Argentina. El adiós a un niño muerto

Docentes del niño hicieron pública una carta expresando su dolor por lo sucedido y denunciando la situación de abandono en la que se encontraba Rodrigo y así como  tantos otros niños y niñas.

En estas semana hubo pocos avances en la causa, poco se sabe de lo ocurrido. La única certeza es que el niño sufría una precaria situación desde hace tiempo. «Te recuerdo con tu sonrisa y tu dulzura en tus primeros años en la escuela, cuando tenías frio, cuando tenías hambre», recuerda la profesora Paula.

La docente concluye su carta «El adiós a un niño muerto», diciendo que «tengo en mi cabeza a tantos otros inocentes como vos que sufren el desamor, la desidia y la desigualdad social». Luego diez profesores y profesoras, se sumaron a la iniciativa y firmaron la carta «¿Y ellos que hicieron?», refiriendosé al incumplimiento de las póliticas estatales destinadas a la infancia.

La Ley 13.298 de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, contiene políticas y programas para aquellas niñas y niños cuyos derechos se encuentren vulnerados. También se planea un acompañamiento a los nucleos familiares. Sin embargo, según los docentes, la Ley 13.298 no se está cumpliendo y la escuela se encuentra muy sola a la hora de cumplir con su mandato de «incluir». En este sentido, explican en el texto que «cuando ocurre un hecho grave que involucra a un niño, o que tiene a uno o más niños como víctimas, la pregunta de rigor es: ¿Y qué hizo la escuela? Y nuestra pregunta es; ¿Dónde están las autoridades de aplicación de la Ley, y qué están haciendo ellos?».

Al conocerse lo sucedido, los medios locales aseguraron que con la instalación de «cámaras de seguridad» el asesinato de Rodrigo podría haber sido evitado. Por otro lado, los docentes apuntan a las causas previas que llevan a cientos de niños y niñas a estar en la calle, se preguntan por qué «el Estado no da el apoyo económico que debe dar, en tiempo y cantidad necesaria a los Hogares y Centros de día?¿No ven o no quieren ver a cada vez más niños y adolescentes que sin proyectos de vida buscan desesperadamente en las drogas sensaciones de ‘bienestar’?».

La carta finaliza criticando la «sociedad próspera que se empeñan en mostrar cuando gran parte de nuestros chicos vive una cotidianeidad dura y áspera, de exclusión y violencia». En este sentido explican que «la escuela no puede ser LA institución que serevierta esta terrible realidad».

Fuente: Indymedia, La Plata

http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&;view=article&id=8650&Itemid=134

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS