Ante la operación de la Guardia Civil

30

Ante la operación llevada a cabo por la Guardia Civil, hoy, en Euskal Herria y Madrid, el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión quiere expresar su solidaridad con los detenidos y exige su inmediata puesta en libertad.

Ha pasado un mes desde que dos guardias civiles bajo los efectos del alcohol entraron en el bar Koxka a provocar y a amenazar a los clientes. La actitud de los guardias civiles originó una reyerta, y lo que desde entonces hemos presenciado ha sido la constante criminalización mediática del pueblo de Altsasu y su ocupación militar, sin olvidarnos de las detenciones practicadas por la Policía Foral, así como las citaciones e imputaciones llevadas a cabo por el juzgado de Iruñea, que ahora pasa el testigo a la Audiencia Nacional española. Tampoco nos olvidamos de la construcción propagandística de los cimientos para posibilitar un ataque contra Ospa Mugimendua.

En relación con este caso de Altsasu, hemos podido ver un calco de la estrategia represiva que, a mayor escala, han llevado a cabo los estados contra Euskal Herria: han cogido una reivindicación que es legítima y justa, la han criminalizado, se han inventado un ataque, han impulsado la colaboración entre policías, jueces y medios de comunicación y han ejecutado el ataque contra militantes y organizaciones.

Esta operación deja al descubierto que mientras el Pueblo perdure vivo y consciente, la represión se mantendrá, porque la represión no comienza al tiempo que la resistencia de los Pueblos, sino desde el momento en el que estos son ocupados.

Por ello, y siendo Euskal Herria un pueblo ocupado, debemos saber que los ocupantes no se marcharán hasta que nosotros y nosotras les echemos. Sigue siendo tiempo de lucha. Estemos preparados para el reto que tenemos delante. ¡Organización y lucha!

 

En Euskal Herria, a 14 de noviembre de 2016.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.