Aplauden a Oliver Stone y Michael Moore en el festival de Venecia

&nbsp

Oliver Stone y Michael Moore presentan South of the Border, sobre Hugo Chávez, y Capitalism: a Love Story, respectivamente

Los directores estadunidenses Oliver Stone y Michael Moore fueron aplaudidos por sus recientes documentales hoy en el festival de cine de Venecia.

South of the Border, de Oliver Stone, se acerca a la figura del presidente de Venezuela. A su vez, Michael Moore denuncia el capitalismo “malvado” e inhumano en el documental Capitalism: a Love Story, que retrata los rostros desesperados de las víctimas de la reciente hecatombe financiera, que perdieron sus casas o el trabajo de una vida, presentado en concurso con otros 24 títulos.

“En Estados Unidos cada siete segundos y medio una familia es desalojada de su casa y 14 mil pierden su empleo al día”, contó el cineasta en una charla con el público, organizada la víspera de la proyección de su cinta.

“El capitalismo es injusto”, recalcó el irreverente documentalista, quien desde hace 20 años denuncia los grandes males de su país, empezando con Roger and Me, sobre el cierre de General Motors, empresa en la que trabajó su padre más de 30 años, pasando por la guerra contra Irak y el sistema sanitario estadunidense.

Para el autor de Masacre en Columbine y Fahrenheit 9/11, “el capitalismo es malo y no se puede reformar” y el “libre mercado” en realidad es un sistema para “robar” a los trabajadores. El documental, de más de dos horas, que será estrenado en Estados Unidos el próximo 2 de octubre, acusa a los poderosos bancos de Wall Street (Goldman Sachs, Citibank, Morgan) de haber organizado un verdadero “golpe de Estado financiero” poco antes de las elecciones presidenciales estadunidenses.

Según el filme, los poderosos banqueros, muchos de ellos miembros de la administración del ex presidente George W. Bush, inventaron el mecanismo para quedarse con los 700 millones de dólares que el Estado aprobó para salvarlos de la crisis económica, mientras la clase media pierde sus propiedades y garantías.

En esta ocasión el realizador, quien se considera un abanderado de la izquierda, lanza la teoría, por supuesto siempre en boca de sus entrevistados, de que la crisis fue una conspiración para que las grandes compañías estadunidenses hicieran caja antes de la llegada del actual inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama.

El orondo realizador aseguró en Venecia que le afectó ver cómo con la crisis económica gente luchadora y que ha trabajado duro ve su vida arruinada por los intereses de las grandes compañías.

Optimista, Moore cree que la gente puede rebelarse de forma buena. Ese cambio, en su opinión, comenzó el pasado 4 de noviembre con la elección de Obama. “Pero un hombre solo no puede hacerlo todo. La gente que votó por él tiene que ayudarle.

“La democracia no es un deporte de espectadores”, hay que participar, instó el cineasta, cuyo documental es el único a concurso en la sección oficial.

“Se necesita un control mayor del mundo de las finanzas y el capitalismo”, pide Moore en su cinta; para ellos “lo único importante es estar en el poder”, dice.


El sistema ha legalizado la estafa

Con su estilo implacable y su cara de bonachón, Moore revela, por medio de irónicas lecciones, un sistema económico que ha legalizado la estafa y permitido que las empresas ganen millonarias sumas con los seguros de vida que estipulan secretamente en caso de muerte de sus empleados más jóvenes, sin cubrir a los familiares.

La prudencia parece ser la posición, en cambio, sobre el nuevo presidente demócrata Barack Obama.

En tanto, el documental de Stone (quien tiene dos cintas de no ficción sobre Fidel Castro: Buscando a Fidel y Comandante) muestra a Chávez, quien recibe el cálido saludo de la gente y la oposición queda reducida a un grupo de oligarcas que quieren impedir el reparto de la riqueza entre el pueblo. Con la ayuda del historiador Tariq Ali, Stone rueda una aproximación esquemática al mandatario con una serie de conversaciones entre éste y el realizador.

Con la finalidad de conocer mejor lo que ocurre en Venezuela, el director de títulos como Asesinos por naturaleza o Pelotón se traslada a otros países del continente, cuyos mandatarios se muestran encantados de recibir al laureado realizador.

Así ocurre con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, o con el de Paraguay, Fernando Lugo, o el de Bolivia, Evo Morales, quien asegura ante la cámara que su “peor enemigo” es la prensa.

El ex presidente argentino Néstor Kirchner cuenta que propuso al ex presidente estadunidense George W. Bush un Plan Marshall para América Latina y éste le replicó que eso era una idea idiota de los demócratas.

Stone resume, de forma básica, los cambios políticos en la región al conversar también con el presidente Rafael Correa, de Ecuador, y con Luiz Inacio Lula da Silva, de Brasil, quien opina que la fuerza de la izquierda en América Latina se debe al fortalecimiento de la democracia.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS