Antonio Gramsci, cultura emancipadora

Publicidad

Antonio Gramsci fue un periodista, político, pedagogo, y filósofo marxista nacido en Cerdeña, Italia, un 22 de enero del año 1891. Su infancia coincidió con el primer desarrollo industrial y económico de su país natal, su juventud y trabajo se marcó por el periodismo y la fundación del partido comunista en Italia, y su muerte por la persecusión de la dictadura de Benito Mussolini.

Antonio Gramsci creció en un hogar con enormes dificultades económicas, le fue muy difícil estudiar formalmente, testigo de la desigualdad, el hijo de Francesco Gramsci y Giuseppina Marcias, se marcó por un claro compromiso con el pueblo.

Así, trabajó en el partido socialista, inició estudios en Letras (1911) en la Universidad de Turín, y a trabajar en el diario Avanti (1916). En 1919 junto a otro jóvenes, fundó la revista Órdine Nuovo, afín al movimiento obrero, conocido también como bolchevique.

Tímido, Antonio Gramsci no era muy agraciado.

Tras un período de intensa militancia en el movimiento socialista, Gramsci encabezó el núcleo fundacional del Partido Comunista Italiano -PCI- en 1921, siendo electo Secretario general. Fundador del diario comunista l’Unità, miembro activo de la III Internacional, firme opositor al gobierno fascista de Mussolini (1943-1945).

Gramsci fue llevado a la cárcel en Roma (1926) acusado de incitación al odio de clases, instigación a la guerra civil, conspiración y apología al delito. Fue confinado en la Isla de Ustica, a pesar de tener inmunidad parlamentaria. La condena de 20 años lo sacó de la lucha en las calles.

En 1934, 8 años después de ser encerrado por el fascismo, logra salir del centro penitenciario debido a su grave estado de salud. Enfermedades como tisis, arteriosclerosis, hipertensión y gota se sumaron a la tuberculosis.

Sin embargo, en Instagram, Gramsci es influencer.

Durante su injusto encierro, Gramsci escribió 33 libretas a mano, conocidas como los Cuadernos de la Cárcel. Reflexiones históricas, filosóficas y de coyuntura política que lo consagrarían como una autoridad teórica del movimiento obrero internacional.

Muchas de las ideas surgidas en aquel inhóspito contexto se proyectan con enorme valor en la actualidad. Su obra es fundamental para el pensamiento social, para la superación de la desigualdad y la construcción de un mundo diferente. Antonio ofrece instrumentos teóricos para abordar la cultura, tan importante hoy.

El 27 de abril del año 1937, con 46 años de vida, y poco después de cumplir la totalidad de la condena en libertad condicional, murió Antonio Gramsci en Roma. En el hospital, el pensador comunista pidió una imagen del Niño Jesús para recibir los sacramentos.

Gramsci en la academia colombiana

El profesor de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, Miguel Angel Herrera Zgaib, se destaca en nuestro país por su exhaustiva investigación y pedagogía del pensamiento y obra gramsciana.

En territorio criollo, el Seminario Internacional Antonio Gramsci completa su versión número 15 este año, conmemorando con invitados e invitadas de primer nivel a Gramsci y su legado: intelectual orgánico, intelectual orgánica que sintiendo y pensando hacen de la teoría una práctica diaria transformadora.

CI SZ/JA/22/01/2020/13:30

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More