Argentina. Enfoques cooperativos; Hoy: Los pueblos son sabios

Publicidad

Por José Yorg, el cooperario.

 

“Nada más peligroso que una revolución a medias”. Manuel Baldomero Ugarte

 

Una vez más el pueblo argentino mostró su sabiduría.

La intuición del pueblo desde lo profundo de su existencia expoliada se expresó en las urnas, por más que cueste aceptar y asimilarlo.

El camino del pueblo, de ese generoso y grandioso pueblo argentino, es más, mucho más, que programas sociales y bonitas palabras de progresismo.

Palabras que por cierto olvidaron de cantar «combatiendo al capital, Perón, Perón que grande sos».

El pueblo quiere y merece vivir bien y dejar de escuchar de Deudas Externas, de Buitres, de tasas de interés, el pueblo quiere que se pague la Deuda Interna con los trabajadores, los maestros, los campesinos y que los políticos corruptos atiborren las cárceles. El pueblo quiere justicia social.

No se profundizaron los cambios, no se moralizó la política, por el contrario, se toleró feudos provinciales con bajos niveles de republicanismo y democracia que desmintieron en los hechos los avances.

El pueblo argentino, el pueblo Latinoamericano, el mundo, quiere y necesita construir otra sociedad civilizatoria sobre bases organizativas más respetuosas de la naturaleza, de la condición humana, para ello necesita desterrar las desigualdades.

El pueblo argentino tiene profundas raíces cooperativas y en especial la Educación Cooperativa Escolar que el propio Perón le dio categoría estrategia en el Segundo Plan Quinquenal.

Para alcanzar la felicidad del pueblo se debe hacer lo que el pueblo quiere y necesita, eso es democracia, y no la democracia de los privilegiados que sostienen las desigualdades inalterables.

Entonces, ya no era admisible seguir con ciertos y determinados «versitos» con alguien que no demostró en su gestión  apego a la Doctrina peronista.

Ahora las cosas están donde tienen que estar, ahora sabemos bien quien es cada quien. «Quien quiera ver que lo vea, quien quiera oír que lo oiga«: El pueblo lo hizo, karajo!!!

Y esto es válido para Venezuela, Brasil y antes lo fue para Paraguay.

Extracto del Manifiesto lanzado por Manuel Baldomero Ugarte (1875-1951) desde Niza, con motivo del derrocamiento del dictador peruano Leguía y escrito a solicitud del A.P.R.A.

“Lo que urge es reaccionar contra las malas costumbres políticas, contra los errores endémicos, contra la absurda organización de nuestras repúblicas, si es que hemos de llamar «organización» al dominio de una oligarquía o de una plutocracia que nunca tuvo más visión de la patria que sus conveniencias”.

“Nada más peligroso que una revolución a medias. La juventud debe velar para que el sacrificio no sea estéril y no se reduzca todo a la satisfacción aparente. Hay que afrontar al fin nuestros grandes problemas. En el orden interior: la justicia social, la situación del indio, la división de la tierra; la organización de la economía nacional; en el orden exterior: la aspiración hacia la Patria Grande. Hay que organizar a la América Latina en favor de la América Latina misma y no, como ahora, en favor de los inútiles del terruño y de los piratas de afuera”.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More