Argentina. Caso Anahí Benítez: “Estos jueces y fiscales son una cofradía”

Publicidad

Rosario Fernández, abogada integrante de la Asociación Gremial de Abogadxs, quien junto a Eduardo Soares conforman la defensa del hoy condenado Marcos Bazán en el juicio por el femicidio de la adolescente Anahí Benítez, cometido en 2017 habla de las irregularidades de la causa y apunta a jueces y fiscales.

“No hay ninguna prueba para incriminar a Marcos Bazán. Lo dice el mismo fiscal y el particular damnificado en su alegato: no hay una prueba contundente ni objetiva que señale a Bazán. Son solo indicios que los hicieron encajar en su persona, en vez de ser al revés: buscar pruebas y encontrar un culpable. No hay ninguna certeza, lo único que hay es el ADN de Marcelo Villalba encontrado en el cuerpo de Anahí y el teléfono de la propia Anahí que lo tenía su hijo.

Villalba, el principal acusado, es el que sabe muchas cosas y está encubriendo a alguien, no sé a quién, sospecho que es a la Policía. Es lamentable que lo hayan sacado del juicio y que todos los cañones fueran contra Marcos. Si Villalba habla, Marcos quedaría totalmente libre porque no se conocen. El que tiene todas las pruebas objetivas es Villalba, Marcos no tiene nada en su contra. No se cumplió ni una sola normal procesal para el levantamiento de evidencias ni la preservación y custodia de las evidencias. Si eso se hizo mal, todo lo que sigue está mal; si se levantó evidencia y no hicieron cadena de custodia, todo lo que viene después está mal.
El primer día de su indagatoria, el 6 de agosto pasado, Marcos entregó su celular y le dijo a la Justicia ‘revisen porque no tengo nada que esconder’. El celular de una persona habla por ella y no encontraron nada. La AFI (Agencia Federal de Inteligencia), que es el organismo que se encarga de analizar todas las conversaciones telefónicas, llegó a la conclusión de que no hay indicios que vinculen a Bazán con Anahí. No hay ningún mensaje que los vincule.
Hoy los jueces decidieron condenar a Marcos Bazán, pero no se leyeron los fundamentos. Es un golpe bajo para nosotros, pero somos un grupo de personas que confiamos en Marcos, que sabemos que en el expediente no hay nada y seguiremos en el Tribunal de Casación Penal de La Plata para demostrar allí que no hay nada y que estos jueces lo condenaron porque son condenadores seriales.
A estos mismos jueces, Casación les ha tirado juicios abajo, los ha llamado ‘jueces inhábiles’ en otras causas y les han tirado atrás el juicio, el veredicto y la sentencia, ordenando efectuarse un nuevo juicio por todas las irregularidades cometidas durante el debate, como ha pasado en la causa de Marcos. No dejaron preguntar a la defensa, decían que las preguntas de la defensa estaban contestadas. El tribunal preguntó como fiscal cuando eso no se puede hacer.
Estos jueces y fiscales son una cofradía, se apoyan mutuamente. El fiscal mañana puede ser juez, y el juez mañana puede ser camarista. Trabajan todos para el mismo patrón que es el Estado, son todos compañeros de trabajo. En el último juicio que Hugo Carrión fue fiscal, al igual que ahora, en la causa armada contra Claudio Castro, no pudo acusarlo y la Justicia lo absolvió».
El testimonio pertenece a Rosario Fernández, abogada integrante de la Asociación Gremial de Abogadxs, quien junto a Eduardo Soares conforman la defensa del hoy condenado Marcos Bazán en el juicio por el femicidio de la adolescente Anahí Benítez, cometido en 2017.
Este mediodía, el Tribunal Oral Criminal N°7 de Lomas de Zamora, representado por Roberto Conti, Elisa López Moyano y Roberto Lugones, realizó una videoconferencia de un minuto y diez segundos en el que apenas se mencionó un “veredicto condenatorio” contra Marcos Bazán. La fiscalía y la querella habían pedido prisión perpetua, pero el alcance de la pena y los delitos por los que fue condenado se conocerán en una nueva audiencia el 2 de junio.  
Organizaciones feministas y de derechos humanos coinciden con la defensa de Bazán en que se trata de una causa armada y no hay pruebas para implicarlo. El principal acusado, Marcelo Villalba, cuyo ADN fue encontrado en el cuerpo de Anahí, no será juzgado debido a que la junta médica del Tribunal resolvió que no se encuentra en condiciones psíquicas de atravesar un juicio. Actualmente se encuentra detenido en el pabellón psiquiátrico de la Unidad N° 34 de Melchor Romero.
Foto: Vicky Cuomo
.
revistacitrica.com.ar/caso-anahi-benitez-estos-jueces-y-fiscales-son-una-cofradia.html
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More