Argentina. Desde ATE-CTA-Formosa y TECNICOOP concluimos que la consigna del desmantelamiento del Estado neoliberal es vital y estratégico para la clase trabajadora

Publicidad

Por José Yorg, el cooperario.

“Hay momentos en que el pueblo sintetiza en la acción los pasajes más significativos de su historia”. Agustín Tosco.

 

Desde la Asociación Trabajadores de Estado-ATE-y su Central de trabajadores de la Argentina- CTA-, ambas entidades de la regional Formosa-Argentina- y TECNICOOP consideramos que el encuentro e intercambio de ideas vertidos en el Conversatorio este pasado viernes en el local de la ATE- resultaron muy sustanciosa toda vez que se concluyó que la consigna del desmantelamiento del Estado neoliberal es vital y estratégico para la clase trabajadora.

La experiencia y la realidad indican claramente que es imperativo generar nuevos escenarios positivos para el pueblo argentino, además asumimos como valedera la directriz lanzada por Cristina en cuanto a que “Se va a requerir un nuevo orden y un nuevo contrato social” refuerza nuestra convicción y por ello, nos afirmamos en tal medida.

¿Cómo pudo darse el despilfarro financiero del gobierno nacional?, nos preguntamos y respondemos, porque existe un Estado neoliberal utilizado como instrumento político e ideológico que facilitó esas medidas de vaciamiento cultural, económico y financiero cuyo resultado es el hambre.

Documento

Los organizadores del evento destacamos que el Conversatorio permitió un respetuoso intercambio de ideas, sugerencias y además arrojó un documento que habla sobre nuestras esperanzas y ganas de participar activamente en la construcción ampliada de esta idea-fuerza del desmantelamiento del Estado neoliberal y en función a ello seguiremos abriendo estos espacios a otros sectores próximamente.

Un capítulo especial merece la valoración que se realizó sobre la doctrina peronista y cooperativista en la convicción de que son herramientas organizacionales que poseen valores y principios morales que guían ese anhelo de una Patria libre, soberana, justa y fraterna, conjugados en la relación de compañeros/as establecidos por Perón.

Además, se enfatizó que el rol nefasto del Estado neoliberal, diciendo “No debemos olvidar que el rol y misión estratégica del Estado en tanto recinto del poder político, es administrativa y también coercitiva, al servicio de los sectores ideológicos, económicos y culturales de los sectores dominantes.”, proponiendo en ese sentido “Ese es el modelo de Estado que debemos comenzar a desmantelar, pues solo sirve a minorías en detrimento de las mayorías».

Finalmente, reivindicamos la propuesta de carácter democrático-participativa “Por eso este evento se inscribe en una propuesta política estratégica de desmantelar el estafa liberal. Queremos ir hacia un Estado participativo popular, inclusivo y que tenga en la justicia social su horizonte rector».

Mirada desde TECNICOOP.

Un corte historiográfico como base que permita un rápido análisis de la actualidad.

Exponemos aquí de manera extremadamente sucinta el  corte historiográfico como base que permita un rápido análisis de la actualidad.

El Estado que encuentra Perón al asumir su primer mandato en el año de 1946, fue un Estado liberal-conservador, y lo era con esa característica toda vez que anteponía los intereses de la oligarquía agro-ganadera y de la burguesía ligadas al capital extranjero, en especial a los intereses ingleses.

El Estado liberal-conservador había instalado en la sociedad argentina  las propuestas del liberalismo económico como credo único. Los trabajadores desprovistos de todo amparo jurídico en cuanto a su aspiración de progreso, su vida organizacional era marginal y llena de control y represión.

Esta estructura estatal liberal-conservadora es desmantelada por la acción política pública de Perón y simultáneamente construye el Estado justicialista que implicó-entre otros-una modificación económica y social de la nación, fuerte promoción del sector trabajo y el desarrollo de la industria y el agro. Baste leer los Planes Quinquenales para comprobar esa des-construcción y construcción de la cosa pública argentina. Sin embargo, lo fundamental de aquella obra sería el formidable cambio cultural del pueblo a través del sistema oficial de la educación que incluyó al cooperativismo escolar como puntal estratégico de la cultura del compañerismo y cooperativo.

A partir del año de 1955, derrocamiento de Perón del gobierno constitucional, los golpistas y sus continuadores diversos, se dan a la tarea de destruir el Estado justicialista. Entramos, entonces, en lo que muchos categorizan como el proceso de la “Revolución peronista inconclusa”.

Reconocemos y valoramos el proceso gubernamental de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de  Kirchner como procesos democráticos progresistas (2003-2015).

Llegamos así al gobierno del Ing. Mauricio Macrí (2015-2019), que asumimos como continuador del proceso gubernamental del Dr. Menem (1989-1999) instaurador del Estado neoliberal.

Caracterizamos al Estado neoliberal y neoconservadurismo  como aquel  Estado que resigna  la independencia económica del país y la soberanía nacional, produce ausencia de justicia social y promueve, en desmedro de lo productivo, la actividad preponderante de la acción financiera extranjerizante, todo ello, incrementa la pérdida de derechos laborales, derechos sociales y humanos, coloca como inviable a la pequeña y mediana empresa. En lo cultural  instala fuertemente el individualismo y la des-organización del pueblo, menoscaba todo lo cooperativo y la educación de calidad para el pueblo, sostiene la baja salarial y promueve la represión social, entre otros. Una Argentina inviable.

Un llamado amplio a una nueva constituyente que plasme ese nuevo contrato social, aquel que  promueve Cristina, en ella debe suprimirse, por ser factor restrictivo, entre muchos, el artículo 22 de la Constitución Nacional  que reza que “El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución”. El pueblo puede y debe deliberar a través de mecanismos viables.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

 


Desde ATE-CTA-Formosa y TECNICOOP concluimos que la consigna del desmantelamiento del Estado neoliberal es vital y estratégico para la clase trabajadora.

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More