Argentina. Enfoques cooperativos; Hoy: Superar el estrés escolar a partir del diálogo y el consenso

Por José Yorg, el cooperario

 

«En suma, se necesita abrir una campaña de ternura y de ciencia, y crear para ella un cuerpo, que no existe, de maestros misioneros». José Martí.

 

El «estrés escolar”  que se da socialmente al inicio de cada ciclo escolar, según nuestro modesto entender,   y este año no será la excepción, es aquella tensión  desatada por lo desconocido, por la gran expectativa  y las dudas que rodea encarar el proceso enseñanza-aprendizaje en padres, alumnos y docentes  y por qué no en las autoridades educativas.

Llevo muchos años en la docencia y eso nos ayuda mucho a mantener la ecuanimidad, pero no somos inmune a esa ansiedad colectiva, que por cierto la superamos a partir del diálogo y el consenso, pero sobre todo con mucho tacto, respeto y afecto.

Uno de los máximos pico de tensión se da en la procura de los padres por inscribir a sus hijos en el primer grado y lo mismo ocurre en la secundaria,especialmente en aquellas instituciones muy valoradas.

Pedagogía de la ternura

“Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra” cantó José Martí  y nosotros repetimos que somos la trinchera de la noble Pedagogía cooperaria”.

Por eso, como docentes cooperativos, la respuesta que damos a estas tensiones, surgen de los valores y principios cooperativos, pero también, y en gran medida en los fundamentes pedagógicos del ideario martiano, de José Martí.

La pedagogía de la ternura es el concepto eje de la obra de José Martí en cuanto a que este enfoque influye positivamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje para  el andar  hacia el desarrollo integral de la personalidad con la interiorización  de valores humanos.

La pedagogía  Martiniana y la Pedagogía cooperaria se hermanan porque ambas surgen del propio principio de la educación para la vida, al reconocer  a la ternura como parte sustancial de la cotidianidad en la escuela para que transcienda a la sociedad, todo ello, basado en el afecto y la fraternidad porque facilita la elaboración personal y grupal del conocimiento y así se arraigan en sus mentes y corazones, pero además los ayudarán a resolver problemas que plantea la vida en la sociedad.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS