Argentina. 5 muertes por electrocución que podría haberse evitado

Publicidad

La muerte de Matías Kruger en los Talleres Colonia de la Línea H del subte, ocurrida en la madrugada del miércoles, generó un paro de 24 horas por parte de sus compañeros, pero no se trata del primer caso con las mismas características.

Matías Kruger falleció electrocutado en los Talleres Colonia, mientras realizaba tareas de mantenimiento. Ocurrió en la Línea H, que es presentada por el gobierno porteño como la más “moderna” de la Ciudad.

Un día antes, la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y el Premetro se habían reunido con autoridades de Metrovías y la empresa estatal propietaria de la red de subterráneos Sbase para discutir medidas de seguridad relacionadas con las tareas que implican peligros de electrocución, ya que los últimos 5 años, otros 4 trabajadores fallecieron: 3 de ellos por recibir descargas eléctricas, tal como le sucedió a Matías, quien se convirtió en la quinta víctima.

Los metrodelegados denunciaron que además son decenas los trabajadores que han sufrido choques eléctricos, varios de ellos con quemaduras de extrema gravedad. Afirman que “no está implementado ni existe ningún protocolo” de seguridad, una exigencia que el sindicato viene realizándole a Metrovías desde hace tiempo.

Los metrodelegados aseguraron que en el último tiempo se han vivido otras situaciones de riesgo. Por ejemplo, el 7 de noviembre pasado la Estación de Constitución tuvo que ser cerrada para evitar muertes o daños físicos a pasajeros y trabajadores, porque una formación había chocado contra las columnas del taller provocando daños en la estructura. Al respecto, Néstor Piriz, delegado de la línea de la C, había afirmado: “la empresa Metrovías, en su afán de querer recaudar, lo que hace es habilitar la línea con un solo andén”, lo que generaba que comenzaran a caer partes del techo. Los propios trabajadores debieron limitar el servicio para no tener que lamentar daños mayores.

En octubre, en tanto, pasajeros de la Línea A debieron abandonar un tren por un desperfecto en un vagón y caminar por las vías para salir del andén, vías que están electrificadas.

“La muerte del trabajador del subte es una desgracia más que se une a las más de 1000 desgracias con pérdida de vida que hay en la Argentina porque no hay políticas de prevención (…) El compañero que falleció en la estación de reparación Colonia de la Línea H con una descarga de alta tensión es uno de los tantos trabajadores que mueren por día en situaciones relacionadas con el trabajo. Y frente a esto el Gobierno lo único que hace es mandar una Ley de Riesgos de Trabajo que disminuya los costos empresarios y que cercene los derechos de los trabajadores y no se ocupa de la prevención «, dijo Jorge Yabkowski, secretario de Salud Laboral de la CTA Autónoma y presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA).

“Los trabajadores del Subte con su paro están cumpliendo estrictamente con el convenio de la OIT que hemos firmado hace dos años y que autoriza a suspender las actividades cuando tenemos riesgo serio para el trabajador. En este caso fue una muerte que se podría haber evitado”, agregó el dirigente.

Según datos de la CTA-Autónoma 7300 trabajadores mueren por año.

Fuentes: ACTA – CTA / La Izquierda Diario / Notas

 

http://www.redeco.com.ar/nacional/trabajadorxs/20394-5-muertes-por-electrocucion-que-podria-haberse-evitado

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More