Anticrisis.

Migrantes de Norteamérica, de Europa: ¡bienvenidos todos al Paraíso del Sur! Traigan tan sólo un morral lleno de sueños a este territorio virgen donde serán benditos. Montados en aviones peregrinen al Sur, o por barco o por tierra, salten la muralla de México, venid en canoas, nadando o corriendo que&nbsp ahora el norte es el Sur. Es el mundo del revés.&nbsp Rompan los pasaportes sin temor, aquí cabemos todos, hay alimento y tierras para sembrar, hay valles y montañas donde construir, fábricas socialistas, escuelas socialistas, medicina socialista, todo eso hay en el Sur.

Territorio de indígenas, de cielos, de nubes, de sueños. Cantos de futuro, rebelión infinita que abre las puertas a todos, lugar inalcanzable por la crisis, porque aquí quien manda es el pueblo soberano y ya nunca más el capitalista explotador:

Tierra hermosa y milenaria, coronada de cordilleras, de amores, de volcanes, de cálidas sabanas y caudalosos ríos, velada y protegida siempre por el dolor y el llanto &nbsp de sus indígenas, &nbsp tierras cuya magia fue preservada ante las humillaciones que desembarcaron de las carabelas de Colón salpicadas de evangelios esclavistas y luego hecha colonia del imperio español. Velada y protegida siempre por los ancestrales piaches y caciques que hechos libertadores volvieron y las vistieron de repúblicas, de delirios y voluntad infinita de vida. Tierra sembrada de vírgenes &nbsp y frutas, de caras lozanas y soplidos de inmortalidad, tierra hermosa y milenaria de tepuyes, de lagunas, cordilleras, neblinas y rayos de libertad.

Luego de nuevo enmudecida en las tinieblas del capitalismo, humillada, ultrajada, explotada y socavada por años y por años sometida &nbsp y por años rebelada, insurgente, altanera;&nbsp que se despierta hoy de nuevo de la larga noche, desenterrando mejores tesoros que los que ultrajaron a el Dorado, al Potosí, a nuestro subsuelo, despierta desenterrando &nbsp sueños y abriendo las fuentes de las glorias libertarias.

Cual un gigante mestizo y temible levanta su dorso la América del Sur y despierta ante un mundo hecho pedazos, hecho miserias, despierta ante la crisis imperial y abre sus gigantes manos para abrazar a todos y recibir a todos.

Bienvenidos &nbsp a las tierras del sueño, territorio virgen donde serán benditos. Territorio indígena y patio del futuro, cuna de los sueños, fuerza insometible de la esperanza donde haremos el nuevo mundo y al hombre nuevo con arcilla, con maíz, con plumas de guacamayas, con bravías aguas torrenciales y arco iris, con amores escondidos a la luz del tiempo, con las manos sembrando corazones y sonrisas, para sanar a todos los hambrientos, para darle luces a todos y salud eterna a la humanidad.

Migrantes del norte, castigados en las calles sin empleos y sometidos en la noche a la intemperie, desalariados, abandonados: ¡Despertad! ¡Despertad!

Venid &nbsp presurosos al Sur que os aguarda: aquí no seréis ricos nunca, pero jamás seréis pobres, aquí no poseeréis nada, pero nadie os poseerá, aquí nunca tendréis carencias si os entregais al amor a la tierra y a los cielos, disfrutareis de la vida como nunca, de las playas, de amigos solidarios, de hermandad ¡venid todos! que aquí está naciendo el siglo y &nbsp &nbsp el planeta, en nuestro huerto germina el hombre nuevo que echará de este mundo a los esclavistas del dinero y sembrará de valor todos nuestros espíritus.

Venid presurosos a escribir la nueva historia, aquí esta la mano hermana de estas tierras del Sur, abierta y fraternal para&nbsp abrazarte y salvarte de quien te pisotea.

¡Venid todos al Sur, que a fuerza de vivir seremos benditos, venid, venid, al Sur!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS