Anuncios de trabajos fraudulentos, dudosos o irrespetuosos

Publicidad

Es muy sabido que la clase trabajadora en precario, desempleados o la deriva de curritos de esta pírrica recuperación económica, pasan por las mil y una peripecia cuando no por el más simple y llano desprecio a la hora de buscarse la vida. Barridos de empleo “público” que moviliza a dios y a su padre, el “deje su currículo que ya le llamaremos”, o convocatorias trampa que van a morir en el tráfico de influencia o en el corporativismo de los de siempre, hacen languidecer el ánimo como población autosuficiente. El tiempo es oro decía el magnate Rockefeller, pero el tiempo de los parados y de la gente con trabajos de mierda no vale un colín. El descenso de 117 desempleados menos en el mes de Junio, dejando una cifra en total de 4720 inscritos en el INEM en verdad es una quimera. Mientras tanto, miles de personas, incluidos los del descenso, vamos dando tumbos de aquí para allá a la búsqueda del resquicio laboral, cuando no somos humillados por los anuncios sexistas “señoritas con buena presencia para chalets de lujo”, humillantes “sueldo en bruto 400 €”, estafas “debe cumplimentar una formación y pagar la matrícula” o las maravillosas ofertas que te dicen que tú no porque no perteneces al tal selecto club, determinan el estado de las cosas que revela el empobrecimiento y el ser un muñeco de feria del interés privado.

Intentaba huir de los tópicos, por eso de no caer en la frivolidad, de que en Aranjuez solo curras si tienes familia o un embajador que te abra las puertas de la logia llamada trabajo. Pues bien, tengo que rendirme a las evidencias. Cada vez son menos los que por meritocracia o por oportunidades ocupan un puesto de trabajo de referencia en Aranjuez. Somos 5000 inadaptados que no entramos en cintura de mercado y ya no sabemos si salir a buscar empleo o cazar Pokemons. Al final nos lo tenemos que montar paralelamente en la ilegalidad y ahí sí que interviene el Estado aunque no para ayudar precisamente.

El último escándalo lo ha protagonizado una oferta de trabajo que la empresa Robert Bosch notificó de puertas para adentro para entorno familiar del personal laboral. La misma, que caducó este 18 de julio, tuvo por error una difusión pública inesperada para la empresa. Hay que decir que tampoco especificaba que no fuera para el demandante en general. Supongo, que por eso de la vergüenza, no lo indicarían aunque esté implícito tácitamente. Ya sé que pueden hacer lo que quieran, por si alguien me lo recuerda, que la empresa privada puede disponer a su antojo de estas cuestiones y de más. Vale sí, me habéis pillado, pero algo hay que decir que tampoco son ángeles venidos del cielo. Algunos al estilo Gollum atesorarán el reducto trabajo medio decente que hay en estas empresas y lo verán perfecto porque comen él y los suyos, pero vamos a ver, la época fordista hace bastante que ya pasó, que cuando quieren disponen del abanico que les da las escuelas de formación subvencionadas, o del mercado y lo hacen sin complejos. Hombre Robert…, eso ya está desfasado no se puede ser tan corporativista en los tiempos que corren. Hay que dar más salidas a la gente del lugar por eso de ser punteros en occidente. Que estáis instalados en Aranjuez y hay que implicarse y abrir más las fronteras. Por otra parte seguro que la administración, a mi pesar, se sacrificará cuando haga lo indecible para que no cerréis y lo mismo sucederá cuando queráis que se defienda públicamente los puestos de trabajo.

Carlos Martín

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More