Ante la pervivencia de la simbologia franquista, ante la pasividad y complicidad de politicos e instituciones

Todas las sociedades tienen su memoria, su imaginario colectivo. Unas veces está más copada por una versión oficial interesada que frivoliza los episodios trágicos, otras sin embargo esta memoria o versión oficial se adecua a los tiempos actuales para, no sin problemas, acercarse también a las voces críticas del pasado.

En nuestra sociedad, tras el franquismo se paso página sin más, como si nada de lo ocurrido duirante ese regimen hubiera pasado. Como si nuestra sociedad no hubiera sufrido un golpe militar contra el gobierno legítima y democráticamente elegido por la ciudadanía, como si no hubiera sufido una guerra durante tres años, ni decenas de miles de fusilamientos, ni una cruenta dictadura de más de cuarenta años…&nbsp

Tras sufrir toda una larga lista de penurias, a los familiares de los represaliados por el régimen franquista y a los propios represaliados se nos dijo que era necesario olvidar, que era mejor mirar para otro lado, que no convenía entonces abrir heridas. Ahora, setenta años después desde algunos sectores, se les dice que es tarde ya, que todo ha pasado, que no merece la pena abrir heridas. Es decir, en la Transición era pronto, ahora sin embargo es tarde. Es por eso que nosotras y nosotros, victimas del golpe de estado, de la represión y el régimen franquista, seguimos reivindicando que es el tiempo de las víctimas, de los olvidados por una historia oficial y parcial que relegó y sigue relegando al olvido nuestro sufrimiento.

Un hecho objetivo que refrenda todo esto que decimos es la permanencia en tantos espacios públicos de determinados elementos que hoy, más de setenta años después del golpe militar del 18 de Julio y más de treinta de vigencia del actual sistema político democrático, siguen ensalzando y glorificando con su presencia a aquel régimen fascista, a sus hechos y a sus personalidades.&nbsp &nbsp &nbsp

Muchos vizcaínos y vizcainas pagaron con su vida o con sufrimientos de toda laya (años de cárcel. exilio, destierro, incautaciones, expulsión del lugar de trabajo…) el hecho defender el régimen legitimo de la II República contra el que los militares golpistas se alzaron.&nbsp

Por todo ello la presencia de cualquier símbolo o elemento de otro tipo que con su permanencia siga alabando los valores y las personas que hicieron posible aquel regimen fascista supone un grave perjuicio contra la memoria de las víctimas de ese régimen y supone un grave ataque contra el más elemental sentido democrático aquí y ahora. Malamente podemos educar en valores basados en la democracia mientras que símbolos que representan justamente a un regimen que se construyó contra ella siguen presentes en nuestros espacios públicos y tambien en algun caso incluso espacios institucionales.&nbsp

Por ello desde AHAZTUAK 1936-1977 (Victimas del golpe de estado, de la represión y el régimen franquista) exigimos:

1.Que se realice un censo de los símbolos franquistas existentes en el territorio histórico de Bizkaia. Asimismo se insta a que se realice también un censo de las calles, edificios o elementos varios que en los pueblos vizcaínos sigan homenajeen a personas que se han significado por su protagonismo en ese periodo.

&nbsp 2.Que por la autoridad y representación que estas JJ.GG. tienen, estas instarán a que en el plazo máximo de tres meses a partir de la aprobación de la presente propuesta sea eliminado de cualquier espacio publico o institucional del territorio historico de Bizkaia todo aquel elemento que haga referencia a la dictadura franquista en cualquiera de sus manifestaciones o a cualquiera de sus promotores, inspiradores o personas que ejercieron algun tipo de poder durante la misma.

3.Aún no siendo los únicos elementos de símbologia franquista aún existente en nuestro territorio debemos señalar por su dolorosa presencia y persistencia varios de ellos para los que exigimos su irrenunciable e inmediata retirada:

-El escudo fascista que corona el edificio de Hacienda en la Plaza Moyúa.

-El escudo fascista colocado en la entrada del edificio central de Correos de Bilbao.

-El Paseo Rafael Sánchez Mazas, ideólogo y dirigente del partido fascistaFalange Española y ministro del Gobierno fascista entre 1939 y 1941. En el caso del Paseo a él dedicado proponemos la sustitución de su nombre por el de su hijo Rafael “Chicho” Sánchez Ferlosio, intelectual, compositor y cantautor de conocida y renombrada trayectoria democrática y antifascista ya fallecido, y al que debemos canciones como “Gallo negro, gallo rojo”, “Canción de soldados” o “A la huelga” entre otras.

-La calle Capitan Mendizábal de Santurtzi, por haber sido esta persona capitán de aviación perteneciente al ejercito golpista y que participó en diversas operaciones aereas contra el ejercito de II República y contra la población civil. En el caso de esta calle proponemos dedicarsela a Norma Mentxaka, vecina de Santurtzi asesinada el 9 de Julio de 1976 por disparos parapoliciales.

Como apuntabamos al comienzo de nuestro escrito para vergüenza de todos aquellos representantes políticos e instituciones que lo han permitido y lo siguen permitiendo no son sólo algunas calles y edificios públicos de diferentes pueblos vizcaínos y de toda Euskal Herria los que siguen ostentando diversos elementos de enaltecimiento del régimen franquista, sino que incluso en algunos espacios institucinales siguen manteniéndose dichos elementos.

Este es el caso de los ayuntamientos de Barakaldo y Plentzia, donde en sus respectivos salones de Plenos siguen estando presentes al dia de hoy los retratos pertenecientes a aquellos alcaldes no elegidos por la ciudadanía, esto es, la de aquellos que ejercieron su mandato bajo el regimen franquista entre los años 1936 y 1977. En el caso del Ayuntamiento de Barakaldo se da el caso de que en el retrato del primer alcalde impuesto por los franquistas, Jose Maria Llaneza Zabaleta, este ostenta el uniforme de gala del partido fascista al que pertenecia, esto es, de FE y de la JONS.

En el caso del Ayuntamiento de Plentzia este aún mantiene vigente la concesión de la Medalla de Oro de la villa a Jose Daniel Lacalle Larraga, militar y aviador golpista y Ministro del Aire franquista, veraneante habitual en la villa y que en el año 1978 arrancó la ikurriña que o­ndeaba en el balcón del Casino de esta localidad.

En el caso de estos dos Ayuntamientos exigimos por tanto la retirada de los retratos de los alcaldes franquistas de las dependencias municipales y en el caso de Plentzia la retirada a Jose Daniel Lacalle Larraga de la Medalla de Oro concedida en su dia.

Ante la continuada pasividad cuando no negativa publica y consciente de las instituciones y responsables políticos a eliminar toda esta simbologia desde nuestra asociación pondremos a partir de esta fecha una dinamica de interpelación, movilización y recepción de apoyos para conseguir la retirada de la misma por ser su permanencia y la pasividad ante la misma algo que contradice en todo punto cualquier valor democrático, despreciando de forma consciente y ostentosa a todas las victimas de aquel régimen que aún hoy –como esta misma petición demuestra- seguimos demandando justicia.

AHAZTUAK 1936-1977

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS