Argentina. Enfoques cooperativos, Hoy: ¿Con la democracia se come, se educa, se cura?

Publicidad

Por José Yorg, el cooperario.

 

 

“El fantasma del rechazo a los políticos y sus modos de gobernar recorre todo el mundo occidental” 

Isabel Turrent

 

Es recurrente leer e incluso escribir sobre la notable caída de credibilidad que sufren las instituciones de las repúblicas en todo el mundo, en especial el sistema democrático de gobierno, severamente cuestionado.

Pero lo realmente preocupante es comprobar que se asume que la culpa de tal deterioro la tiene el pueblo y sus excesivos reclamos, por lo tanto, se debe disciplinar tal actitud con represión.

Si uno se sentase cómodamente a la sombra  de algún árbol y se predispusiese a tomar unos buenos «amargos» (mate, infusión de yerba mate con agua caliente a través de una bombilla) y se abocara a analizar estos asuntos, no sería descolocado pensar que estamos realmente en aquello que canta María Elena Walsh: El Reino Del Revés:

“Me dijeron que en el Reino del Revés

Nada el pájaro y vuela el pez

Que los gatos no hacen miau y dicen yes

Porque estudian mucho inglés”

“Vamos a ver como es

El Reino del Revés

Vamos a ver como es

El Reino del Revés”…

Las cooperativas poseen un sistema democrático participativo, pero además poseen revocatoria de mandato en cualquier tiempo. Control  Democrático.

La Constitución Nacional argentina sentencia que “El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución”. El pueblo reducido a ser convidado de piedra, votando.

Así concluimos que la democracia es un tipo de democracia fundada en la representación  del pueblo por medio de funcionarios. Pero este tipo de democracia es antigua y además agotada en su funcionamiento, devenido obsoleto e ineficaz. Pero es posible adecuarlo, actualizarlo, mejorarlo, al fin. Ahora ¿Por qué no se lo mejora?

El sistema democrático participativo promueve y anima la construcción de una sociedad más justa, plural, dinámica y con mayor inclusión social porque sustenta, al igual que las cooperativas, valores y principios de cooperación y no de competencia y egoísmo.

Repasemos algunas definiciones de democracia:

“El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” Lo pronunció Abraham Lincoln en los Estados Unidos de Norte América en el año de 1863.

“La democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado” fueron las conclusiones de Winston Churchill.

En el año 1983  el  Dr. Ricardo Alfonsín, asumiendo la primera magistratura argentina aseguró que:

Con la Democracia se come, con la democracia se educa, con la democracia se cura, no necesitamos nada más, que nos dejen de mandonear, que nos dejen de manejar la patria financiera, que nos dejen de manejar minorías agresivas, totalitarias, inescrupulosas que por falta de votos buscan las botas para manejar al pueblo argentino”.

“No puede ser más, las dos banderas solamente las dos banderas y aquí es entonces necesario que comprendamos, la bandera de la libertad sola no sirve, es mentira no existe la libertad sin justicia. Es la libertad de morirse de hambre, es la libertad del zorro libre, en el gallinero, libre para comerse con absoluta libertad las gallinas libres”.

No podemos más que estar de acuerdo con que es la mejor definición de lo que debe ser la democracia, pero también  evidencia las falencias actuales de la democracia representativa.

El destacado economista argentino Julio C. Gambina en su artículo denominado “Democracia Cooperativa”, nos señala que  “La experiencia histórica nos permite concluir que: “No hay peor enemigo de la democracia que el que ésta sea teórica. ¡Hay que practicarla!”

 ¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More