Ante la grave situación en las residencias de gente mayor

ANTE LA GRAVE SITUACIÓN EN LAS RESIDENCIAS DE GENTE MAYOR: EXIGIMOS AL CONSELLER DE TREBALL AFERS SOCIALS I FAMILIES, CHAKIR EL HOMRANI UN CAMBIO REAL, HACIA UNA GESTIÓN PÚBLICA DIRECTA O QUE DIMITA

Las trabajadoras de las residencias públicas de gestión privada llevan días proponiendo medidas, enviando protocolos a las compañeras y denunciando a algunas empresas que gestionan los centros ante la inspección.
La Generalitat actúa de manera negligente.

La situación en las residencias comienza a ser preocupante, a la falta de EPIS se suma que las empresas no han puesto en marcha las medidas obligatorias decretadas con carácter urgente por el Gobierno de España hace mas de una semana.

Se denota una falta de preparación en los cargos que en momentos como este se hacen mas evidentes. El govern pone en riesgo la vida de miles de usuarios, profesionales y sus familias que cuidan a las personas más frágiles. Las trabajadoras se sienten desamparadas y desprotegidas.

La Generalitat no vigilaba antes de la crisis del COVID-19 a las empresas gestoras para que cumplieran las ofertas presentadas en los pliegos de condiciones, como por ejemplo la obligatoriedad de disponer de una bolsa de trabajo. Se excluyó a empresas por no haber explicado bien la bolsa de trabajo en los concursos para la gestión de residencias y las trabajadoras hace meses denuncian a las empresas ante la Generalitat e inspección porque no se estaba aplicando sin que hayan recibido una respuesta. Ahora la Generalitat ha tenido que crear una bolsa de trabajo.

Las empresas basan su beneficio en incumplir los pliegos y empeorar las condiciones de los profesionales (algunos casos han visto reducidos sus salarios) al retirar mejoras salariales y condiciones superiores que venían disfrutando hace años por encima de convenio estatal. Un convenio que algunas comunidades y provincias de España no aplican por disponer de convenios propios que lo mejoran al ser de mínimos, y ahora con el aumento de la oferta en sanidad pone más difícil encontrar profesionales para las residencias con condiciones precarias. Hace semanas que las profesionales de las residencias piden que se destine tiempo dentro de la jornada para la higiene y todavía hay empresas que no lavan el uniforme ni entregan EPIs apropiados. La conselleria y la Inspección no ha respondido a las denuncias de los sindicatos en unos centros con tanta población de riesgo. También propusieron disponer únicamente del personal de día festivo para disponer de un retén pero las empresas siguen obligando a acudir a todo el personal a pesar que el gobierno ha prohibido las actividades en zonas comunes.

Otra medida propuesta era hacer pruebas y crear unidades especificas pero algunos centros. No han hecho ni la clasificación que ordenó el ministerio. Ahora exigen también que protejan especialmente a las trabajadoras con problemas de salud que no son pocas después de años trabajando en condiciones lamentables.

Ante este difícil panorama exigimos la dimisión del conseller y de todos las personas de su staff. En su lugar deben nombrar a expertos y empleados públicos que accedieron a sus puestos en condiciones de igualdad, mérito y capacidad para planificar una gestión pública directa, que no permita volver a escuchar de las empresas privadas decir que no es necesario dar EPIs porque no hay síntomas claros.

los movimientos sociales conseguimos parar la aprobación de la Ley Aragonés por el Govern de la Generalitat, que privatizaba aún mas los servicios públicos. Ahora es más necesario que nunca expulsar a empresas privadas que buscan lucrarse de la gestión de los centros residenciales. La administración no puede delegar la responsabilidad de dar una atención digna a nuestros mayores, debe coordinarse la planificación con trabajadores y usuarios.

Co.bas Catalunya

30/3/2020

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS