Argentina. Alberto Fernández anunció su “plan de gobierno”, sin tocar los temas económicos

Publicidad

El Presidente Alberto Fernández inauguró el primer día de marzo un nuevo período parlamentario e hizo variados e importantes anuncios, pero sin tocar el aspecto económico porque están pendientes las negociaciones sobre el pago de la deuda externa.

Es usual que en estas oportunidades se anuncie el Plan de gobierno para el año en curso y las líneas generales de su perspectiva para todo el mandato. En un texto, claramente voluntarista, por cierto, los anuncios no faltaron.

Pero en medio de los debates para el pago de lo que se reclama al país como deuda externa, desde el gobierno ya se había afirmado que las medidas económicas se harían públicas una vez acordada la reestructuración del pago de la misma. De allí que los anuncios efectuados versaran sobre otras cuestiones, que poco y nada tienen que ver con la situación económica y las perspectivas de su evolución.

La deuda

Antes de mencionar las medidas anunciadas y las características centrales de las mismas no está demás detenerse un poco sobre la mentada renegociación de la deuda. Desde el gobierno se ratifica la idea que “primero está la deuda con el pueblo”.  ¡Perfecto!

A renglón seguido se dice que “tendremos que crecer para pagar y las posiciones más duras del oficialismo agregan: “Investigación del destino de los préstamos otorgados al gobierno anterior”. Estas últimas dos ideas merecen algunas consideraciones.

En primer lugar, que las investigaciones propuestas se limitan al período de Mauricio Macri olvidando todas las denuncias que vienen de arrastre respecto de arreglos y pagos anteriores. En segundo lugar se ratifica el compromiso y la voluntad de pagar y, tercero, que las negociaciones giran solo en torno a quitas, plazos e intereses. Claro… las condiciones que ellos nos impondrán.

Pero aquí aparece un problema. Pasando en limpio lo que se dice desde las esferas oficiales, resulta que, si hay acuerdo en esta reestructuración, Argentina va a pagar. Pero no alcanza con investigar el endeudamiento del tránsfuga de Mauricio Macri y su cohorte.

Con las irregularidades cometidas para asumir estas “deuda odiosa” y “fraudulenta” (como ya lo dijera el Juez Ballesteros en el año 2000 y el Congreso se hiciera el tonto), que estamos seguros que existen ¿qué hará el gobierno? Si esta investigación se hace como se debe, ella demanda un buen tiempo y entonces, cuando se comprueben las múltiples estafas que cometieron en estos largos años. ¿se les pedirá que nos devuelvan lo que iremos pagando con esta nueva reestructuración?

Por eso es preciso que se plantee, como lo formulara Adolfo Rodríguez Sáa en el 2001 (aunque después, los gobiernos que siguieron no lo cumplieran), es decir: “suspender el pago e investigar”. De lo contrario se estará repitiendo lo que ya se hizo en arreglos anteriores y siempre terminó mal, tal como lo prueba la experiencia y la situación del país.

Si no se suspende el pago y simplemente se acuerdan otras condiciones para pagar, habrá un alivio por un par de años y luego lo que hoy pasa se repetirá, tal como viene aconteciendo. No es bueno para una sociedad trasladar las deudas con los usureros a las generaciones por venir, ¡así lo venimos haciendo y así nos va!

Los anuncios

Dos fueron los anuncios que más llamaron la atención y merecieron el aplauso de los presentes en el recinto y la algarabía en la Plaza. Ellos fueron: la legalización del aborto y la reforma judicial. Estos temas están siendo instalados como las dos cuestiones sobre las cuales el gobierno aspira que se desarrollen los principales debates en estos primeros meses de gobierno.

Asimismo se anunció la creación de tres consejos, de amplia y diversa integración, para el debate y propuestas en cuestiones evaluadas como centrales no solo en esta etapa del gobierno sino también como una proyección de políticas de Estado que deberían tener continuidad.

Uno sería el Consejo Económico Social cuya integración propuesta por el Ejecutivo debería ser aprobada por el Senado y cuyo mandato iría más allá de la duración de un gobierno y su objetivo proponer políticas para el Estado y la sociedad.

Un segundo anuncio de nuevas estructuras es la creación del Consejo para afianzar la Administración de Justicia, como un organismo consultivo del Ejecutivo sobre este tema, incluyendo la elaboración de propuestas sobre los cambios en el sistema actual de administración de justicia. En este sentido el Ejecutivo se plantea la ampliación del sensible Fuero Federal.

Por último, completa este trío de nuevos organismos el Consejo Nacional relativo a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y sus respectivos espacios marítimos. Este organismo debería trabajar en temas de la soberanía nacional en el Atlántico Sur y otras cuestiones como los límites de la plataforma continental argentina y modificaciones al régimen pesquero.

Otros anuncios oficiales giraron en torno a cuestiones diversas. Entre ellas se pueden destacar proyectos de ley o disposiciones del Ejecutivo sobre el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero y la declaración que los 24 distritos (provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) del país constituyen capitales alternas.

Se destacó, además, la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia, para acabar con el oscurantismo de esa actividad; el ascenso post mortem de los 44 marinos víctimas del ARA San Juan; la profesionalización y llamado a concurso para el cuerpo de administradores estatales; el lanzamiento del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por razones de género.

A estos anuncios se agregaron los de la reconversión de la publicidad oficial, que insume cifras millonarias; el Programa de los “Mil días” que sería complementario al proyecto de Ley del Aborto y estaría destinado a garantizar la atención estatal para las mujeres de bajos recursos, desde el inicio del embarazo hasta los dos años de vida del niño.

Mientras se sigue negociando la desopilante deuda externa, lo que mantiene en suspenso los anuncios económicos, desde el gobierno se ratifica la idea que “primero está la deuda con el pueblo”.

*Analista político y dirigente social argentino, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico.

estrategia.la/2020/03/07/alberto-fernandez-anuncio-su-plan-de-gobierno-sin-tocar-los-temas-economicos/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More