Argentina: Cadena perpetua para el genocida Jorge Olivera Rovere

Fue sentenciado por secuestros, desapariciones y asesinatos perpetrados durante la dictadura, cuando era subcomandante del I Cuerpo del Ejército. La misma pena recayó sobre Bernardo José Menéndez. Otros tres militares acusados fueron absueltos.

El Tribunal Oral Federal 5 porteño condenó a cadena perpetua a los represores Jorge Olivera Rovere y Bernardo José Menéndez por crímenes perpetrados durante la dictadura cuando el primero era subcomandante del I Cuerpo del Ejército bajo las órdenes de Guillermo Suárez Mason. Otros tres militares fueron absueltos.

Olivera Rovere acusado de ser responsable de 116 secuestros y desapariciones, entre ellas la del escritor Haroldo Conti, y cuatro homicidios, fue absuelto de varios cargos: esta condena le fue impuesta por el delito de privación ilegítima de la libertad y dos homicidios calificados perpetrados con alevosía.

Durante la dictadura, Rovere era un alto mando de los centros clandestinos de detención «El Banco», «El Olimpo» y «Automotores Orletti», entre otros.

El coronel retirado Menéndez, que fuera jefe segundo del Grupo de Artillería de Defensa Antiaérea 101 entre 1976 y 1979, fue también condenado a perpétua.

Pese a que la fiscalía había pedido para los otros tres acusados -el general retirado Teófilo Saa, el coronel retirado Humberto Lobaiza y el teniente coronel retirado Felipe Alespeiti-, 25 años de prisión, todos fueron absueltos por el tribunal y quedaron en libertad.&nbsp
Algunas agencias, recogen este testimonio del represor y genocida condenado a perpetua “En su alegato final, Olivera Rovere, de 82 años, sostuvo que en los '70 hubo «una guerra con horrores y errores» que fue iniciada por «el terrorismo, atacando incluso a gobiernos democráticos». En su defensa, aseveró que «eran los terroristas mandados de Moscú para someter al país» y que «los subversivos no tenían como objetivo la democracia sino imponer un gobierno dictatorial como en el Imperio Soviético y Cuba». De todos modos, negó haber «recibido o impartido órdenes lesivas de los derechos humanos».

Mientras tanto la Cadena Telesur, dio la notricia de la siguiente manera en su portal:

El Tribunal Oral Federal Nº 5 argentino, condenó este viernes a cadena perpetua al general retirado Jorge Olivera Róvere y al ex coronel Bernardo José Menéndez, por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983). Entre las víctimas se encuentran los parlamentarios uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz.

En el juicio, fueron absueltos el ex coronel Humberto José Lobaiza, el ex teniente coronel Felipe Jorge Alespeiti y el ex general de Brigada Teófilo Saa, quienes se destacaron como jefes de seguridad de la Capital Federal.

Róvere, de 83 años, negó toda responsabilidad en los 116 secuestros y dos homicidios que se le imputan y manifestó que «no ejercí ni impartí órdenes que puedan lesionar los derechos humanos».&nbsp

El fiscal federal, Félix Crous solicitó durante el juicio penas de prisión perpetua para Olivera Róvere y Menéndez, mientras que para Lobaiza, Alespeiti y Saa pidió 25 años de prisión.&nbsp
El abogado querellante, Luis Bonomi, no comprendió la absolución de los tres imputados, dijo al criticar el juicio.&nbsp

«Tampoco es una gran sorpresa. Venimos denunciando a este tribunal, que es cómplice de la impunidad. Lo hemos denunciado ante el Consejo de la Magistratura y lamentablemente avaló el funcionamiento», dijo Bonomi.&nbsp &nbsp
Olivera Rovere era en 1976 el vicecomandante del I Cuerpo de Ejército, que dirigía Carlos Suárez Mason. Tras el regreso de la democracia, en 1983, fue uno de los militares condenados, pero recibió el indulto presidencial de Carlos Menem.

No obstante, en el año 2003 se realizó la reapertura de las causas por la represión, el ex general fue procesado y estuvo preso por casi tres años. Lo liberó la Cámara de Casación, en febrero de 2007, en contra del criterio del juez federal Daniel Rafecas, por lo que llegó al juicio en libertad

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS