Argentina. El Estado mató por tercera vez a Natalia Grebenshchicova

Publicidad

La joven muchacha rusa de quince años, asesinada por el doble femicida MARIANO BONETTO, tuvo un doble verdugo: el veterinario y el estado.

El estado la mató cuando dejó libre a un provocador conocido.

El estado la mató cuando la metió en un hospital infecto.

Y el estado la volvió a matar, cuando la «justicia» decidió en tiempo récord, SOBRESEER AL DOBLE ASESINO FEMICIDA.

¿Habrán tenido tiempo las querellas, de juntar las pruebas, aportar TODOS los testigos y seleccionar los peritos de parte? ¿Hubo pericia neurológica? ¿Cómo se puede saber si alguien era inimputable, antes de tener clavada una cuchilla en el cerebro, varios centímetros? después de ello… es natural quedar inimputable. Pero Mariano Bonetto asesinó antes de que lo apuñalaran para detener su furia.

¿Tenía tanto apuro la jueza Wilma López?¿Investigó la fiscal Susana Calleja? Una historia con muchos interrogantes, muchos nombres de mujer y un DOBLE FEMICIDA sobreseído.»Ni una menos» suena más a burla que a consigna. Mariano Bonetto no apareció de la nada, planeó matar, primero eligió y compró el arma, después eligió también a sus víctimas, se acercó, cantó con ellos, midió la situación, especuló y eligió el momento propicio. Esto me suena más a «ubicado en tiempo y espacio» que a inimputable, pero claro… soy nada más que yo.

¿Quién será la próxima víctima de Mariano Bonetto?

 https://www.facebook.com/events/131557240667955/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More