Ante la nefasta gestión contra los Incendios Forestales por parte del Ministerio de Medio Ambiente

Publicidad

Base BRIF de Daroca, 10 de agosto de 2016.
Desde la sección sindical de CGT en la base BRIF de Daroca, quisiéramos hacer público los siguientes aspectos:
En primer lugar, nos vemos obligados a criticar la que consideramos, es una nefasta gestión por parte del Ministerio de Medio Ambiente, al cual estamos supeditados. Dicho Ministerio es el encargado de gestionar los medios de los que dispone para luchar contra los Incendios Forestales con la mayor eficacia posible. Dicho esto, no somos capaces de entender cómo tras el catastrófico incendio de 2007 en la isla de Tenerife, incendio al que se desplazó esta misma base de Daroca desde la península al archipiélago, no existe un protocolo actualizado para ayudar cuando la situación lo requiere, como en el incendio de La Palma.
Consideramos que esto se debe a un total desinterés por salvaguardar el patrimonio natural en favor de políticas populistas y de fotografía.
Un magnífico ejemplo de lo que acabamos de expresar, fueron las palabras de Begoña Nieto, ex directora de la empresa pública Tragsa (aquella que nos gestiona) y actual Directora General de Desarrollo Rural y Política Forestal, que afirmó que los 18 hidroaviones eran más que suficiente para apoyar a las Comunidades Autónomas en su lucha
contra los Incendios Forestales.
Un ejemplo más del menosprecio que sufrimos los trabajadores del sector día a día y campaña a campaña.
Estas situaciones de constante menosprecio y falta de gestión nos suponen una gran frustración a los Bomberos Forestales. ¿Por qué? Porque detestamos que se queme el monte, que no se cuente con nosotros cuando nuestro trabajo es apagar incendios forestales y nos dedicamos a entrenar y prepararnos tanto física como mentalmente para combatir el fuego en las condiciones más adversas. Y, sin embargo, teniendo disponibilidad nacional, no nos
desplazan a zonas en las que el fuego está fuera de su capacidad de extinción utilizando como excusa que debemos quedarnos a vigilar nuestro área más cercana “por si acaso”.
En definitiva, queremos que se cuente con nosotros, ya que somos un servicio ya pagado y que se nos desplace a tantos incendios como sea necesario ya que estamos preparados para ello, además somos un medio estatal y helitransportado.
Cabe decir que no es solo el Ministerio de Medio Ambiente el único que nos menosprecia y frustra en nuestro día a día, sino que las diferencias entre comunidades autónomas a la hora de ejercer nuestro trabajo cuando éste se solicita también es abismal.
Mientras en la Comunidad Valenciana te reciben con los brazos abiertos, el avituallamiento es extraordinario (buenos bocatas, fruta y agua fresca en abundancia) y los espacios que se habilitan para el descanso son los adecuados, en otras comunidades esto no es así.
En Aragón, comunidad Autónoma donde se sitúa la base BRIF de Daroca, donde desempeñamos nuestro trabajo no sólo los meses de verano en campaña de extinción de incendios forestales, sino también en invierno en la campaña de prevención y, donde vivimos, se nos trata fatal en los grandes incendios.
Servirá como ejemplo lo sucedido en el incendio de Atarés (junto a Jaca) el pasado domingo 7 de Agosto de 2016, incendio al que se desplazó un turno de la BRIF de Daroca que permaneció trabajando hasta la 01:30 de la madrugada. Alcanzado el final de nuestra jornada, se nos comunicó que no íbamos a ser alojados en algún lugar de la zona para descansar y reincorporarnos al trabajo al día siguiente, sino que se nos enviaba de vuelta a base en un
micro bus en el que muchos de los integrantes no podían ni siquiera sentarse de manera correcta debido al escaso tamaño y espacio de los asientos. Llegábamos a la base de Daroca a las 05:00 de la madrugada. Para colmo, nuestros helicópteros permanecieron en el contorno del incendio y la brigada de Daroca en turno de mañanas el lunes 8 de Agosto de 2016 tuvo que desplazarse en coche hasta el incendio para realizar tareas de remate y liquidación,
teniendo que volver parte de la brigada en los helicópteros y la otra parte en los coches que trajeron por la mañana con el peligro que eso conlleva si el día del incendio ha sido duro, como casi siempre es costumbre.
Por todo lo previamente dicho, no entendemos el sinsentido que nos rodea y en el que estamos obligados a trabajar.
Por último, recordar que seguimos trabajando y luchando contra los incendios forestales sin que se nos haya reconocido la categoría profesional de Bomberos Forestales, una segunda actividad y coeficientes reductores acordes a las labores que desempeñamos y unas condiciones de trabajo dignas.
Atentamente,
Sección Sindical de la CGT en la base BRIF de Daroca.
BRIF EN LUCHA
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More