Argentina. Comienza en Chubut el juicio por el militante Elvio Angel Bell

Publicidad

En el convulsionado Chubut se inicia el juicio por el militante Elvio Ángel Bell, ocurrida el 5 de noviembre de 1976. Es una derrota de quienes proclaman que ha llegado la hora de cerrar las heridas del pasado, si las heridas se van a cerrar con más juicios. En ese sentido esta agencia ya accedió en exclusivo a la info oficial de la conformación de tribunales con la fecha de inicio de nuevos juicios, entre ellos de dos en CCD, el año que viene.

Este lunes será una jornada inolvidable en la historia de esta provincia por protagonizar un mensaje de que la lucha por la memoria, no es pasajera sino permanente. La familia de Elvio, estará rodeada de sus compañeros de cárcel, de la militancia sindical, política y de derechos humanos.

En declaraciones previas, su compañera Hilda  Fredes, jubilada de ATE, dijo que el principal motivo del secuestro de Ángel fue ser apoderado del líder y fundador del PRT-ERP, Mario Santucho. La historia se remonta a principios de los `70, cuando Ángel fue encarcelado en la Unidad 6 de Rawson por solidarizarse con presos comunistas. Como se da cuenta en crónicas, entonces, Hilda formó una Comisión de Solidaridad en el pueblo, que logró su libertad un año después.  La Comisión siguió con su tarea de apoyo y acompañamiento a los nuevos presos políticos que llegaban de todo el país, entre ellos, Santucho.

Tras la fuga del penal de Rawson, que acabó con el fusilamiento de 16 militantes revolucionarios en “La Masacre de Trelew”, la represión se dirigió contra los solidarios apoderados, sospechados de complicidad con la fuga. 16 de ellos  fueron secuestrados y trasladados a Devoto, en Buenos Aires, lo que desató una verdadera pueblada en Trelew, que incluyó la toma del Teatro Español. A los pocos días consiguieron la liberación de los militantes.

Luego de esos días agitados, Ángel puso un comercio de venta de ropa y calzado, “Centro 25”, con el que sobrevivió hasta el retorno de la democracia, cuando continuó con su trabajo como maestro rural en Trelew y Playa Unión.

Mientras tanto, encabezó distintas iniciativas, como la creación de un Instituto que luego se convirtió en la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco, o la organización de docentes en la Asociación de Docentes de Chubut, que fue el embrión de ATECH.

En abril de 1976, un par de semanas después del golpe militar, Ángel es uno de los primeros despedidos de la provincia y vuelve a refugiarse en Centro 25. De allí mismo es secuestrado en noviembre. Estaba con su hijo Pablo Manuel, de 8 meses, quien horas más tarde es dejado al cuidado de unos vecinos, y devuelto a su madre. A él lo trasladaron a la base Almirante Zar, un centro clandestino de detención hoy convertido en espacio de Memoria. Nunca volvió a aparecer.

Con relación a la Masacre de Trelew, en el diario la Jornada esta provincia, informó que el asesino Roberto Bravo, ofrece 5 millones de dólares para quedar libre. Está detenido en Miami hace dos semanas a la espera de una audiencia de extradición a la Argentina para ser juzgado en Chubut por los hechos ocurridos en 1972. Uno de los aportantes es un exembajador de EE.UU., un cubano-americano condenado en la isla por terrorismo contra Fidel Castro.

Con la sonrisa al viento

El compañero Patricio Torne, alumbró un texto que refleja quien era Elvio, su imagen con la sonrisa al viento es una síntesis en la portada,  en el tramo final de su nota sugiere a su estilo que:

«Recordar a Bel es recordar un tiempo en que la militancia no se pensaba como un gesto heroico, ni como una carga que alguna vez tendría sus frutos, muy por el contrario, recordarlo a él es recordar a los compañeros que nunca supieron de otra cosa que no sea de la entrega y la solidaridad necesaria para sentirse profundamente humanos, cuyo fruto sería un mundo mejor para todos.

En noviembre del 75 fuimos la última tanda de detenciones que hubo en Trelew. Ya para entonces, sujetos a mínimas reglas de seguridad, habíamos dejado de vernos con el flaco; hacía meses que no nos cruzábamos para intercambiar prensas y noticias de los compañeros.

La noticia de su secuestro me encontró en el Pabellón 5 de la cárcel de Rawson, pero todavía no estábamos en condiciones (o yo no lo estaba) para dimensionar la tragedia. Ahora él es parte de esos 30 mil que llevamos en el corazón, y a la vez es alguien que me habla de cosas particulares, casi personales, donde caben la memoria de esos hermanos gloriosos y una geografía entrañable que alguna vez sentí, y siento, como mi casa.

Encima, como para que el recuerdo se vuelva una marca a fuego, el juicio se va a llevar a cabo en el Casino de Oficiales de la cárcel de Rawson. El mismo lugar por donde también pasó, y fue torturado hasta provocarle la muerte, el petiso  Abel  Amaya.

Por estos días mis hermanos, compañeros, amigos de Trelew, me devuelven la certeza de que los grandes hombres nunca mueren, que, como en este caso, siempre habrá una Hilda que luchará incansablemente hasta llegar a este juicio; un hijo como Pablo vuelto sostén, un Centro Cultural por la Memoria como el de Trelew, decenas y decenas de viejos y nuevos militantes velando por la memoria, y funcionarios como el fiscal de Rawson  Fernado Gélvez.

Por estos días, mi corazón anda por las calles de Trelew con esa tristeza que te dejan cuando se van los indispensables, y la alegría que generan los que siempre estarán para recordarlos y, como ahora, exigiendo Memoria, Verdad y Justicia».

Finalmente queda para el 2020 el juicio a la represión y torturas a los detenidos políticos en la dictadura en la cárcel de Rawson, conocida como la causa 500, ya elevada con agentes penitenciarios imputados.

www.anred.org/2019/11/11/comienza-en-chubut-el-juicio-por-el-militante-elvio-angel-bell/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More