[Ante las declaraciones de la nueva Alcaldía de Iruñea] «Sobrevivir no es delito»

Publicidad

La historia de lxs manterxs es la historia de quienes se han organizado para sobrevivir en los márgenes a los que han sido expulsadxs por un sistema que categoriza y divide a las personas por su origen, clase, racialización y condición. Un sistema que legaliza esa categorización en forma de leyes de extranjería y políticas migratorias, que generan espacios de no derecho, donde la vida se vuelve a la fuerza supervivencia, que es criminalizada por el mismo sistema que la genera, cerrando el círculo de la exclusión, justificando quién puede o no vivir a un lado y al otro de las múltiples fronteras que nos dividen y atraviesan nuestros cuerpos.

Cuando esta supervivencia se hace visible, cuando osa a ocupar un lugar en ese espacio público, controlado y atravesado también por fronteras internas e invisibles, es entonces cuando necesita ser criminalizada y cuestionada. Las políticas represivas, lejos de cesar, se recrudecen drásticamente.

No se pone en el centro del debate las condiciones, las causas ni las consecuencias que tiene para la vida de las personas tener que buscarse la vida en los márgenes, al contrario se tiñe el debate con palabras como “mafia”, “ilegal”, “conflicto” y un largo etcétera de términos que infunden inseguridad, fomentando un discurso del odio que genera mayor estigmatización y racismo, quedando estratégicamente oculta la verdad de quienes se buscan la vida de manera digna, quedando ocultas sus voces y sus historias de vida.

En enero de 2019 leíamos la sentencia, de la magistrada de la sección 6 de la Audiencia de Barcelona, Àngels Vivas, quien censuraba a las marcas no haber aportado «la mínima prueba contable» que sustentase el supuesto quebranto económico en sus balances generados por el top manta. La Fiscalía llegó a cifrar el perjuicio económico de la venta ambulante en 415.236,84 euros, cifra que la sentencia rebajaba al excluir varios productos incautados, pero no llegaba a concretar y añadía:»Las empresas no se ven afectadas por la venda ambulante, en el sentido de que el público que accede a sus productos originales en el mercado de lujo nada tiene que ver con quienes se acercan a comprar a las mantas extendidas en el metro o en las calles de la ciudad, que en ningún caso son, ni remotamente, potencial clientela para las marcas», venía a explicar que quienes compran en el top manta nunca comprarían en una tienda de lujo, por lo que no se podía concluir que la venda ambulante causase por sí misma un quebranto económico a las marcas.

Un año más llega la fiesta más grande que vive la ciudad de Iruñea, la que paraliza gran parte de la actividad cotidiana y pone, supuestamente, patas arriba el orden establecido, la fiesta que oculta la explotación laboral y las múltiples violencias que se siguen dando sin que pase nada y en este caldo de cultivo se cuece la criminalización de las personas que venden en las calles y se habla de ellas como enemigo que hay que combatir. El año pasado comenzó con una moción contra la venta ilegal en Sanfermines aprobada con apoyos y silencios, ocurrió en enero, lejos de las fechas señaladas, este año a pocos días de las fiestas han irrumpido las declaraciones de un alcalde que ha recuperado con fuerza un discurso criminalizador y segregador, amparándose en la defensa de los comerciantes de toda la vida, vendiendo seguridad frente a una amenaza construida, un discurso que pretende romper lazos de solidaridad, pero que en realidad los fortalece, porque nos recuerda la importancia de defendernos, de crear comunidad y de seguir construyendo redes de apoyo, sobra señalar que no estamos dispuestas a tragarnos este discurso. Queremos combatirlo poniendo en valor la dignidad de quienes ocupan las calles con sus mantas, compañeros y compañeras que forman parte de una clase obrera que el sistema pretende silenciar y utilizar a su antojo, en este caso, en uno de los sectores que más padecen el racismo, la criminalización, la persecución, la inestabilidad y la precariedad laboral

Por eso queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad con cada mantero, con cada una de las personas que ejercen el libre derecho a moverse y a desarrollar su proyecto de vida a pesar de estar atravesadas por las diversas expresiones del Racismo Institucional, ley de extranjería y múltiples discriminaciones directas e indirectas que les impiden o dificultan acceder a un sistema que les considera mano de obra desregularizada y vulnerable y que les reprime y acosa con dureza, especialmente cuando se organizan para exigir sus derechos.

Queremos recordar que seguiremos organizándonos y luchando contra este sistema colonial, capitalista, racista y patriarcal, contra las múltiples discriminaciones, seguiremos tejiendo alianzas, reconstruyendo las historias de vida que pretenden silenciar.

Africa Unida

EH11Kolore

Papeles y Derechos Denontzat

SOS Racismo Nafarroa

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More