Publicado en: 22 febrero, 2019

Argentina. Enfoques cooperativos; Hoy: Capitalismo financiero, Estado y Cooperativismo

Por tecnicoop

Se comprueba cotidianamente que, en cuanto las cooperativas se apartan de la ley del incremento constante de la tasa de ganancia, una ley dominante y asfixiante para el pueblo, se enfrentan a los lineamientos políticos de los gobiernos.

Por José Yorg, el cooperario.

 

 Lo que siempre ha hecho del Estado un infierno en la tierra es que el hombre intentara convertir la tierra en su cielo”. Friedrich Hölderlin (1770- 1843)

 

“.Patria que no tenga hijos desgraciados,  ni amos insaciados que usurpan sus bienes, pueblo soberano por su democracia,  huerto de fragancia de fueros humanos”. Mi Patria soñada-Carlos Miguel Jiménez.

 

Habíamos leído hace ya muchos años atrás el libro de  Moses  Coady “Dueños de su propio destino”, pero ahora, dejemos que la sinopsis realizada por  www/ediciones.ucc.edu.co, nos ilustre:

“La obra de Moses Michael Coady ilustra la experiencia de educación de masas que anima en su momento el Instituto que dirige el autor en la Universidad de San Francisco Javier de Antigonish, en Nueva Escocia. Su obra relata el impacto y los resultados concretos para la sociedad y la economía canadienses de finales del siglo XIX  e inicios del siglo XX que, a su vez, se convierten en referente y orientación para los movimientos cooperativos de otras latitudes, particularmente los de América Latina.”

“El autor muestra cómo se realiza el plan estratégico de organización social orientado hacia empresas económicas, apoyado fuertemente por una educación cooperativa en lo social, empresarial-científico, en lo económico y en lo técnico. La educación cooperativa que propone está pensada, pedagógica y metodológicamente, para despertar en los adultos el interés permanente por el estudio de sus propios problemas y, de tal forma, animarlos a que emprendan la búsqueda de soluciones autónomas que deberían ser proyectadas y puestas en marcha por ellos mismos”.

Sin embargo, Jim Lotz, en su texto “El humilde gigante: Moses Coady, Revolucionario Rural de Canadá  (2005) señala conceptos que nos llamó mucho la atención: “La creencia de Coady en el poder de las ideas para cambiar los corazones y las acciones de hombres y mujeres se enfrentó a … el sistema político mezquino y cargado de patrocinio en Nueva Escocia en la década de 1930”. (wikipedia.org/wiki/Moses_Coady)

No podemos dejar de admirar la obra de Coady, no exenta de esfuerzos y enormes sacrificios, pero coincidimos con Lotz en el sentido de su crítica realista y certera en cuanto a que no se puede soslayar los poderes destructivos y mezquinos de sectores ligados al sistema político y del propio Estado.

En estos tiempos globales, bajo los designios dominantes del capitalismo financiero, no puede caber dudas del dañino actuar de los grupos favorecidos que no toleran el disenso, la pluralidad y la propia democracia, todo lo ponen directamente a su favor. Los Estados están colonizados por las ideas financieras, no toleran al cooperativismo, les causa escozor tan siquiera escuchar la palabra “cooperación”.

Se comprueba cotidianamente que, en cuanto las cooperativas se apartan  de la ley del incremento constante de la tasa de ganancia, una ley dominante y asfixiante para el pueblo, se enfrentan a los lineamientos políticos de los gobiernos.

En el sentido de nuestra exposición en el párrafo anterior, resulta revelador  las expresiones del presidente de la Federación de Cooperativas de La Pampa-Argentina-Fepamco- Carlos Santarrosa, recientemente dichas y que pudimos leer en medios periodísticos:

…“consideró (Santarrosa)  que la resolución de Nación que facilita el uso de infraestructura de entidades solidarias y estados provinciales a manos de los grandes multimedios, es un nuevo “embate contra las cooperativas”. Reveló que el mismo día que Colsecor reclamaba en Buenos Aires por el freno de la firma final para que decenas de cooperativas del país presten televisión, entre ellas tres pampeanas, el gobierno sacó la resolución a favor de los multimedios. “Lo vemos como algo totalmente intencional

Más allá de todo, lo que está claro es que el Estado es un ámbito político y por tanto, corre la suerte del resultado de la disputa política que se encare a él, sabiendo que existe un punto, una frontera, que aún respetan, es la necesidad que tienen los gobiernos de alcanzar la mayor legitimidad ante la sociedad, claro, sin demasiado costo, favoreciendo algunos aspectos que demanda el cooperativismo, se sienten compelidos a ello.

¿Por qué no pensar en un Estado cooperativo? ¿Por qué no repensar y modificar la actual concepción de organización social como estamento cooperativo?

Si bien es cierto que el capitalismo financiero se ha expandido y con ello derrota los espacios territoriales y Estados nacionales generando dramas socio-económicos, sin embargo, la inmigración no transita libre por esos territorios, se los impiden los Estados con sus murallas.

Pero también es cierto que ello implica que la resolución favorable al infortunio generado, es posible utilizar esa misma vía global con decisiones y relaciones humanas de solidaridad y fraternidad, es en ese sentido que interpretamos lo que nos habla el jurista alemán Peter Häberle, con su propuesta de “Estado Constitucional Cooperativo”.

Lo hemos afirmado públicamente: “El Estado tiene funciones ineludibles con el Cooperativismo que lo enaltece”.

Así, ponderamos un entramado jurídico inédito del Estado, en que el Poder Ejecutivo  tiene funciones ineludibles y benéficas con el Cooperativismo, en especial con la educación cooperativa escolar; el Poder legislativo, en cuanto a generar las más nobles leyes sobre la temática y; el Poder judicial guarecer derechos, a enseñar y aprender cooperativismo y consecuentemente el derecho laboral de quienes cumplen con esa tarea fecunda en la sociedad.

¡En la fraternidad, una abrazo cooperativo!

 

 

 

 

 

COLABORA CON KAOS