Publicado en: 15 octubre, 2015

Aplazado el ingreso en prisión del joven sevillano que robó una bici municipal hace 7 años

Por Kaos. Andalucía

La juez de lo Penal número 13 de Sevilla ha dejado sin efecto el ingreso en prisión señalado para este viernes de Adrián Manuel Moreno, que fue condenado a seis meses de cárcel por un delito de hurto tras robar una bicicleta de ‘Sevici’ en el mes de junio de 2008, en espera de que […]

La juez de lo Penal número 13 de Sevilla ha dejado sin efecto el ingreso en prisión señalado para este viernes de Adrián Manuel Moreno, que fue condenado a seis meses de cárcel por un delito de hurto tras robar una bicicleta de ‘Sevici’ en el mes de junio de 2008, en espera de que la Audiencia Provincial resuelva el recurso en el que el imputado solicita la suspensión de la condena o su sustitución por una multa o trabajos en beneficio de la comunidad.

Así lo han dado a conocer en una rueda de prensa ofrecida este jueves a las puertas del edificio Noga el propio Adrián Manuel Moreno y su abogado, Ángel Bordas, quien ha calificado lo anterior como una «buena noticia» y ha confiado en que el Gobierno central atienda su petición y le conceda un indulto «exprés» para que «en ningún caso entre en prisión», ya que se trata de un joven «completamente reinsertado» y «sin ningún tipo de peligrosidad».

De su lado, el imputado ha asegurado que está «contento» pero ha querido dejar claro que «se ha ganado una batalla pero nos falta ganar la guerra». «Sigo teniendo mi angustia, hasta que no me llegue el indulto o me den una alternativa para que yo pueda estar en la calle o que me dejen trabajar, es lo único que pido», ha puesto de manifiesto Adrián.

En la providencia, fechada el día 6 de octubre y consultada por Europa Press, la juez Yolanda Sánchez Gucema deja sin efecto la fecha de ingreso en prisión señalada para este viernes a la espera de que la Audiencia resuelva el recurso mencionado y acuerda formar una pieza separada de tramitación de indulto, aunque aclara que esta pieza no tiene efectos suspensivos.

En este sentido, la juez acuerda recabar un informe de conducta de la Delegación del Gobierno, así como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; solicita la hoja histórico-penal actualizadadel condenado, «uniéndose testimonio de la última que conste en la causa», y acuerda oír «en su caso al perjudicado u ofendido por el delito».

«Pan para hoy y hambre para mañana»

Adrián, que tiene dos hijos de dos años y siete meses y de siete meses, respectivamente, ha aseverado que, durante todo este tiempo, ha estado «bastante agobiado, fatal», mientras que su pareja, que se encuentra en paro, «no ha podido venir hoy porque está derrumbada». «Tengo a la familia nerviosa e inquieta, aún con esta noticia buena sigo estando nervioso, no estoy tranquilo hasta que no me den el indulto o me den una solución que yo vea que sea óptima para mi situación», ha dicho.

«Esto es pan para hoy y hambre para mañana», ha afirmado el joven en referencia a la suspensión de su ingreso en prisión dictada por la juez, punto en el que ha pedido que le den «una oportunidad», porque «van a ver cómo no se van a arrepentir». «Estoy totalmente reinsertado en la sociedad» y «tengo mi trabajo y mi familia», ha indicado, agregando que en el trabajo -un restaurante de Sevilla- le harán fijo cuando le den el indulto.

En este sentido, Adrián ha asegurado que en el trabajo, donde le están apoyando «en todo momento», se han comprometido a darle un contrato fijo «cuando llegue el indulto y sepan al cien por cien que no voy a entrar en prisión».

«No llegué a robar la bici»

Sobre los hechos en sí que han motivado su condena, ha relatado que ocurrieron en 2008, cuando tenía 18 años, pero «no llegué a robar la bici», sino que «la cogió mi colega y yo me monté y nos fuimos a mi barrio, Montequinto, pero no llegué a tocar esa bici, solamente me monté», ya que «era en pleno invierno y teníamos que llegar a casalo antes posible».

«La condena es demasiado, teniendo yo antecedentes que son una tontería» aunque «estén mal hechos», ha afirmado el joven, quien ha precisado, en cuanto a sus antecedentes, que fue condenado a diez meses por un delito de allanamiento de morada, y a 32 días de trabajo en beneficio de la comunidad por un delito de conducción con permiso no vigente por pérdida total de puntos.

En cuanto al allanamiento, ha indicado que «es anterior a la bici, éramos unos niños y nos metíamos en las casas de los vecinos a bañarnos en la piscina. ¿Quién no ha hecho eso?, es una cosa de niños, eso lo ha hecho todo el mundo, no teníamos piscina, era por la noche, teníamos calor y nos metíamos en la piscina del vecino; son cosas de niños que no piensa uno que me van a meter en la cárcel por esto», ha apostillado.

Asimismo, y sobre la condena por el delito de conducción con permiso no vigente por pérdida total de puntos, se ha preguntado «a quién no lo han cogido sin puntos sin notificar» y ha aseverado que «la culpa es que las notificaciones tienen que ser instantáneas».

Su mujer e hijos

Para finalizar, Adrián ha asegurado que su mujer y sus dos hijos «son los que me dan la fuerza para luchar, porque si no la hubiera tenido me hubiera ido para la cárcel directamente, pero más que nada lo que me duele son ellos», punto en el que ha aseverado que su hijo mayor sí se está dando cuenta de lo que está pasando, porque «tiene dos años pero no es tonto y sabe más o menos por donde van los tiros».

De su lado, el abogado del imputado, Ángel Bordas, ha puesto de manifiesto que «España entera está con Adrián y con su indulto», el cual ha sido apoyado «incluso» por el Ayuntamiento, «que es la concesionaria de ‘Sevici’K, ya que «saben de las circunstancias que vive esta familia, con dos hijos a su cargo, y una mujer en desempleo», punto en el que ha confiado en que elempresario termine contratando indefinidamente a Adrián, «lo que será el triunfo de todos los españoles».

«Entendemos que se puede hacer ese indulto exprés que tanto se espera, el objetivo final es el indulto para darle la tranquilidadtotal a Adrián para que en ningún caso entre en prisión» por unos hechos ocurridos en 2008 pero sobre los que no recayó sentencia firme hasta 2014. «Si la Audiencia hubiera resuelto» antes, «Adrián no estaría hoy aquí», ha aseverado.

Agencias/Prensa

-->
COLABORA CON KAOS