Argentina. “Están prohibiendo los abortos legales”

Publicidad

 

“Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”, dijo la niña tucumana en el hospital Eva Perón. Lo dijo con sus palabras, con lo poco que entiende de lo que pasa en su cuerpo. La escucharon varias personas, lo confirmó la cámara gesell. Y sin embargo pasó un mes de aquel momento donde llegó con un embarazo no deseado, producto de una violación. Tiene 11 años y lleva 24 semanas de gestación. No desea ser madre, lo dejó bien claro pero los grupos antiderechos, con la complicidad del sistema de salud, los poderes Ejecutivo y Judicial, la quieren obligar a serlo.

Hablamos con una integrante de la Red de Profesionales de la Salud por la Vida y el Aborto Legal de Tucumán sobre el caso, de la vulnerabilidad de las niñas y adolescentes pobres del interior de la provincia y de los mecanismos de las redes antiderechos que operan en todos los estamentos.

¿Tienen información sobre el estado de salud de la niña?

Hay informe de los riesgos que la niña corre, como cualquier niña en estos casos: riesgo de hipertensión, diabetes gestacional, parto prematuro y agotamiento del útero. Sin embargo, el secretario ejecutivo médico del Siprosa, el doctor Gustavo Vigliocco, en una declaración radial planteó que la niña, al tener 50 kilos, con una contextura física grande, podía llevar adelante la gestación. El funcionario dejó de lado todos los aspectos psicológicos y sociales que atañen a la salud integral de la niña. Solo tuvo en cuenta el peso. Para este funcionario, como tiene más de 50 kilos puede gestar. No tuvieron en cuenta la salud de forma integral de la nena.

Quienes más sufren son las niñas pobres de parajes alejados donde la salud, la educación y la justicia no llegan

¿Cuál fue la justificación que le dieron lxs profesionales que la atendieron para negarle la Interrupción Legal del Embarazo (ILE)?

En el hospital Eva Perón sucedieron muchas irregularidades. A los profesionales del hospital se les prohibió intervenir, en su lugar se ocuparon del caso profesionales externos. Se le prohibió al servicio social intervenir y la psicóloga que la atiende a la niña es externa al hospital. No siguieron los protocolos de ILE vigentes y el director de Salud Mental, el doctor Rómulo Sigler, mantenía entrevistas con la niña. Es psiquiatra de adultos y externo al hospital, y sin embargo entrevistó a la niña.

Hubo violencia institucional desde el primer momento por no haber intervenido en tiempo y en forma para que justamente esa interrupción sea lo menos traumática posible. Todo estuvo dispuesto a obstaculizar el derecho de la niña. Y nadie se anima a entrar a la historia de la niña en el hospital porque quedaría grabado el número de usuario y nadie quiere exponerse.

La niña sufrió un serie de violencias que tienen que ver con la revictimización. No se cumple su deseo enunciado, que es terminar con esa gestación. La vuelven a someter una y otra vez a interrogatorios. Ella lleva 4 instancia judiciales y tuvo 8 entrevistas entre profesionales de la salud y judiciales.

¿Cómo se mueven los antiderechos en Tucumán? ¿Qué poder tienen? ¿Tienen apoyo político?

En Tucumán hay una red organizada antiderecho, empezando por el gobernador que participó activamente en las marchas de pañuelo celeste, donde estuvieron abogados, profesionales de la salud, obispos y políticos. Los tres senadores por Tucumán votaron en contra de la IVE y el año pasado el legislador oficialista Caponio quiso prohibir los abortos legales. Vemos cómo el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo obstaculizaron y dilataron el derecho de la niña, con los mismos mecanismos de siempre: manipulan a las familias, dan datos a la prensa para que ejerza presión, obstaculizan la atención de profesionales con perspectiva. Dejan a la víctima sin herramientas.

Hay obstaculizadores que prohíben, esconden y presionan a quienes sí quieren ejercer su derecho a decidir

En Tucumán obstaculizan el derecho de la niña por especulaciones electorales. Son cuestiones que tiene que ver con lo electoral. Acá el hashtag #ConAbortoNoTeVoto se impuso y los antiderechos han copado los poderes del Estado. En un contexto tan adverso para los derechos sexuales y reproductivos es muy difícil trabajar en el sistema de salud pública en Tucumán.

¿Hay ignorancia del protocolo de ILE de parte de lxs médicxs o es presión de los antiderechos, miedo o simplemente anteponen su creencias religiosas?

El problema acá no es que haya objetores de conciencia, el problema es que hay obstaculizadores que prohíben, esconden y presionan a quienes sí quieren ejercer su derecho. Y arman este circuito macabro con algo que debía resolverse de manera simple y no incurriendo en una tortura. Hay responsabilidad del Ejecutivo, del Judicial y del Estado en general. La media de embarazo no intencional adolescente en Tucumán es más alta que la media nacional.Vemos que quienes más sufren son las niñas pobres de parajes alejados donde la salud, la educación y la justicia no llega.  Y el Estado está ausente.

*La médica que nos brindó la entrevista prefirió reservar su identidad para esta nota debido a la persecución que sufren a diario en la provincia.

.

revistacitrica.com.ar/estan-prohibiendo-los-abortos-legales.html

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More