Ante la ratificación por la mayoría de IU del rumbo ya imparable hacia una izquierda subalterna del “social-liberalismo”

5
1. Los resultados de la consulta por correo celebrada en IU, facilitados sin duda por el método empleado, la desigualdad de condiciones entre ambas candidaturas y la ausencia de un debate previo programático, se han convertido en un plebiscito a favor de Llamazares y de la orientación política desarrollada por su equipo en los últimos años, reflejada en la opción por ser una izquierda “complementaria” del PSOE y por alcanzar acuerdos de gobernabilidad con ese partido a escala autonómica y estatal.

2. En lo que se refiere a los resultados obtenidos por la candidatura de Marga Sanz, a pesar del esfuerzo realizado y de su disposición a recoger propuestas de otros sectores que apoyaban su candidatura, su perfil público ha estado condicionado por haber sido promovida fundamentalmente por la dirección del PCE y, en particular, por la de la federación andaluza. El bajísimo porcentaje de votantes en esta Comunidad ha venido además a desvelar, junto con la escasa participación alcanzada, que los censos no reflejaban desde hace tiempo la realidad de la afiliación.

3. En este nuevo escenario es muy probable que la actual dirección de IU, reforzada por el éxito obtenido, reafirme y profundice su discurso y su apuesta por una “refundación” que se aleje abiertamente de un proyecto de izquierda autónoma, anticapitalista y alternativa. Tampoco cabe esperar que la dirección del PCE, debido tanto a su pasado como a sus contradicciones internas y a su falta de credibilidad, contribuya a ofrecer una alternativa frente al rumbo actual. Corresponde a los sectores críticos de izquierda no identificados con ninguno de ambos proyectos tratar de ofrecer en los próximos meses un marco de reagrupamiento que permita evitar la desmoralización que estos resultados puedan provocar en muchos compañeros y compañeras. Para ello consideramos que la tarea prioritaria debería centrarse en la creación de foros y plataformas de reflexión y debate a partir de marzo en las distintas Comunidades Autónomas y a escala estatal que estén también abiertos a muchos activistas de izquierda y de los movimientos sociales que ya no se reconocen en IU y que siguen apostando por una izquierda anticapitalista y alternativa: será en esos espacios de encuentro, estrechamente asociados a la participación en las campañas y actividades ligadas a la movilización social, donde estamos convencidos que podremos ir sentando las bases de otra izquierda necesaria y que habrá que ir haciendo posible.

&nbsp
16 de noviembre de 2007&nbsp