Publicado en: 19 octubre, 2015

Argentina. Enfoques cooperativos; Hoy: Día Internacional de la vergüenza pedagógica. Los escraches necesarios

Por tecnicoop

¿Existe realmente el Día Internacional de la Vergüenza Pedagógica?.La crónica del New York Times del 20 de octubre de 1917 los estudiantes Frank Stern y Jennie Baumgartner detenidos ese día en las calles por provocar desórdenes públicos pidiendo que se elevara el nivel de exigencia educativa.

Por José Yorg,  el cooperario
Dedico este artículo a mí apreciada amiga Margarita Marilyn Sánchez, quien reside en la ciudad de  Nueva York, me proporcionó los elementos históricos. Gracias!
 
 
“Cuando se van a tomar decisiones que afectan a más de una generación, que de alguna manera pueden hipotecar el destino de tus hijos o el de los hijos de tus hijos, eso tiene que ser Plebiscitado. No puede ser decidido por un gobierno y chao.”. Eduardo  Galeano
¿Existe realmente el Día Internacional de la Vergüenza Pedagógica? Debería existir, entre otros asuntos para recordarnos que debemos ser celosos custodios de la calidad educativa que nos brindan.
 
Leímos el artículo que refiere al tema que nos tiene atareados hace algunos años y nos  impactó en razón a que nos toca de lleno: somos educadores cooperativos proscritos y los saberes cooperativos, saberes proscriptos desde el año de 2007 en la Provincia de Formosa.
 
La política pedagógica autoritaria del ministerio de educación se constata fehacientemente en el hecho del incumplimiento de la Ley nacional 23427, fondos específicos y genuinos para educación cooperativa escolar y del artículo 90 de la ley N° 26 206 de Educación Nacional sobre la temática, por lo que queda claro que Formosa decae en calidad educativa, y este hecho no es un mero hecho.
 
Formosa está descalificada en la comunidad nacional e internacional por su ataque al noble sistema cooperativo por lo que se ha ganado el apelativo de Vergüenza Pedagógica.
 
También, nosotros, docentes cooperativos sentimos  “vergüenza educativa” cuando asistimos a foros nacionales e internacionales porque es difícil explicar en esos importantes eventos la discriminación que sufre el cooperativismo escolar y la proscripción de nuestra labor por parte de la cartera educativa formoseña.
 
Crónica del New York Times
 
En el blogspot de El café de Oca bajo el título de “Esto no es un cuento para niños” nos ilustra que alumnos de primaria y padres insatisfechos por la reforma educativa, a la que consideraban que se trataba de un proyecto de educar a los niños en “la doctrina de la satisfacción”, más que en la del esfuerzo”. Oportuno es aquí recordar que la pedagogía cooperativa se basa en el esfuerzo propio y la ayuda mutua.
 
“Los hechos tuvieron lugar el 19 de octubre de 1917 y que por su relevancia merecerían que cada 19 de octubre celebrásemos el Día Internacional de la Vergüenza Pedagógica. Más aún: propongo que levantemos un monumento en cada pueblo a los estudiantes Frank Stern y Jennie Baumgartner, detenidos ese día en las calles de Nueva York por provocar desórdenes públicos pidiendo que se elevara el nivel de exigencia de sus escuelas. Frank y Jennie, que al ser detenidos invocaron la libertad de expresión, tenían 9 años de edad. Repito: NUEVE años de edad”. http://elcafedeocata.blogspot.com/2009/08/esto-no-es-un-cuento-para-ninos.html
 
“La crónica del New York Times del 20 de octubre añade que varias manifestaciones, que reunieron a varios miles de niños, tuvieron lugar en Brooklyn y Bronx. Varias escuelas fueron apedreadas y las ruedas de los coches de la policía, pinchadas. El grito de guerra de los manifestantes era “We won’t back until the Gary system is taken out”. Es decir, “no volveremos a clase hasta que no se retire el sistema Gary.” Efectivamente, se mantuvieron activos durante diez días, hasta que, finalmente, consiguieron su propósito”.
 
Paraguay
 
Los estudiantes de la secundaria y universitaria del Paraguay están haciendo sentir su insatisfacción, con los escraches necesarios, ante la corruptela política que les privan de buena calidad educativa en ambientes acordes, allí también es dable esto de la vergüenza pedagógica.
 
Repetimos con José Martí: “Me parece que me matan un hijo cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar”, y nos atrevemos agregar: cada vez que privan a niños y jóvenes del derecho a una educación de calidad, de emancipación y cooperación.
 
¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!
 
-->
COLABORA CON KAOS