Argentina. El martes se conocerá el veredicto del juicio al ex Juez federal Lona por su rol en la dictadura mililtar

El TOF II, constituido por Gabriela Elisa Catalano, Juan Carlos Reynaga y Gabriel Eduardo Casas (foto), definen el rol de Lona en la dictadura militar. No fue en soledad, sino que en Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, ex jueces federales cumplieron el mismo rol de complicidad con el accionar del Ejército. La fecha elegida por la jueza Catalano para la lectura del veredicto, tal vez ignorando o no, coincide con una masacre de de detenidos políticos.

En la noche del 24 y el 25 de septiembre de 1976 el Ejercito secuestró y asesinó a 7 militantes cuyos cuerpos fueron dinamitados en la denominada «Masacre del Gallinato».

Las víctimas fueron Gemma Fernández de Gamboa, Héctor Gamboa, Silvia Aramayo, Daniel Loto Zurita, Carlos Figueroa Rojas y Martín Miguel Cobos.

Mariana, hija de Gemma Fernandez y Héctor Gamboa, fue quien abrió la ronda de testimoniales, dijo «Estaría bien que haga memoria el ex juez Lona y me entregue el maxilar de mi madre para que yo pueda enterrarlo», le dijo Mariana al juez Lona en la segunda jornada de juicio. La mayoría de los testimonios ratificaron que Lona, integró la justicia de la dictadura, pese a su libreto de inocencia que seguramente repetirá antes de que el tribunal pasa a un cuarto intermedio para dar conocer el veredicto. Lo de Salta no es un hecho aislado, en Jujuy, el ex juez federal Horacio Aguilar, según los familiares y organismos de DH, cumplió el mismo rol, o Tucumán el ex juez federal Manlio Martínez, o en Santiago del Estero. La Cámara de Casación Penal anuló la absolución del ex juez federal Santiago David Olmedo de Arzuaga en el juicio por la Megacausa III, por crímenes de lesa humanidad cometidos en Santiago del Estero.

Los jueces anularon la decisión del Tribunal Oral Federal de la provincia y le indicaron que condene al exmagistrado. El fallo, firmado por Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo, se produjo en la causa que investigó la responsabilidad de policías, militares y autoridades judiciales en 38 crímenes.

Los pedidos de condena

En su alegato, el fiscal general Carlos Amad y la fiscal federal Ángeles Ramos ,titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, solicitaron al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de Salta que condene al ex juez Ricardo Lona a quince años de prisión por su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad. Los fiscales dieron por acreditado que Lona aseguró la impunidad de los autores y partícipes de estos hechos criminales al omitir promover la persecución penal de estos hechos, que tuvieron lugar el 11 de marzo de 1976. Como consecuencia del ataque contra Ragone resultó asesinado un comerciante -Santiago Arredes- y herida una mujer -Margarita Martínez de Leal- ambos testigos ocasionales.

Para los representantes del Ministerio Público Fiscal, a lo largo del debate quedó acreditado que, lejos de tratarse de «errores judiciales» en la instrucción de la causa, la actuación del ex magistrado obedeció a un accionar «deliberado» previamente concertado de tal forma de ofrecer y garantizar «una cobertura de impunidad» para quienes, en el contexto del terrorismo de Estado, perpetraron el hecho.

La Fiscalía pidió que Lona sea condenado en calidad de autor por los delitos de prevaricato, en concurso real con el de omisión de promover la persecución y represión de los delincuentes, y como partícipe secundario de los delitos de homicidio agravado por haber sido cometido con ensañamiento y alevosía .

“Se encuentran plenamente confirmados los hechos (…) y por ende la responsabilidad de Ricardo Lona se encuentra acreditada”, aseguró el abogado Matías Duarte, representante de la querella de la familia Ragone, entre otros argumentos y dijo que, en caso de que el Tribunal considere al ex juez como partícipe secundario, debe recibir el máximo de la pena prevista, 20 años de prisión. Por su los abogados de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Dolores Parra y Gastón Casabella, solicitaron que se cambie la calificación de la acusación. En el inicio del juicio, Lona estuvo acusado de encubrimiento y prevaricato, sin embargo, las querellas consideran que tuvo responsabilidad directa en el homicidio de Ragone y Arredes y la tentativa de homicidio a Martínez de Leal. «Ofrecía un manto de impunidad» dijo Dolores Parra y solicitaron perpetua para Lona.

La abogada María José Castillo, de Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, conjuntamente con David Leiva, sostuvo que Lona tuvo una “participación esencial” para la concreción de estos delitos. Para graficar la adhesión del ex juez a la dictadura recordó que fue “el único civil que participa de la asunción de Carlos Alberto Mulhall” (fallecido), que como jefe de la Guarnición Ejército Salta tuvo la suma del poder público en la provincia tras el golpe del 24 de marzo de 1976″. Cruzó el Jordán, al igual que otros jueces federales, sin pudor.

Chau límite

No se puede soslayar como en anteriores notas de esta agencia, la protección que gozó. «El límite es Lona» era la respuesta que recibían los familiares cuando consultaban sobre las causas en las que esta imputado, de parte de funcionarios judiciales. Una frase que con el correr del tiempo se diluyo, dado el accionar del ex fiscal general Jorge Auat y del juez federal Fernando Poviña. Auat cuando estaba al frente de la Procuradoría de Crímenes de Lesa Humanidad presentó hace varios años atrás el pedido de enjuiciamiento del Lona.

Un pedido de andar cansino por las chicanas de sus defensores, entre ellos del ex integrante del tribunal que juzgó a Junta Militar, Ricardo Gil Lavedra.

Finalmente el expediente recayó en la competencia del juez federal Fernando Poviña, cuando se desempeñaba como subrogante en Jujuy, quien aceleró el trámite, que recién ahora permite que Lona este sentado en el banquillo de los acusados. Sin olvidar que como informó esta agencia, La Cámara Federal de Casación dejó firme el procesamiento contra el ex juez federal de Salta Ricardo Lona, acusado de encubrir crímenes de lesa humanidad y de prevaricato durante la última dictadura.

Además los camaristas de la sala II del máximo tribunal penal del país instaron a la justicia salteña a «imprimir celeridad» a la marcha de la causa «en virtud del tiempo transcurrido». Los camaristas Alejandro Slokar, Mariano Borinsky y Ángela Ledesma declararon «inadmisible» un recurso del defensor Ricardo Gil Lavedra contra el procesamiento confirmado por la Cámara Federal de Salta. Según su fallo, la sala II de Casación rechazó el recurso, confirmando el procesamiento de Lona por los delitos que habría cometido cuando era juez federal de Salta.

.

www.anred.org/2019/09/19/el-martes-se-conocera-el-veredicto-del-juicio-al-juez-lona-por-su-rol-en-la-dictadura-mililtar/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS