idea es construir un proyecto para el barrio, que abarca desde un centro cultural y jardín (con apoyo escolar, merendero, comedor, actividades culturales) hasta una salita de primeros auxilios. Durante esta semana realizamos un censo con el objetivo de relevar datos acerca de las necesidades de los y las vecinas del predio.”, dice el comunicado.

 

* Imágenes German Romeo Pena

.
www.anred.org/2020/08/03/guernica-2-mil-familias-que-se-organizan-para-no-ser-desalojados-por-un-country/
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS